Soler asegura a los empresarios que se mantienen los beneficios fiscales a la empresa familiar

Los empresarios que asistieron a la jornada de Apd “Tiempos de cambio en la empresa familiar”, mostraron su preocupación por la modificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, recogido en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de 2017. El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (Ave), Vicente Boluda, ha señalado que puede suponer “duplicar la carga impositiva”. En su opinión, con este cambio “se pone en peligro la continuidad de la empresa familiar y puede descapitalizar las empresas”, ya que ésta tiene tres retos principales. El primero es que “trabaja con sentimientos”, el segundo, que es preciso “planificar el patrimonio familiar” y el tercero y más importante, la sucesión. 

_VA_8401 2En la misma línea, el presidente de Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), José Bernardo Noblejas, ha destacado que estos cambios “afectarán muy negativamente a la empresa familiar valenciana. Creemos que no se ha medido bien el impacto que tiene, con una repercusión inmediata en la generación de riqueza y empleo. Desconocemos el efecto recaudador que se espera lograr, pero estimamos que será al revés por el desánimo y la incidencia que va a tener en el  desarrollo económico de la autonomía”.

La jornada, organizada por Apd, Ave e Ivefa, con la colaboración de Gómez Acebo & Pombo, Improven y Deutsche Bank Wealth, fue clausurada por el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler

En su intervención, Soler ha reconocido que “se ha creado una gran alarma social”, cuando realmente “no se ha cambiado la fiscalidad de las empresas familiares, todo queda igual. Se mantiene la bonificación del 95% y sólo se han hecho cambios para el restante 5%”. El conseller ha señalado que las pymes pondrán ver ampliada a más de 5 años sus ventajas fiscales y que además se permitirán bonificaciones para el segundo grado de parentesco. Soler ha reconocido que “la bonificación para las herencias particulares se van a bajar del 75 al 50%, pero es un tema que no afecta a la empresa”.

Por ello, el conseller de Hacienda y Modelo Económico, ha garantizado que la reforma tributaria del Consell “mantiene los beneficios fiscales a la empresa familiar en el Impuesto de Sucesiones y, además, amplía estas ventajas en la continuidad de los negocios familiares de una generación a otra al extender estos beneficios hasta el tercer grado de parentesco”, lo que permite que se acojan a estas ventajas también los hermanos, sobrinos, yernos o suegros aun en el caso de que haya descendientes, a diferencia de la regulación estatal.

Soler ha asegurado que el Consell “busca garantizar la continuidad de las empresas familiares” y ha recordado que con el actual Gobierno de la Generalitat “se premia la eficiencia empresarial y los criterios objetivos y no a los empresarios que son amigos del conseller de turno, como ocurría con los anteriores gobiernos”.

El responsable de Hacienda ha explicado que la reforma tributaria prioriza a la pequeña y mediana empresa en el tratamiento fiscal de su trasmisión por herencia o donación, como una apuesta y reconocimiento del Consell al tejido productivo valenciano y siguiendo una de las recomendaciones de la Comisión de Expertos, pero sin que ello suponga en absoluto dejar de tener acceso a esos mismos beneficios establecidos en la normativa estatal con independencia del tamaño de las empresas.

Suscríbete a nuestra newsletter