La información económica de los líderes

Diversificar los proveedores financieros

Archivado en: 

2014-nov-Shadow-Banking-Mar-Turrado-Bravo-Capital

Tras ocupar la subdirección general del ICO, en 2014 Mar Turrado se hizo cargo de la dirección general de Bravo Capital, una compañía cuya actividad se enmarca en el llamado “shadow banking” y que proporciona financiación a las empresas al margen de los canales bancarios.  

[masinformacion post_ids=”35206,35046″]

– Las nuevas medidas del Banco Central Europeo, ¿van a afectar al protagonismo de la “banca en la sombra”?

Yo creo que la financiación alternativa, el “shadow banking”, va a continuar desarrollándose en España por varios motivos: Uno es que las empresas necesitan tener diversificados sus proveedores financieros, al igual que tienen diversificados sus proveedores de materias primas por seguridad.

-Después de lo que ha pasado desde 2007, ya no pueden confiar en una sólo tipo de proveedor financiero.

-Los bancos no prestan, no porque no tengan dinero, sino porque -como dicen ellos- la demanda no es solvente. Las empresas españolas están con mucha carga de deuda y la banca no puede tomar más riesgo en esas empresas.

Para los operadores no bancarios es más fácil, ya que arriesgamos nuestro propio dinero y no tenemos que hacer provisiones. Podemos ajustar mejor los términos y condiciones que necesitan las empresas para ayudarlas, cosa que no puede hacer la banca.


– Entonces, ¿se  espera en España un desarrollo del sistema bancario “en la sombra”?

-Creo que es un momento muy interesante para la economía española. Estamos viendo crecer a las empresas, especialmente a las pequeñas y medianas. Para continuar con ese crecimiento necesitan financiación. Este sistema de financiación alternativa es muy bueno para la economía y cuanto más se desarrolle, más impacto tendrá.

Esta financiación, más que alternativa, es complementaria a la bancaria. Entre todos los agentes apoyamos a la economía española. Creo que es bueno y que reduce el riesgo para las empresas y de los otros agentes.

También es una oportunidad para los reguladores el pensar cuál es la mejor forma de no impactar negativamente en la economía. Una regulación adecuada debe centrarse en proteger ahorradores, pero no para ahogar una iniciativa privada que de verdad está apoyando a la economía real.

Suscríbete a nuestra newsletter