La información económica de los líderes

El nuevo recorte del Gobierno a la cogeneración pone en peligro la recuperación industrial

Acogen, Asociación Española de Cogeneración, ha hecho público un comunicado en el que rechaza de forma taxativa la orden publicada en el BOE que establece los valores de la retribución a a la operación de las cogeneraciones. Acogen recuerda que las industrias cogeneradoras aportan el 20% del PIB industrial de España, fabricando sus productos con cogeneración, lo que supone un mejor aprovechamiento de la energía, pero que, por contra, se sienten “penalizados de forma continuada por la normativa y desamparados en las políticas energéticas del Ministerio”.

Planta-industrial-de-cogeneracion-La Orden, que ha suscitado un fuerte rechazo entre las empresas cogeneradoras y sus industrias asociadas, implica recortes adicionales de 287 millones de euros. El origen de este recorte se encuentra en los fallos de previsión del propio Ministerio al establecer los precios del mercado. Acogen solicitó expresamente a la vicepresidenta –en carta del pasado 14 de julio- que tuviera en cuenta sus alegaciones y las de otras instituciones, para contemplar debidamente la situación de los mercados, y que se respetaran las garantías jurídicas de las industrias para no aplicarles recortes con carácter retroactivo y sin que pudieran ejercer sus derechos a paralizar su actividad consecuentemente. La Orden no contempla ninguna de estas apreciaciones.

Fuerte impacto sobre la actividad industrial del país
En más de 600 industrias alimentarias, químicas, papeleras, cerámicas, textiles, del automóvil, refino y un largo etcétera, la cogeneración es la gran aliada que actúa como herramienta de competitividad para estas industrias intensivas en consumo energético que hoy se ven seriamente preocupadas ante este nuevo recorte que se les impone en la revisión de la retribución. Tras una reforma energética que ha conducido a la inactividad del 35% de las instalaciones de cogeneración, con una reducción de 1.200 millones de euros anuales en la retribución de las cogeneraciones, la Orden coloca a la cogeneración en la difícil situación de ver reducida su retribución adicionalmente en otros 287 millones de euros, lo que acarreará un nuevo y fuerte impacto sobre la actividad industrial del país.

Los cogeneradores apuntan a la falta de acierto del Ministerio de Industria cuando estableció de sus propias previsiones, que se han desviado en un menos 43%. Este es el origen del conflicto que ahora se traslada a las industrias cogeneradoras, con mayores recortes y más cargas financieras, algo que el sector no puede asumir y que supondrá un duro golpe al PIB industrial nacional.

La CNMC coincide con las alegaciones de Acogen
El informe de la CNMC sobre la Orden señala que la metodología utilizada para actualizar las retribuciones de las cogeneraciones es opaca y no reproducible, impidiendo hacer previsiones confiables a las empresas, así como rebatir o detectar errores “no permite reproducir el cálculo (…)  lo cual resta transparencia a la metodología e impediría rebatir dicho cálculo o detectar posibles errores”.

La CNMC apunta nuevamente como se lamina la retribución a las cogeneraciones con un modelo que no se adecua a éstas, asfixiando y conduciendo al cierre a las cogeneraciones haciéndoles acarrear en sus cuentas las pérdidas económicas originadas por errores en la previsión del Gobierno, pretendiendo que las empresas confíen en la devolución de parte de las pérdidas registradas en plazos de más de 10 años, algo insostenible para las industrias y la lógica empresarial. 

Finalmente la CNMC expresa su preocupación al Gobierno por tramitar la propuesta con carácter de urgencia, dificultando las alegaciones del millar y medio de instalaciones afectadas, así como por el retraso del Ministerio en remitir la propuesta.

Suscríbete a nuestra newsletter