La información económica de los líderes

Cuando se cumple el primer trimestre del acuerdo

El Consell aumentará la inversión para el Plan de Seguridad Industrial en 2019

Las acciones de difusión han evidenciado la necesidad de aplicar un control más garantista en las instalaciones para los ciudadanos

Empar Martínez y Luis Rodríguez, hablan sobre la seguridad industrial

La confusión entre seguridad en la industria y la industrial ha dejado siempre la puerta abierta al intrusismo y sobre todo, a un ineficaz control de algunas instalaciones. La respuesta a ese vacío se quiso cubrir en septiembre con la puesta en marcha del Plan de Acción de Promoción.

El “éxito” alcanzado en esta primera campaña, ha decidido al Consell ha incrementar “el presupuesto para que en 2019 se puedan superar los objetivos del Plan de Acción”, afirma la directora general de Industria Empar Martínez.

Una decisión aplaudida y demandada por las federaciones empresariales y los colegios profesionales. Todos coinciden en señalar que estamos ante un buen punto de partida para, por un lado, concienciar de la seguridad a los propios usuarios y por otra, articular un sistema ágil de certificación y garantista.

La directora general de Industria lleva de “gira” desde que el conseller Rafa Climent presentara el Plan, pues una de las primeras premisas es la difusión. “La campaña de promoción de la seguridad industrial se dirige no solo a empresas, sino que también persigue la concienciación de la ciudadanía”.

La cocina donde se han gestionado las propuestas ha sido el Consejo Valenciana de Coordinación de la Seguridad Industrial. En él, están la CEV, que engloba a las principales asociaciones empresariales y sectoriales (Femeval y Fempa) de esta Comunitat, los colegios profesionales de Ingeniería Industrial e Ingeniería Técnica Industrial y las organizaciones sindicales más representativas (CCOO y UGT).

Como líneas prioritarias, hemos establecido la lucha contra el intrusismo profesional, la información a la ciudadanía y la formación de los agentes implicados”, apunta Empar Martínez. En el 2018, la Generalitat destinó 400.000 euros en acciones del Plan como “los diagnósticos de instalaciones, gratuitos para los titulares, a fin de que puedan conocer el nivel de seguridad de sus instalaciones y de las posibilidades, en su caso, de incrementar su nivel de calidad”, explica la directora general de Industria.

instaladores-seguridad-industrial

Examen a futuros instaladores en Fempa.

El Consell ha buscado colaboración en otras entidades para abordar todos los frentes. “Siendo conscientes de los recursos disponibles para ello, la Policía autonómica, Guardia Civil y el Seprona colaboran activamente con esta función inspectora, complementando las actuaciones realizadas por los propios inspectores. A tal efecto, se han preparado guías y formularios para facilitar dicha colaboración”.

Como caso relevante, Empar Martínez recuerda la colaboración que la Policía Autonómica prestó en la provincia de Alicante en la lucha contra el intrusismo profesional en talleres de reparación de vehículos y gasolineras.

El papel de la administración

Las palabras de la directora general forman parte de un sentir común hacia el papel que debe jugar la Generalitat. Aunque es partícipe de las propuestas y ha asumido lo acordado, los agentes profesiones consideran que hay mucho trabajo por delante.

El secretario general de Fempa, Luis Rodríguez, tiene claro que en esta nueva vía de trabajo la administración debe ocupar un rol de liderazgo. “Corresponde a la Administración el liderazgo, la coordinación y el apoyo continuado a este tipo de Planes de Acción. También corresponde a la Administración dotar estos Planes de Acción con los medios necesarios para garantizar su éxito”.

En este sentido, Rodríguez defiende una necesaria mejora en la “comunicación y la información disponible y esto resulta inexcusable en un momento en que el signo de los tiempos acentúa la importancia de las nuevas tecnologías y su contribución para mejorar la eficacia e inmediatez del sistema”.

Tanto Fempa como Femeval son conscientes de que la seguridad industrial estaba entrando en un fase peligrosa, por cuanto no se aplican avances tecnológicos a los propios controles, algunos de los cuales llevan aparejados la implantación de sistemas más ágiles de control.

El presidente de Femeval Vicente Lafuente explica cómo esta federación propuso medidas bastante sencillas. “Dos de nuestras principales propuestas en el seno del Consell Valencià de Coordinació de la Seguretat Industrial fueron, como medida a corto plazo, la realización de un diagnóstico de seguridad industrial. Y a medio plazo, la creación de un verdadero y completo registro industrial valenciano que reúna toda la información, de manera fiable y en tiempo real, sobre establecimientos y sus instalaciones auxiliares asociadas, así como de la realización y resultado de sus mantenimientos e inspecciones reglamentarias”.

seguridad-industrial-aires-acondicionados

Instalaciones que aires acondicionados que deben revisarse por seguridad industrial.

De partida, no existe un censo de establecimientos e instalaciones, ya que el registro industrial integrado es incompleto y carente en gran medida de información necesaria y útil. Esto imposibilita conocer cuántos establecimientos e instalaciones sometidas a reglamentación industrial existen en la Comunitat Valenciana, según se apunta desde Femeval. Además, se carece de un registro de accidentes en materia de seguridad industrial por lo que no existen estadísticas reales.

Pocos inspectores en un ámbito tan vasto

En la interlocución entre la Conselleria y el sector, hay otro colectivo, actor principal en la seguridad: los inspectores. La propia directora general de Industria reconoce que “es fundamental la vigilancia de las instalaciones sometidas a requisitos de seguridad industrial”.

Esta voluntad choca con la realidad de toparse con una plantilla escasa y envejecida, donde ha habido poca reposición. Además está la liberalización del sector. Tal y como se apuntó en el informe publicado ayer por Economía 3, el problema de intrusismo se intenta combatir con certificaciones. “Las inspecciones realizadas por los organismos de control no son un impuesto revolucionario, ni un mero papel como se suele ver a los certificados emitidos por éstos; sino que detrás hay un equipo técnico muy cualificado, que precisa de acreditaciones por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC)”, apunta José Luis de la Rosa de Aseival.

Enfoque abierto

Es precisamente esta asociación la que ofrece un planteamiento muy abierto. De la Rosa subraya que “cuanta más formación e información dispongamos, más exigentes seremos, y mejor sabremos valorar la importancia de la seguridad Industrial. Es más, la seguridad industrial debería estar presente en los programas educativos, igual que se está haciendo con la seguridad vial”.

Para el presidente de Aseival, las “medidas meramente coercitivas hacia los titulares de las instalaciones no han contribuido a una mejora de ésta; por tanto, considero que es un acierto el enfoque de este Plan de promoción. Evidentemente se alcanzará un mayor grado de cumplimiento si hay más sensibilización en esta materia.

Suscríbete a nuestra newsletter