La información económica de los líderes

Política de licencias y actualizaciones

– El argumento que utilizan los fabricantes clásicos para defender la necesidad de licencias de usuario, es que así el cliente se garantiza la disponibilidad de actualizaciones cada vez que se produzcan. Un cliente de Ahora Freeware con contrato de mantenimiento, ¿cuántas actualizaciones recibe al año?

David Miralpeix.- En este negocio, las mejoras del producto dependen de tres vectores: evolución tecnológica, funcional y de la normativa legal. La primera viene dada por la necesidad de mantener adaptado el software a la última innovación tecnológica que haya aparecido en el mercado; la funcional se produce cuando ofreces al cliente nuevas ventajas competitivas vinculadas a la aplicación y; la evolución legal responde a la aparición de nueva normativa.

[masinformacion post_ids=”61515,61556,61566,61576″]

Nosotros nos diferenciamos de los grandes fabricantes en nuestros contratos de mantenimiento de varias formas. En primer lugar, garantizamos de por vida el funcionamiento de la aplicación, con las funcionalidades de la versión que ha contratado el cliente. Es decir, nuestros productos no tienen fecha de caducidad.

En segundo lugar, con nosotros el contrato de mantenimiento es totalmente opcional: si el cliente lo quiere, lo firma; si no lo quiere, no lo firma y sigue disfrutando de la garantía de funcionalidad del producto de por vida.

En tercer lugar, cuando firmas un contrato de mantenimiento con cualquiera de los grandes fabricantes de software de gestión, no se compromete a un número determinado de actualizaciones; nosotros nos comprometemos, al menos, a cuatro al año, además de todas las mejoras de funcionamiento que vayamos desarrollando durante el periodo de vigencia del contrato.

Pero aún más importante que esto es lo que supone actualizar la aplicación a una versión superior completa. En cualquiera de los sistemas de información y gestión de los fabricantes clásicos, actualizar la aplicación a una versión superior completa supone prácticamente lo mismo que hacer una implantación desde cero, tanto en euros como en horas de trabajo. En nuestro caso, para una pyme estamos hablando de unas pocas horas y para empresas realmente grandes, de dos o tres días, porque todas nuestras novedades conviven con lo ya instalado.

 

Suscríbete a nuestra newsletter