La figura del Becario

Becario: ¿Qué es y qué ventajas tiene esta figura para la empresa?

Para quienes están a cargo de una empresa, preguntarse qué tipo de empleado les sería más conveniente tener bajo su supervisión, tiende a ser algo común. Por supuesto, esta es una respuesta que puede variar según cada caso. No obstante, una de las respuestas más destacadas en cuanto a esto, es: un becario. Si no lo tienes muy claro, respecto a la figura de este tipo de empleado, no te preocupes, aquí te explicaremos todo lo que necesitas saber y las ventajas que puede suponer su contratación.

¿Qué es un becario?

Se le conoce como becario a todo aquel estudiante que realiza sus prácticas profesionales en una empresa con el fin de obtener una experiencia laboral inicial. A través de estas prácticas, no solo consigue completar su formación profesional, sino que además logra tener una primera integración laboral que le será de ayuda para el futuro. Puesto que, al fin y al cabo, el tiempo durante el cual un becario lleva a cabo un contrato en prácticas, será visto como experiencia laboral en su currículum.

Generalmente, es el mismo estudiante quien debe encargarse de buscar una empresa o negocio en el cual le acepten como becario. Sin embargo, en muchas ocasiones el instituto académico o el docente a cargo se ocupan de buscar el lugar idóneo para el desarrollo de las prácticas profesionales. Por otro lado, el trabajo realizado durante el período de las prácticas puede ser remunerado monetariamente o no, esto dependerá de los acuerdos que se realicen entre el becario y la compañía.  

Características principales de los becarios

Existen algunas características de esta práctica, que toda empresa debe conocer antes de aceptar a un becario en su plantel. Es bueno conocerlas para tener una percepción mucho más completa de lo que implica contar con este tipo de trabajadores. En primer lugar, se trata de una relación laboral por un tiempo determinado que no requerirá de contratos. Todo el proceso de determinación de las condiciones laborales se maneja por medio de convenios entre la empresa y la universidad en cuestión.

Además, es importante tener en cuenta que muchos planes de estudio no dejan las prácticas para el final de la formación. Lo que quiere decir, que puede que la empresa tenga que recibir a becarios que aún estén cursando algunas asignaturas. Por otro lado, está la retribución monetaria, que puede generarse o no según convenio. No obstante, en el caso de que así sea, la cantidad asignada, debe estar al menos un poco por encima de lo establecido como salario mínimo interprofesional.

¿Cuáles son sus funciones en la empresa?

Las labores que desarrolla un becario dentro de la empresa pueden variar muchísimo. No obstante, determinar las tareas y funciones a realizar es algo que se debe estipular con antelación en el convenio de colaboración. Es importante que el becario pueda desempeñarse en favor de las necesidades de la empresa y que, a su vez, sus funciones, le otorguen el conocimiento práctico que este necesita. De esta manera, se logra que ambas partes salgan beneficiadas al aceptar este convenio.

Ahora bien, un punto fundamental a tener en consideración es que, independientemente de las tareas que se le asignen al becario, este debe estar siempre acompañado de un tutor empresarial. La persona que cubra este cargo debe guiarlo en el desarrollo de las actividades prácticas y a la vez medir los conocimientos teóricos que posee. Gracias al seguimiento que realiza este tutor, se podrá determinar si el estudiante aprobó o no sus prácticas profesionales. He aquí, la importancia de cumplir con este requisito.

¿Qué características tiene un contrato becario?

El denominado contrato becario, conocido comúnmente como el convenio de prácticas, es un documento en el cual se plasma el acuerdo entre la universidad y la empresa. Allí queda registrado todo lo que se haya determinado al respecto de la aceptación del estudiante. Datos como, el tiempo de las prácticas, el tipo de trabajo a realizar e incluso si conlleva retribución o no y cuál. Es fundamental conocer las características que todo contrato becario debe de cumplir. Veamos a continuación, algunas de las principales:

  • No se considera como una relación laboral oficial (Pasado el tiempo de las prácticas y si a ambas partes les interesa, el estudiante ya profesional podría solicitar un puesto laboral)
  • La empresa no está obligada a otorgar una remuneración al becario
  • El estudiante deberá hacer una memoria de los días de prácticas
  • El becario contará con un tutor en la empresa y un tutor universitario para las prácticas
  • El estudiante será evaluado según el desempeño que haya demostrado en las prácticas

Ventajas de tener un becario

Ser becario es algo que puede traer grandes ventajas a ambas partes involucradas en el proceso. Es decir, tanto el estudiante que realiza las prácticas, como la empresa que lo acepta para desarrollarlas, pueden verse beneficiados. Si bien a primera vista muchas compañías pueden dudar sobre si aceptar o no a los estudiantes para las prácticas profesionales, lo cierto es que es algo con muchos puntos a favor. Para que te hagas una idea más clara de esto, veamos algunas de sus ventajas.

  • Es una buena oportunidad para descubrir talentos profesionales.
  • Los estudiantes están dispuestos a aprender cosas nuevas, trabajar y ser de ayuda.
  • Su aceptación no supone un gasto monetario para la empresa.
  • Todos los becarios cuentan con conocimientos teóricos frescos.
  • Podrás tener un feedback con los becarios que te puede ser de ayuda para pensar en nuevas ideas empresariales.
  • Contarás con un nuevo personal que te ayudará con la innovación creativa.
  • Podrás formar al becario en todo lo que respecta a las labores desarrolladas por la compañía.

¿Cuáles son sus desventajas?

Al igual que con todo en la vida, como existen ventajas, también hay desventajas. Así que, la idea de aceptar las labores y servicios de un becario también puede traer ciertas desventajas. Por supuesto, estos son puntos en contra que pueden variar según las condiciones del acuerdo y la situación en la que se encuentre el estudiante. No obstante, para que puedas tener una percepción completa, de los pros y contras de un becario, a continuación, te presentamos algunas de las desventajas:

  • La falta de experiencia laboral.
  • En caso de los estudiantes que aún tienen que cursar asignaturas, se debe compaginar lo mejor posible el horario entre el becario y la compañía.
  • También se les debe dar permisos para las fechas en las que haya actividades académicas particulares.
  • Necesitan acompañamiento, tutorías y motivación de forma constante.
  • Puede ser agotador para la empresa el recambio de becarios de forma constante.
  • Algunos estudiantes suelen dudar de sus propias capacidades al comenzar con las prácticas.

Randstad-Verano-300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.