Grant Thornton: “Somos una gran firma internacional pero pegada al terreno local en nuestras relaciones con los clientes”

– ¿Tiene Grant Thornton atributos diferenciales en su práctica profesional?

José E. Contell. Además de la proximidad y acompañamiento al cliente, que ya se ha señalado, hay algo que pudiera parecer poco relevante, pero que este mercado aprecia: somos un despacho de una gran firma internacional, y muy pegado  al terreno local en sus relaciones con los clientes.

El día a día de lo local, de lo específicamente valenciano, nos interesa y motiva sobremanera y por eso nos conocen y reconocen los empresarios. Y esto se  refleja, por ejemplo, en el tipo de sectores donde estamos más implantados: agroalimentario, cerámico, sanitario o financiero, en el que, aunque las grandes entidades de origen local han desaparecido, aún quedan  en la Comunidad Valenciana otras operando como cooperativas de crédito, en las que estamos implantados.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Precisamente, por nuestra dilatada trayectoria en el ámbito local tenemos una gran experiencia en el trabajo con cooperativas, que en la Comunidad Valenciana tienen un peso relativo importante en el panorama empresarial y lo mismo cabría decir de las entidades no lucrativas, las ONG.

 

Andrés Gurrea. Y esa trayectoria de relación profesional con clientes de sectores con normativas específicas, como las cooperativas o las entidades no lucrativas, nos permite tener un alto grado de especialización al respecto, algo que no se improvisa fácilmente.

– ¿Qué importancia va a tener en la prestación de servicios profesionales, la transformación digital que vivimos?

Andrés  Gurrea. Va a cambiarlo todo. Cierto es que, en el mundo de los servicios profesionales, el profesional especialista es y seguirá siendo clave, pero la tecnología no lo es menos y cada vez tiene más importancia.

Pablo Azcona. Lo que dice Andrés es cierto: la tecnología pone al mundo a un clic y permite automatizar multitud de tareas, pero la relación directa con el cliente, escucharle para conocer en profundidad su problema y poder darle la mejor solución es algo que solo puede hacer el profesional y eso no creo que cambie.

Fernando Baroja. Podríamos resumir diciendo que la tecnología es la herramienta básica de nuestro trabajo, pero el que realmente aporta valor al cliente es el de los profesionales y eso es de aplicación a todas las líneas de actividad de la firma: Auditoría, Consultoría, Legal o Fiscal.

Nicho de especialización

– ¿Tiene la firma algún nicho de especialización concreto en la Comunidad Valenciana? ¿Cómo valora esto el mercado?

Germán Rodrigo. En Legal y Fiscal tenemos un nicho de especialización muy claro en Derecho Tributario Internacional, operaciones vinculadas y precios de trasferencia. Disponemos de equipos trabajando desde hace tiempo en esas áreas, lo que nos da una experiencia y conocimiento muy relevante.

En cuanto a la valoración por parte del mercado, cuanto menos “commodities” y más especializados sean los servicios prestados, mayor es el reconocimiento y la predisposición de los clientes para reconocer el valor añadido que se aporta. A mayor especialización del servicio prestado y mayor  relevancia del tema abordado, mayor reconocimiento por parte del cliente.

Pablo Azcona. A esto habría que añadir que forma parte del modelo de trabajo de nuestra firma estar al lado del cliente de principio a fin; escuchar mucho para identificar claramente el problema planteado, y máxima implicación y acompañamiento al cliente hasta resolver la cuestión planteada. Esto forma parte del ADN de la firma, sea cual sea el asunto planteado.

Andrés Gurrea. Del portfolio de servicios de la firma, el de auditoría es el que está más sujeto a los cambios de mercado y a la nueva legislación. Su práctica está totalmente reglamentada de principio a fin y, por tanto, el precio aquí sí es una variable clave. Especialmente en aquellos clientes que lo que quieren es únicamente el informe final, donde manifestamos la opinión.

¿Cuál es nuestro reto? Ir más allá de la simple opinión del auditor, aplicando esa implicación que caracteriza el trabajo de Grant Thornton. Cuando el cliente percibe esa diferencia en la forma de abordar su auditoría, normalmente es él quien nos pide que le ayudemos a mejorar en una u otra materia.

Los orígenes y las cifras

¿Cuándo y en qué circunstancias se estableció Grant Thornton en la Comunidad valenciana?

F. Baroja. Grant Thornton llegó a la Comunidad Valenciana en 1999 como Audihispana, mediante la absorción de la firma Uniaudit, que estaba presente aquí  porque en ella se había integrado el despacho de Vela&Marco Auditores. Ahí estábamos trabajando Andrés y yo.

Empezamos trabajando solo en el mundo de la auditoría y, en 2007, cuando se incorporó Germán y su equipo, empezamos a prestar servicios legales y tributarios. De los cinco socios que tiene la firma hoy en la Comunidad Valenciana, tres somos auditores (Andrés, José Enrique y yo), y dos (Germán y Pablo) están en las áreas Fiscal y Legal.

El abanico de servicios que presta la firma es muy amplio (consultoría de negocio, financial advisory, outsourcing, etc.), de forma que, cuando un cliente nos plantea cualquier necesidad tenemos los recursos necesarios para dar respuesta, aunque los equipos no siempre estén localizados físicamente en Valencia.

– En cifras, ¿cuál ha sido la evolución de la firma en la Comunidad Valenciana?

J.E. Contell. En 1999, cuando empezamos en Valencia, había un socio, que ya se ha jubilado y ahora somos cinco. En número de empleados, cuando empezó la firma serían 7-8 y ahora somos unos 70 entre Valencia y Castellón, donde también tenemos instalaciones abiertas dada nuestra presencia histórica con el sector cerámico. Y aunque en Alicante no tenemos por el momento oficina, eso no significa que no desarrollemos allí actividad profesional: aproximadamente un 20 % de clientes de esta oficina están radicados en la provincia de Alicante.

Además, Grant Thornton tiene sede abierta en Murcia y Yecla de forma que, parte de los clientes de Alicante, básicamente por comodidad para ellos, se llevan desde allí.

En términos de clientes y facturación, en España tenemos unos 3.500 clientes, que son atendidos por una plantilla de 900 personas y que aportan una facturación por  encima de los 70 millones de euros.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter