La información económica de los líderes

Entrevista a Ángela Pérez, directora ejecutiva de Imegen

“Confío en que Imegen liderará el sector del diagnóstico genético en Europa”

Archivado en: 

Con tan solo 24 años, Ángela Pérez, recién licenciada en ciencias biológicas por la Universitat de València, fundó en 1998 la primera empresa de diagnóstico genético en España. Actualmente está involucrada en hasta ocho iniciativas empresariales, entre las que destaca Imegen, uno de los líderes europeos como laboratorio de genética y genómica.

Esta empresa valenciana, de la que Ángela Pérez es directora ejecutiva, ofrece servicios y productos de diagnóstico genético en el sector biomédico, evaluando enfermedades raras o determinando el mejor tratamiento de quimioterapia para pacientes oncológicos. Además, ofrece productos en el sector agroalimentario determinando si los alimentos son transgénicos, contienen alérgenos o bien si hay especies animales contaminando los alimentos.

Imegen, cuya sede está en el Parc Científic de la Universitat de València, opera principalmente en España pero empieza a tener un importante mercado en Europa y en países de Latino América. Actualmente factura 7,5 millones de euros y el 36% de sus ventas proceden de los mercados citados.

-¿Cuál ha sido el recorrido de la empresa? ¿Ha sido difícil?

Extraordinariamente difícil me aventuraría a decir. Hace 20 años el emprendedurismo y los sitios dónde acudir para asesorarte y compartir experiencia o contactos eran escasos. Nosotros teníamos un marcado perfil científico sin conocimientos específicos o experiencia empresarial. Al final lo que nos ha llevado hasta aquí es el tesón, nuestro espíritu de trabajo y la capacidad para levantarnos tras cada caída.

-La primera empresa que fundó acabó en manos de Vicente Saus, presidente de Eresa. ¿Qué supuso está experiencia para usted?

Mi primera empresa constituyó la oportunidad para aprender de los errores. Fueron 12 años llenos de ilusión y motivación pero no supimos rodearnos de los socios adecuados y cometimos algunos errores empresariales graves, fruto de nuestra inexperiencia en el mundo de los negocios. Ahora, con una perspectiva de 20 años desde la fundación de mi primera empresa, veo aquella fase como un entrenamiento necesario para hacer las cosas bien. Por este motivo considero que es importante no penalizar las segundas oportunidades. Fundar Imegen que es mi segundo proyecto empresarial, me costo un 10% del esfuerzo que me costó fundar la primera.

-Actualmente Imegen pertenece en un 85% a grupos inversores. ¿Cómo es gestionar su empresa con la participación de los grupos de inversión?

Para mi es una experiencia muy positiva. Sé que algunos emprendedores tienen problemas de adaptación en esta fase de crecimiento de sus empresas pero para mí está siendo una etapa de aprendizaje del más alto nivel. Estoy encantada de contar con socios profesionales que están a disposición del equipo gestor para ayudar en cualquier aspecto que la empresa necesite.

Así mismo, estoy convencida de que Imegen ha ganado mucho valor por el hecho de tener a Qualytas Growth en su accionariado y que gracias a su experiencia podremos seguir creciendo exponencialmente con el objetivo de liderar el sector en Europa.

-¿Cuáles son las perspectivas de futuro?

Confío y apuesto por que Imegen liderará el sector del diagnóstico genético en Europa. Desde hace un par de años estamos centrando nuestros esfuerzos en crecer y adquirir un mayor tamaño que nos permita alcanzar mejores economías de escala. Estamos muy ilusionados con este nuevo reto y esperamos convertirnos en una de las principales empresas de referencias del sector.

-¿Cuál es el futuro de la genética?

A la genética le espera un desarrollo enorme en los próximos años. Estamos solo al principio de la utilización de una potente tecnología con fines clínicos. La tecnología en este campo avanza a una velocidad enorme y esto genera oportunidades empresariales. Lo único que me preocupa a veces es que debemos ser conscientes de que podemos acceder a una información muy sensible de cada uno de nosotros y que hacerlo o no debe tener una buena causa.

Estoy encantada y trabajamos para conseguir que se democraticen las prueba genéticas pero me preocupa que se banalice la información y el uso que se da a algo tan extraordinariamente íntimo y sensible. En los últimos años se ha generado mucho ruido de fondo por parte de empresas que ofrecen pruebas genéticas sin respaldo científico, sin un uso clínico y en muchos casos, incumpliendo la legislación vigente en España.

-¿Por qué es importante la innovación? ¿Cree que hay reticencias en adoptar nuevas tecnologías?

En Imegen todo es innovación y por tanto me cuesta mucho pensar que una empresa no innove en sus productos o procesos. Además, soy una firme convencida de que no es algo elegible. Aquellos empresarios que más se resistan en incorporar la innovación a sus empresas serán los que mas se arriesguen a perder sus ventajas competitivas frente a las empresas de su sector.

-¿Cómo percibe el panorama emprendedor en València?

Es un momento muy interesante, quizá en un punto de inflexión a partir del cual tenemos que trabajar muy duro para colocarnos en el mapa europeo y poner en valor lo que tenemos en València. Creo que en el último año hemos conseguido aglutinar a todo el ecosistema y debemos aprovecharlo.

-¿Qué espera de su colaboración con la Asociación Valenciana de Startups?

Compartir mi experiencia. Ayudar a otros emprendedores a que su periplo para fundar una startup o convertirla lo antes posible en una scaleup sea un poquito más fácil. Espero poder aportar mi experiencia, mis contactos o mi conocimiento. En definitiva aportar mi granito de arena a esta misión cuyo objetivo es generar empleos de calidad y atraer talento e inversión.

-¿Qué me puede decir del hub tecnológico de La Marina?

La Marina ofrece un espacio singular magnífico para establecer un cinturón tecnológico y de emprendimiento al estilo de lo que ha ocurrido en otras ciudades costeras como Barcelona. Desde la Asociación Valencia de Startups sabemos la importancia de atraer talento e inversión a nuestra ciudad y a nuestros proyectos y pensamos que disponer de un enclave en la Marina ayudaría a concentrar el ecosistema en un mismo espacio físico con claras oportunidades para todos.

En los próximos meses seguiremos trabajando en este objetivo así como en el resto del plan de acción que presentamos hace unas semanas en el Palacio de Congresos.

-Ya por último, preguntarle por el panorama innovador en el contexto de la Universitat de València. ¿Se fomenta el emprendimiento?

Hay mucho trabajo que hacer todavía. Se ponen en marcha algunas iniciativas, pero la cultura del emprendimiento hay que empezar a trasladarla desde etapas educativas anteriores. La UV tienen ejemplos de spin-offs de éxito que deberían ponerse más en valor y compartir la experiencia de estos emprendedores con los estudiantes, por ejemplo.

Suscríbete a nuestra newsletter