La información económica de los líderes

Josep Oliu asegura que el Banco de Sabadell elige Alicante por cuota y sine die

El principal motivo por el que el Banco de Sabadell ha elegido establecer su sede social en Alicante es porque esta provincia tiene “la cuota de mercado más alta” de todas las que tiene la entidad catalana, por encima de Asturias donde es la número uno y de Valencia. Con esta rotundidad se ha manifestado el presidente Josep Oliu para acabar diciendo que la decisión  “meditada” de fijar los consejos en las oficinas de la avenida Óscar Esplá “no tiene caducidad”.

En concreto, el Sabadelltiene la cuota de mercado más alta, aproximadamente un 20%” en Alicante y porque la Comunitat Valenciana es la segunda comunidad donde más personal tiene el banco -casi 2.500 personas-, incluyendo un importante volumen de plantilla, cifrada en alrededor de 1.400 personas, destinada a servicios corporativos. Junto a estos motivos, otros como la sede de Solvia – el brazo inmobiliario- y uno de sus data center.

La breve declaración que ha hecho el máximo responsable de la entidad financiera ha servido para confirmar lo que ayer ya se escribíamos en estas páginas: El Sabadell apostaba por Alicante y despejaba dudas respecto a la temporalidad de la decisión. La seguridad que ha querido trasladar Oliu tenían dos destinatarios: El President del Consell Ximo Puig que se encontraba a su lado y los agentes bursátiles que ha registrado una leve subida –alrededor de 1.70 euros- a mediodía y que se ha mantenido hasta las cinco de la tarde.

La imagen de Puig y Oliu juntos en la puerta del Sabadell repetía la imagen reciente del titular del gobierno valenciano con el presidente de CaixaBank en Valencia. Puig comía con los consejeros delegados con la intención de trasladar un mensaje de bienvenida, pero sobre todo, un mensaje de seguridad jurídica y estabilidad. “Va a ser extremadamente positivo para todos”, ha asegurado el President valenciano, porque “va a intensificar la relación con las empresas y con todos los ciudadanos”.

La escenografía

Las declaraciones de Oliu y Puig se hacía a media mañana, aprovechando una pausa del Consejo de Administración que abordaba como único punto del día la aprobación de la cuenta de resultados del tercer trimestre. Fuentes de la entidad, explicaban que es habitual que la jornada se alargue todo el día. La puesta en escena empezaba a primera hora de la mañana con la llegada de los consejeros en microbuses a las oficinas de Oscar Esplá, antaño sede de la CAM. En la última planta, se iban explicando las cuentas que mañana se presentan en Madrid tanto a la CNMV, como a los inversores como a los medios.

Algo más de control del habitual en la entrada, pero el edificio ha mantenido su funcionamiento habitual. El Sabadell no ocupa ni mucho menos el edificio, sino que lo comparte con la consultora Everis y la citada Solvia. La sala del Consejo tenía varias pantallas centrales y será a partir de ahora el espacio de reunión mensual del Consejo. Mañana con la presentación de las cuentas, quizás se puedan despejar las lógicas dudas como si ha habido o no fuga de depósitos como le ocurriera a CaixaBank o si la presidencia ejecutiva se fija en Madrid o Alicante.

Hasta la presentación de los datos, Banco Sabadell ha tenido un arranque de año positivo.  El consejero delegado, Jaime Guardiola, será el encargado de dar a conocer los nuevos números para saber si se han mejorado los resultados de junio, donde la entidad ganó 450,6 millones de euros hasta junio, un 10% más, y mejoró todos sus márgenes.

Suscríbete a nuestra newsletter