Primera jornada organizada por la asociación del sector

Alicante espera recibir 117.000 cruceristas en 2018

Con un impacto directo de 700 puestos de trabajo en la ciudad por cada día de crucero, el objetivo es pasar de los 52 embarcaciones al año al centenar

Las primeras jornadas de cruceros han dejado sensación de optimismo en los profesionales del sector. El alcalde de Alicante Gabriel Echávarri ha inaugurado el evento dando unos datos positivos. La ciudad registró alrededor de los 100.000 cruceristas durante el pasado año, son “datos positivos que se incrementarán en 2018 con la previsión del atraque de 52 barcos con una capacidad total de 117.000 plazas”, ha apuntado el alcalde.

Para Echávarri, “si analizamos las cifras vemos que el turismo de cruceros representa uno de los segmentos del mercado turístico internacional que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos años, como lo demuestra los propios datos que se dan en el Puerto de Alicante“. Según el consistorio, Alicante se está posicionando como destino y es una oportunidad que no ha dejado de crecer en los últimos dos años y medio. Entre los datos que se dieron, ha estado el impacto directo que representan estas embarcaciones y que se cifra en la creación de 700 empleos directos.

En la jornada que se ha celebrado bajo lema “Oportunidad del Turismo de Cruceros en Alicante y Provincia”, el primer edil ha destacado que “el turismo de cruceros en la ciudad no ha dejado de crecer en los dos últimos años y medio, y es una oportunidad económica para todos los actores implicados en nuestro desarrollo turístico“.

El director de Cruise Operations, Terminal de Cruceros de Alicante y presidente de la APTC, Francesco Balbi, también ha indicado valores de lo que representa este tipo de turismo. Balbi ha señalado que, este año, 27 millones de personas viajarán por todo el mundo en cruceros, de los que 4.3 millones lo harán por el Mediterráneo. El director ha afirmado que el mercado español tiene mucho margen de crecimiento y que si Alicante llega a los 100 cruceros al año, el impacto económico en la ciudad y provincia superarían los 30 millones de euros.

Horarios flexibles para atender cruceristas

Por otra parte, el alcalde ha querido poner el acento en este sector y ha definido como “imprescindible potenciar el destino de Alicante y su provincia y para ello es imprescindible fijar una estrategia de Puerto-destino”. También ha insistido en la fidelización. “Es necesario trabajar de forma eficaz para conseguir que las navieras y los visitantes se lleven una buena impresión de la ciudad y la provincia con el fin de que incluyan al Puerto de Alicante y al destino en sus rutas de escalas de cruceros”. Además, ha destacado la segmentación: “Estamos preparados para ofrecer aquellos recursos y servicios que reclaman este grupo de usuarios. Productos diferenciados pensados para esta clase de turistas. Hablamos de oferta cultural, gastronómica, de ocio y comercio, excursiones… Tenemos un potencial que debemos de aprovechar y explotar”.

La jornada ha contado con la presencia de la directora general de Turismo de la Generalitat Valenciana, Raquel Huete y el vicepresidente del Patronato de Turismo Costa Blanca, Eduardo Dolón. También se ha desarrollado una mesa redonda bajo el título “Retos y oportunidades de futuro de la actividad del turismo de cruceros para Alicante y provincia”. En esta mesa intervinieron la concejal socialista y responsable de Turismo, Eva Montesinos; el director del Patronato Provincial de Turismo Costa Blanca, José Francisco Mancebo; el jefe del Servicio de Promoción de la Agencia Valenciana de Turismo, Javier Solsona; el director nacional de CLIA España (Cruise Lines International Association), Alfredo Serrano; la directora Comercial del Puerto de Alicante, Mónica Bautista y Francesco Balbi.

La responsable del Patronato Muncipal de Turismo se ha referido al gran potencial de Alicante por su posición geográfica, con unas excelentes infraestructuras de transporte y portuarias, con sus playas maravillosas, su benigna climatología y con una oferta cultural, deportiva, de ocio, gastronómica, enológicas que es todo un privilegio.

Por su parte, Eduardo Dolón, ha calificado los actuales datos positivamente. “Tenemos unas cifras récord y una potencialidad de crecimiento muy importante. Por ello, si somos capaces de aunar esfuerzos y trabajar conjuntamente -sector empresarial e institucional- para desarrollar iniciativas en común, estoy convencido de que conseguiremos crear un producto competitivo y de primer nivel que se adapte perfectamente a las necesidades de cualquier crucerista”. “El principal reto es convertir Alicante en puerto base de cruceros y, para ello, el Patronato Costa Blanca pondrá a disposición de este ambicioso proyecto y de los miembros del sector toda la oferta turística que atesoran nuestros municipios”, ha señalado el diputado.

Durante el acto, impulsado por la Asociación Alicante por el Turismo de Cruceros, se han abordado aspectos de especial relevancia como el impacto económico de este tipo de turismo, las oportunidades de negocio que genera o los retos de futuro que se plantean en torno al mismo.

Suscríbete a nuestra newsletter