La información económica de los líderes

Casa Caridad aumentó en un 11,5% la atención a personas necesitadas el pasado año

casa caridadCasa Caridad ha presentado su Memoria Anual de Actuación correspondiente al año 2016 en Valencia. Durante el pasado ejercicio la entidad benéfica aumentó sus atenciones a personas necesitadas en un 11,5%. Luís Miralles, presidente de Casa Caridad, ha trasladado su preocupación por el perfil de los colectivos que acude a la Fundación. A diferencia de años anteriores, 2016 ha sido un año marcado por el número de personas atendidas de entre 18 y 40 años, que ha alcanzado el 33%, y el porcentaje de menores, que se ha situado ya en el 20%. “Es peligroso encontrarnos con situaciones de exclusión heredada, donde los menores que fueron atendidos por Casa Caridad nos necesitan también en su juventud”, ha declarado Miralles. “Nos preocupa que esta situación se cronifique y los jóvenes de hoy sean los nuevo sin techo mañana”, ha añadido el presidente.

Llamada a empresas y autoridades
Desde Casa Caridad han hecho un llamamiento a las autoridades, a las que han pedido la construcción de viviendas sociales y el aumento de las subvenciones concedidas a entidades benéficas como la suya. Desde la directiva han recordado que tan sólo un 30% de su financiación procede de las arcas públicas. Además, desde Casa Caridad han lanzado la campaña “Empresas con Valor” porque “aunque Casa Caridad cuenta con el apoyo del pueblo valenciano y sus aportaciones, se necesita una mayor responsabilidad social corporativa por parte del colectivo empresarial”, ha anunciado Javier Carpi, tesorero de la Fundación.

Ayudas y taller de empleo
Durante la presentación de la memoria, el equipo directivo ha querido visibilizar dos iniciativas de las que dicen sentirse muy orgullosos. La primera es el fondo de ayudas económicas, destinadas a la cobertura de necesidades básicas como pueda ser la tramitación de papeles para inmigrantes, y al que tienen intención de dar continuidad. La segunda es el taller de empleo que se ha llevado a cabo desde la entidad, a través del cual se han formalizado 31 nuevos contratos desde 2016. “Teniendo en cuenta el perfil de la gente que recurre a nuestros servicios es un logro que hayamos reinsertado a más de 30 personas en los últimos años, y por ello seguiremos trabajando”, ha manifestado Carlos Martínez Colomer, vicepresidente de Casa Caridad.

Nuevo ciclo
El presidente de la fundación ha anunciado que “a partir de este año comienza un nuevo ciclo, en el que dejaremos atrás una década de necesidad”. Sin embargo, Miralles ha reconocido que todavía hoy hay muchas personas que requieren atención. “Todos los albergues de Casa Caridad están al 90%, todavía hay camas que pueden ocupar aquellos que nos necesiten”, ha informado Miralles, quién ha invitado a difundir su labor e informar de sus servicios a todo aquel que los necesite.

Suscríbete a nuestra newsletter