Brexit y energía: el caso de BP

Archivado en: 

La segunda parte de la jornada sobre el impacto del brexit en las empresas valencianas se centró en sectores concretos. Juan Corberá, socio director de Deloitte en Valencia, se encargó de interrogar a representantes de los sectores económicos más representativos en las relaciones con el Reino Unido. Los participantes en esta mesa de expertos fueron: Luis Aires, presidente de BP España; José Balaguer, de AnecoopAbel García, vicepresidente de TM InmobiliariaFrancisco Quiles, director general del grupo hotelero Don Pacho; Raúl Mir, director de banca privada de CaixaBank Comunidad Valenciana, y Pablo Renieblas, director fiscal de Deloitte.

ECO 3_NIK7606webCuriosamente, el primer interrogado fue el presidente de BP en España, Luis Aires, quien recibió la pregunta al revés: como afectará el brexit a una empresa británica fuera de sus fronteras, con presencia en 70 países. Aires dejó claro que BP tiene muy diversificado el negocio y hoy por hoy el mercado inglés es una parte importante, pero minoritaria, si bien su contribución a la economía británica -en términos de PIB, empleo o dividendos- sigue siendo importante.

[masinformacion post_ids=”98025,98084,98088,98092,98096,98101″]

Luis Aires presidente BP Oil España

Luis Aires presidente BP Oil España

Si la aportación de BP a la economía británica es elevado, la aportación británica a BP se ha ido reduciendo con los años: los pozos del mar del Norte se han ido abandonando por poco rentables y vendiéndolos a otras compañías. Sólo el 7% de las estaciones de servicio abanderadas por la compañía están en territorio británico y el 20% de los trabajadores, eso sí, dedicados a labores de investigación, desarrollo o apoyo corporativo.

Por volumen de negocio, “somos  más una compañía europea que británica”, recalcó Aires, quien agregó que tienen 5 veces más estaciones de servicio en Europa que en Reino Unido, cuatro refinerías y 15.000 empleados. Por todo ello, BP ha mantenido una postura favorable a que Reino Unido siguiera como miembro de la UE.

Sin embargo, el impacto del brexit sobre la compañía da como resultado una revalorización del 25% de sus acciones en Bolsa, mientras cae la libra.  Aires explica este hecho porque las transacciones, tanto la importación como la exportación de un bien como el petróleo se realiza en dólares, el impacto de la devaluación de la libra es casi insignificante.

En cuanto a España, Aires anunció que BP apuesta por este mercado y anunció que está previsto invertir en  los próximos tres años 75 millones de dólares.

Sobre las retricciones comerciales, el presidente de la compañía británica aseguró que un país tan dependiente del exterior como Reino Unido -importa el 40% de la energía- está a favor del libre comercio. Cuestión aparte es el libre movimiento de personas, dado que un 10% de los empleados de BP en Gran Bretaña son ciudadanos europeos, por lo que considera indispensable conocer cuanto antes cual va a ser el estatuto de los ciudadanos comunitarios en la isla y de los británicos en el continente.

En opinión de Aires, el brexit contribuirá a una mayor integración del mercado energético europeo, especialmente en lo que al gas se refiere y, por otro lado, puede ser una gran oportunidad para las compañías eléctricas que operan en el campo de las renovables.                                                                      

Suscríbete a nuestra newsletter