La información económica de los líderes

El equilibrio entre la vida personal y la profesional

Logo firma
 / 
Director regional Levante y sur de España
Randstad
Archivado en: 

¿Qué factores hacen que un profesional se decante por una empresa u otra para desarrollar su carrera profesional? ¿Varía en función de la edad o nivel de formación del profesional? ¿La situación económica afecta a las prioridades de los profesionales? A todas estas preguntas damos respuesta con el informe Randstad Employer Brand Research, que cuenta con más de 160.000 encuestas en 26 países, 7.000 de ellas en España.

A la hora de analizar las prioridades de los trabajadores, debemos tener en cuenta factores externos que influyen en las preocupaciones y motivaciones. De esta manera, referencias como la situación económica del país o la estabilidad política y financiera influyen en los factores que los profesionales tienen en cuenta a la hora de elegir una u otra empresa para desarrollar su actividad.

En este sentido, los resultados del informe de 2018 nos confirman que el equilibrio entre vida personal y laboral es cada vez más importante para los profesionales, ya que este factor se mantiene como el segundo más importante a la hora de elegir una empresa en la que trabajar, solo superado por el salario, que se ha estabilizado en los últimos años.

Al analizar la evolución de los últimos nueve años, detectamos algunas tendencias que reflejan la situación que ha atravesado el mercado laboral nacional. En los años de crisis económica más profunda en España y Europa, los profesionales otorgaban importancia al salario, pero también a otros factores que estaban relacionados con la seguridad laboral a largo plazo, confianza en mantener su puesto de trabajo o solvencia económica de la compañía, entre otros.

Sin embargo, a medida que la economía mejoraba, aparecían nuevas demandas de los profesionales, como la conciliación, la flexibilidad horaria o el teletrabajo. Actualmente, tras el salario, determinante para el 63 % de los profesionales, y la conciliación (55 %), se sitúan un buen ambiente de trabajo (50 %), seguridad laboral (48 %) y flexibilidad (41 %).

En esta nueva edición, al igual que en la anterior, detectamos que los profesionales otorgan más importancia a factores ‘soft’, como conciliación entre vida laboral y personal, buen ambiente de trabajo y flexibilidad laboral, que a factores vinculados a la seguridad laboral.

Es decir, actualmente, los empleados buscan aspectos que mejoren la calidad de sus puestos de trabajo, en lugar de buscar estabilidad. Estos resultados reflejan cómo la reactivación económica y el descenso de la tasa de desempleo han hecho que la confianza de los trabajadores en el mercado laboral aumente.

Desajuste entre trabajadores y empresas
Una de las conclusiones que se desprende del informe Employer Brand Research es el desajuste que existe entre lo que buscan los trabajadores y lo que ofrecen las compañías. En España, los ocupados valoran el salario, la conciliación y un buen ambiente de trabajo. Mientras que esos atributos se encuentran en la 6ª, 7ª y 8ª posición de lo que ofrecen las empresas. Los atributos que se asocian a las compañías asentadas en nuestro país son salud financiera, uso de las últimas tecnologías y buena reputación empresarial.

Es imprescindible que, con la reactivación del mercado de trabajo, las empresas tengan en cuenta cuáles son las razones que hacen que un profesional elija una compañía u otra para desarrollar su carrera, y qué atributos asocian a la organización, ya que de ello dependerá que cuenten con los empleados adecuados o no. Uno de los objetivos de los departamentos de recursos humanos es atraer y fidelizar a los mejores profesionales.

Otro aspecto que analizamos desde Randstad son las motivaciones en función del nivel educativo de los profesionales. En este sentido, si bien el salario es el factor más importante en todos los grupos de segmentación, se detectan diferencias según el nivel de formación de los ocupados.

Los profesionales con mayor nivel formativo demandan mayor flexibilidad para desarrollar su carrera laboral en una empresa, ya que así lo afirma el 43 % de aquellos que disponen de estudios superiores, mientras que esta cifra desciende hasta el 38 % para aquellos que han cursado educación secundaria y primaria. En el lado contrario, se sitúan aquellos con educación básica, que priorizan las oportunidades de progresión profesional (38 %).

Con todos estos elementos debemos conformar un perfil de empresa atractiva que sea capaz de atraer y fidelizar a los mejores trabajadores, aquellos que pueden suponer una ventaja competitiva determinante respecto a empresas de la competencia.

Las compañías ya no compiten por perfiles especializados con otras organizaciones de su entorno -físico o sectorial-, sino que la competencia por el talento se ha trasladado a un tablero de ámbito internacional. A medida que se difuminan las fronteras, se incrementa la competencia por contratar a profesionales clave en los puestos de trabajo. ¿Qué puede ofrecerles tu empresa que no le ofrezca otra?

Suscríbete a nuestra newsletter