Puig y Urkullu se alían para defender la necesidad del Corredor cántabro-mediterráneo

El encuentro entre el presidente de la Generalitat y el lehendakari vasco ha servido para normalizar las relaciones entre ambos territorios autónomos. En este sentido, Puig ha señalado que“era absurdo e irracional que no hubiese una relación de normalidad institucional entre el Gobierno vasco y el valenciano”. El presidente de la Generalitat ha añadido que  la reunión también ha servido para “abrir un nuevo espacio de colaboración que va más allá de lo económico, y que tiene que ver con el desarrollo de la amistad entre el pueblo vasco y el pueblo valenciano a través de la cultura, el turismo y experiencias en la educación o cualquier ámbito social”.

Puig y Urkullu en el palacio de Ajuria Enea

Puig y Urkullu en el palacio de Ajuria Enea

Puig y Urkullu han compartido su reivindicación de que las competencias sobre los puertos recaígan en las comunidades autónomas. “No tiene ningún sentido que los puertos estén centralizados ni tampoco que exista un ente en Madrid que limite la competitividad y el desarrollo de los puertos”, ha agregado Puig, que ha recordado que el modelo se ha desarrollado con éxito en Alemania.

También ha reiterado la necesidad de desarrollar el corredor Cántabro-mediterráneo. “El País Vasco compra más a la Comunitat Valenciana que al Reino Unido y, a pesar de ello, las relaciones que existen entre nuestros territorios son bastante peores que con estos países”, ha criticado Puig, al tiempo que ha subrayado que la ausencia de esta vía de comunicación afecta negativamente a la economía de los dos territorios.

Ambos gobiernos autonómicos han manifestado su intención de colaborar para reclamar la activación de este eje ferroviario tanto ante el Gobierno central como ante la Unión Europea, al objeto de que los 13.500 millones de euros que costaría la infraestructura “se puedan ejecutar en los próximos años”.

En relación con la actualización del cupo vasco, el Puig ha defendido que haya “singularidad entre territorios, pero igualdad entre ciudadanos”, y ha asegurado que el verdadero problema reside en que el Gobierno central sigue sin resolver la insuficiencia de las comunidades autónomas del régimen común.

Asimismo, ha acusado al Gobierno de España de intentar enfrentar a las comunidades autónomas a través de sus problemas económicos y le ha instado a llevar a cabo la reforma del sistema de financiación autonómica a la que se comprometió en la Conferencia de Presidentes.

Suscríbete a nuestra newsletter