Castellón apuesta por el oleoturismo y la oleocosmética para revitalizar el sector aceitero

El aprovechamiento de la cultura de la industria del aceite para generar empleos y dinamizar la economía del medio rural es uno de los objetivos de la Diputación de Castellón, que imparte formación a los productores de aceite para sacar partido a las posibilidades comercial, turísticas y cosméticas de la industria oleícola.

El desarrollo de un nicho de negocio vinculado al oleoturismo o el empleo de aceite como materia prima para producción de cosméticos es uno de las opciones que propone la corporación provincial al futuro de un sector que agrupa a 10.000 productores en Castellón y que recogieron esta temporada 9.000 toneladas de aceitunas. Una labor promocional y divulgativa que se realizará a través del programa Castelló Ruta del Sabor.
El proyecto dará especial protagonismo a aspectos culturales vinculados a la promoción y difusión del patrimonio de esta actividad, como son las almazaras,la adecuación de los centros de producción o la potenciación de la oleocosètica.

El diputado responsable del programa Castelló Ruta del Sabor, Pablo Roig, considera que la institución asesorará a los productores de aceite provinciales en la puesta en valor del turismo oleícola, el desarrollo de técnicas de márketing y venta del producto, que contribuyan a revitalizar un secto clave en la economía provincial y que de la mano de las nuevas líneas de trabajo pueda combatir las altas tasas de envejecimiento.

Suscríbete a nuestra newsletter