La información económica de los líderes

La revolución tecnológica en el empleo

2017-marzo-mesa-Mercado-laboral-grupo-Garcia-LLop-Tatay

¿Cómo está afectando al empleo la revolución tecnológica, la digitalización, la irrupción de las redes sociales, el internet de las cosas, el big data…?

Daniel Lorenzo (Randstadconstató que ya están viendo “una revolución en la forma de trabajar y en la de comunicarnos”. El 62 % de los trabajadores españoles considera que debe mejorar sus capacidades digitales, “un dato a seguir de cerca”, puntualizó. De todas formas, además de la tecnología, destacó la importancia del factor humano. En este sentido, –apuntó–, que “la revolución más fuerte, después de la industrial ha sido internet ya que nos está cambiando el modelo y la forma de trabajar, además de los sectores y el mercado. Del mismo modo, debemos saber cómo conseguir que la tecnología sea un valor añadido pero sin olvidarnos del factor humano”. En este sentido, el estudio de Randstad también refleja que el 84 % de los mayores de 45 años ven la automatización como un riesgo. Ante este dato, Lorenzo destacó que “cuánto más repetitivo sea el trabajo que realiza una persona más posibilidades hay de que se automatice y de que lo pueda perder. Con lo que el trabajo del futuro debe ser más enriquecedor, variado, creativo…”. En cuanto a sectores, la revolución tecnológica afecta a todos por igual. “La tecnología y la digitalización van a gran velocidad y el que no se suba a ese tren puede llegar a desaparecer”, razonó. En este sentido, Soriano añadió que las nuevas tecnologías son herramientas, por lo que la capacidad humana no se puede perder, al igual que el valor añadido que aportan las personas.

 [masinformacion post_ids=”102324,102892,102917″]

Soriano  (PageGrouptambién analizó otro factor como es la edad. “Cuanto mayor es una persona más resistente es al cambio tecnológico porque no lo ha vivido en primera persona como los jóvenes de hoy en día”.

Armando Rotea (Corvan vaticinó que la revolución tecnológica va a propiciar que “el nuevo catálogo de profesiones y perfiles laborales sea distinto al que tenemos”.

Para García Llop (Equipo Humano), “la industria es donde la revolución tecnológica tendrá un mayor impacto ya que provocará la desaparición de puestos de trabajo y será necesario reciclarse. Pero, por otro lado, esta se encuentra en un entorno globalizado y si no da ese salto de mejora de la productividad a través de procesos, tecnologías… dejará de ser competitiva”.

Ante esta cuestión, Tatay puntualizó que “la tecnología ha dejado de ser transversal a todos los sectores para convertirse en un sector en sí mismo que hace años no existía”. Además, no cree que vayan a desaparecer puestos de trabajo. “Aunque, –desveló–, el nivel de amenaza que tiene a futuro está ligado con el de capacitación profesional y las tareas que desarrolla dicho empleado. Con lo que hay que evitar estar en esa franja de poca cualificación y tareas básicas y repetitivas”.  

Suscríbete a nuestra newsletter