Mindset

Mindset: ¿Cómo se puede formar una mentalidad de éxito y crecimiento?

¿Alguna vez has escuchado por algún medio comunicativo o en alguna conversación la palabra mindset? El mindset es un término que se refiere a cómo nos percibimos en cuanto a habilidades, aptitudes o destrezas, si somos o no capaces de enfrentar los retos de la vida. Es probable que, en algunas ocasiones, hasta nos han recomendado reprogramar este concepto en nuestras vidas para mejorarlas. Si hemos despertado tu curiosidad sobre este término, te recomendamos que continúes leyendo hasta el final.

Significado de mindset

Mindset es un vocablo de habla inglesa, cuyo significado está relacionado con la programación mental, forma de pensar o mentalidad. Se asume en español como, las creencias o diversidad de pensamientos que establecen cómo vives en el presente. Si hacemos una analogía, este concepto es como el software (sistema operativo) de la persona, con gran influencia en el actuar y en el imaginar (ideas). Este sistema operativo determina y afecta nuestra forma de comportarnos, e incluso puede programarse para aprender hábitos o habilidades.

Este concepto ha sido estudiado y relacionado implícitamente con la inteligencia del ser humano por la psicóloga americana Carol Dweck. Si bien la medicina (psiquiatría) divide la mentalidad en varias categorías, esta profesional las ha resumido eficientemente en solo dos. La primera es una mentalidad fija (habilidades innatas) y la segunda es una mentalidad en crecimiento (las habilidades se desarrollan). En esta resumida división, la diferencia fundamental radica en el término “fracaso”. Revisemos el por qué de esta diferencia estudiando estas dos categorías.

¿Qué es la mentalidad fija?

La mentalidad fija es una de las formas de clasificar el término mindset. En inglés se conoce como Fixed Mindset. Y se refiere a un comportamiento estable, fijo en el tiempo y sin cambios considerables. Es decir, las personas que tienen este tipo de programación mental creen que el talento o inteligencia no puede cambiarse o alterarse. Entre sus conductas más destacadas se encuentran la inseguridad y el pesimismo. Ante dificultades o retos vitales, las personas con esta mentalidad son evasivas, considerando que no son las idóneas para afrontar dichas situaciones.

Asimismo, por ser personas limitadas para enfrentar desafíos, también tienen un alto grado de temor al fracaso, lo cual lleva a la desmotivación. Esta es la diferencia más importante con respecto a la mentalidad creciente. Las personas programadas con mentalidad fija tienen miedo a cometer errores, y estos pueden llevarlas a desistir de una meta. Incluso pueden renunciar a seguir adelante si sus objetivos requieren de mucho esfuerzo. Tampoco se empeñan en mejorar sus actitudes o aprender habilidades de importancia para su vida.

¿Qué es la mentalidad de crecimiento?

La otra cara de la moneda, también conocida en inglés como Growth Mindset, que, en nuestro idioma sería, la mentalidad de crecimiento. Es una clasificación del mindset en donde las habilidades y talentos sí pueden mejorarse o desarrollarse. Para ello es necesario estar dispuestos a aprender mucho y a esforzarse. Este tipo de personas no relacionan la falta de éxito con ser fracasado. Por el contrario, lo relacionan con un mayor esfuerzo y probando distintas maneras para alcanzar las metas o resultados esperados.

Las personas con mentalidad de crecimiento son personas que no le tienen miedo al fracaso. Asimismo, creen en el desarrollo de sus aptitudes y habilidades de manera continua en la vida, es decir, con persistencia. Observan a los retos o desafíos como oportunidades de aprendizaje y crecimiento. De acuerdo con Dweck, la mentalidad de crecimiento es una forma de avance constante y positivo. Esta forma de pensar motiva, no estresa, cada error o falla lo convierte en oportunidad, busca aprender más que ser aprobado.

Consejos para cambiar tu mentalidad

¿Es posible cambiar de Mindset? Pues claro que sí. Es una actividad que debe realizarse de forma progresiva, lenta, estableciendo metas y con determinación. Para comenzar, lo primero que se necesita es enfrentar los errores y debilidades, eliminando todos los pensamientos negativos que sean limitativos. Una vez disminuidos estos pensamientos, lo más recomendable es estar rodeado de personas que aporten positivismo. Así, al estar apoyado de personas que creen en las capacidades y aptitudes, será más fácil alcanzar lo propuesto. También es conveniente retroalimentarse de frases afirmativas sobre nuestras debilidades.

Por ejemplo: si eres una persona impuntual, repetir: soy puntual, llegaré a tiempo. Otro consejo relevante es hacer caso omiso a las críticas que solo pretenden destruir el crecimiento personal. Solo toma las que aporten, las que sean para beneficio. Los próximos y últimos dos consejos son la esencia para cambiar positiva y humildemente la mentalidad. Siempre mantener una actitud de agradecimiento, ya que una persona esforzada y hábil es agradecida. Por último, cambiar la mentalidad requiere de aprendizaje constante. Por tanto, nunca se deja de aprender.

¿Qué es el mindset money experience?

Se puede decir que esta es la mentalidad del dinero o la experiencia capitalista de este término. Es la parte en la cual se toman las decisiones más importantes sobre la actividad financiera de la vida. Es una de las mentalidades que pueden afectar directa o indirectamente sus objetivos de vida. Algunos expertos la han dividido en mentalidad de dinero negativa o positiva. Por lo general, este tipo de mentalidad está dada significativamente por las actitudes de inversión, rentabilidad o ahorro.

Al igual que en la clasificación de Dweck, la experiencia negativa de dinero está relacionada con el fracaso y la dilación. Es más, cuando se piensa de forma negativa, es probable que la persona no actúe sobre sus finanzas, más bien las ignore. Ahora bien, la experiencia positiva de dinero admite que los problemas o desafíos no son insuperables. En este caso no importa si la deuda es baja o alta, cualquier contratiempo puede ser vencido. Se buscan oportunidades, ayuda y la experiencia es un paso firme hacia el progreso.

¿Cómo se forma la mentalidad?

El mindset es una de las características más abstractas del ser humano, y emerge directamente desde el cerebro. Es decir, que es una manifestación física de cómo se conforma el programa de nuestro órgano físico. Además, es la forma en la que logramos entender nuestra existencia. Eso sí, cada persona en el mundo tiene una capacidad de mentalidad única, por lo que su gestión de actuación es individual. Es por ello que este factor abstracto no se desarrolla de forma violenta.

La mentalidad-persona se forma a partir de nuestros sentidos, es decir, lo que percibimos, escuchamos, vemos o sentimos. Por tanto, cada persona y su “sistema operativo” forma ideas o convicciones para tener una visión global de su vida y entorno. Estas ideas parten de diversos factores como la educación, cultura, familia, historia, geografía, coyunturas colectivas o sociales e incluso la genética. Además, estos sentidos se deben estimular con actitudes como la curiosidad, que en algunos casos es “la respuesta” a ciertas cosas.

9 doctubre
Monto pinturas la marca del profesional
9 doctubre
IVF liquidesa

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.