C. Amoraga: “La sociedad ha cambiado la pregunta de qué va a pasar por qué puedo hacer”

Archivado en: 

El antiguo Monasterio de San Miguel de los Reyes forma parte de la ciudad de València. Pero hay algo, quizá su entorno, que produce que muchos lo situemos mentalmente fuera del área urbana. En la actualidad es sede de la Biblioteca Valenciana, de la Academia Valenciana de la Lengua, y de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas. Al entrar en su enorme patio, la piel experimenta un cambio de clima; puede que sea cosa del silencio que lo habita; o puede, de nuevo, que sea debido de su entorno. Escuchando nuestros pasos y los ecos de nuestras voces, llegamos hasta el despacho de la directora general de Cultura y Patrimonio, la escritora Carmen Amoraga.

– Llama la atención que una persona tan consolidada en el mundo de la literatura esté metida en política. En mi opinión deben ser dos áreas de la mente muy distintas, ¿cómo combina eso?

– Empecé en política mucho antes de llegar a la Dirección General. Fui concejal de Picanya desde 2007, y coincidió que ese año fui finalista del Premio Nadal. Mi vinculación con la política viene de antes, son dos disciplinas independientes y las dos tienen que ver con mi personalidad. Hay quien siente la necesidad de intentar contribuir a una mejora en la sociedad en la que vive. Pero claro, una no puede cambiar las cosas por sí sola, hay que entrar a formar parte de todo un engranaje. De todas formas, no sé si la literatura y la política son comparables, pero sí son parecidas. Sé que siempre voy a ser escritora, pero no voy a ser siempre alto cargo de la política.


Conoce todo el contenido:

Suscríbete a nuestra newsletter