Marcas y consumo saludable

Marcas y consumo saludable

CEO Zenith Valencia

DIRECTIVOS DE LA EMPRESA ZENITHBRMEDIA DE VALENCIALa salud, el cuidado personal y el bienestar ganan cada día un mayor peso en el presupuesto personal y familiar que las marcas intentan atraer.

Las empresas luchan hoy por conseguir esa parte de la renta disponible familiar (una vez cubiertas las necesidades básicas) cuyo objetivo se basa en el cuidado personal y la salud.

“Puesto que cada vez vamos a vivir más, habrá que cuidarse y mantenerse en buenas condiciones en todas las etapas de la vida”, parece ser la consigna: alimentación, deporte, prevención, medicina personalizada, descanso y, en general, hábitos de vida saludables a los que se llega eligiendo aquellas marcas que mejor se orientan a cumplir esas expectativas.

La previsión de crecimiento de este tipo de empresas por parte de los observatorios es que siga al alza y se dirija a todas las edades, aunque de forma especial a la población de más de 50/60 años que en más de un 70 % afirma cuidar de su salud y su imagen, que quiere seguir siendo activa, que está en plena forma y con aspiraciones de seguir estándolo en la segunda parte de su vida.

En 2050 está previsto que los mayores de 60 años superen a los de 15 y que su inclusión en la sociedad sea inminente en poco tiempo, según L. Chacón (Forbes). En 2018 se generarán 7 millones de trabajos nuevos para trabajadores mayores. La vida a esta edad tendrá un nuevo y alentador panorama al que el mercado está ya reaccionando con un consumo acorde a ese perfil.

En los últimos años ha crecido de forma muy relevante la investigación en biotecnología alimentaria, la formación en salud para profesionales y población general, la hostelería saludable, la consultoría especializada en hábitos de vida saludable, la agricultura orgánica y ecológica y un sinfín de disciplinas que giran a su alrededor.

La difusión de todos estos servicios y productos y la elección de los mejores canales para llegar al consumidor de la forma y en el momento idóneo para que acceda a los mismos es crucial a la hora de conectar a unos con otros y conseguir cerrar con éxito el círculo vendedor/consumidor.

Para las empresas es fundamental conocer a fondo las tendencias de sus clientes actuales y potenciales porque los cambios llegan desde todos los frentes. Por ejemplo, en el mundo del lujo se está viviendo una evolución muy llamativa. Pasamos de la sobreexposición del dinero como un símbolo de estatus, a replantear los conceptos a través de las experiencias. El lujo ya no aparece vinculado al consumo de objetos; las muestras de riqueza se vuelven más genéricas y personales. Por eso, veremos cada vez más personas inclinadas a guardar su privacidad como un tesoro. El nuevo símbolo de estatus pasa a estar relacionado con el bienestar y la salud.

Además, y gracias también a la influencia millennial (los que tienen hoy entre 20 y 35 años y que prefieren menos objetos y más experiencias) el rol de los productos y las marcas en la vida de las personas están mucho más vivos: el mundo de las experiencias destaca muy especialmente. Por ejemplo, la aplicación para bicicletas de determinadas marcas que permiten a sus usuarios ganar descuentos y beneficios mientras se pedalea. O el caso de los health prophets, un grupo para el que lo más valioso es la salud de forma superlativa. La sensación de bienestar los ubica en un lugar de gran nivel dentro de la escala social. Son personas que no fuman, ni beben ni tienen hábitos nocivos pero que ya pasaron por eso en otro momento de su vida y que ahora se convocan a fiestas a la hora del desayuno tras un buen descanso nocturno.

Las tecnologías aplicadas a la salud están viviendo también su mejor momento: la penetración de wearables y aplicaciones móviles para el segmento del fitness y el bienestar crece con cifras apabullantes: En la EU, que cuenta con unos 500 millones de personas, en 2017 está previsto que 42 millones de personas dispongan de aplicaciones móviles para mejorar su bienestar y 23 millones usen wearables para mejorar su salud mediante “el internet de las cosas”.

Equipamientos para el hogar, ópticas, clínicas con servicios especiales para deportistas, aseguradoras, clínicas de reproducción asistida, dentales, centros especializados en alimentación saludable, turismo que garantiza el bienestar del cuerpo y la mente y una larga relación de empresas caracterizadas por su afán de apoyar a un consumidor cada vez más comprometido con la vida saludable.desde donde hay que investigar a fondo esos comportamientos para que las empresas lleguen a ellos de forma efectiva, para que obtengan el retorno de su inversión en un marco diferente de relaciones donde el valor de sus productos y servicios atrape a ese consumidor exigente y sensible a un estilo de vida.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.