La información económica de los líderes

Levante Wagen afronta la crisis con nuevos modelos, más instalaciones y mejor servicio

2013-oct-AUDI+VW-fachada

 

Levante Wagen, filial 100% del Grupo Volkswagen, está sabiendo aprovechar los difíciles momentos por los que atraviesa la economía española, para ganar presencia y cuota de mercado. Aglutina tres instalaciones en Valencia: un concesionario Volkswagen, tanto de turismos como de vehículos comerciales, en la Avenida del Cid de Valencia, y dos concesionarios Audi, en Sedaví y en Quart de Poblet.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]A estas tres instalaciones hay que añadir un taller multimarca de chapa y pintura especializado en grandes siniestros y carrocerías de aluminio, “donde también prestamos servicio a otros vehículos si así nos lo pide el cliente o la compañía aseguradora”. Al frente de esta concesión se encuentra Dionisio López, persona vinculada al grupo desde 1988, cuando se incorporó a la plantilla de Seat en Barcelona.

Sus años de experiencia le convierten en profundo conocedor del negocio que gira en torno a la automoción. Vino a Valencia para segregar en dos (Seat por un lado y Audi-Volkswagen por otro), el que entonces era el concesionario de la marca en Valencia. De aquí marchó a Sevilla como gerente de Sevilla Wagen, y en 2007 volvió a Valencia ya para dirigir Levante Wagen.

Dentro de la difícil coyuntura que atraviesa el negocio de distribución y venta de automóviles, Levante Wagen presenta unas cifras más que envidiables.

2013-oct-AUDI+VW-señor+coche-22.500 COCHES Y 60 MILLONES DE EUROS

Si se cumplen las previsiones, cerrará 2013 habiendo vendido unas 2.500 unidades, por un importe total de 60 millones de euros: cerca de 900 Volkswagen, más de 800 Audi, unos 600 vehículos ‘semi nuevos’ y poco más de 200 vehículos comerciales, “que es el segmento que más está sufriendo la crisis, con caídas del 80%”.

Y todo ello con una plantilla directa, contando todo tipo de contratos, de 147 personas, de las que un tercio trabajan en el área comercial y de soporte, y dos tercios en talleres y servicios post-venta. Cuando la concesión se puso en marcha en 1990, la plantilla apenas llegaba a 40 personas. A destacar en este balance “los más de 20.000 clientes que pasarán este año por nuestras instalaciones para trabajos de reparación y mantenimiento, consumiendo más de 70.000 horas de taller”.

En un contexto de drástica reestructuración sectorial, “como no podía ser de otra forma cuando se pasa de un mercado de más de 1,5 millones de coches a vender apenas 700.000 en toda España”, lo que explica estas cifras de Levante Wagen son clientes satisfechos con el producto y servicio recibido.

“Según las encuetas de satisfacción del cliente, un 98% nos dicen que con seguridad o muy probablemente seguirán con nuestras marcas cuando renueven el vehículo y, además, que lo harán a través del mismo concesionario; es decir, Levante Wagen”.

Son todos estos datos de evolución del mercado y de la propia concesión los que llevan a Dionisio López a afirmar que “Levante Wagen ha ganado penetración de mercado con la crisis”, y eso ha sido así “gracias a la valoración que hace el cliente de nuestros servicios, los nuevos modelos lanzados y las instalaciones de Audi abiertas el año pasado en Sedaví y Quart de Poblet”.

2013-oct-AUDI+VW-coche-3EL IMPACTO DE LA CRISIS

– ¿Cómo está impactando la crisis en la distribución de automóviles en Valencia y concretamente en Levante Wagen?

La primera manifestación de la crisis es clara: las unidades vendidas son muchas menos, y eso está provocando una reestructuración del sector, con cierres y graves dificultades en algunas concesiones.

Por otra parte, las marcas que más sufren son aquellas que se dirigen a un mercado más generalista, pues en ese mercado la diferenciación de prestaciones y características entre unos y otros vehículos es menor; el producto es más commodity. Además, ese es el mercado en el que está el consumidor de nivel de renta medio-bajo, que es quien más sufre la crisis en su capacidad de consumo. Y si a todo esto añadimos las restricciones de crédito por parte de las entidades financieras, tenemos los elementos de la “tormenta perfecta”.

Entrando en el caso concreto de Levante Wagen, por una parte tenemos Audi, que es marca premium con un entorno competitivo diferente, y está Volkswagen, que es la marca ‘top’ dentro del segmento generalita, y eso ya la diferencia parcialmente del resto.

Además,  lo que hicimos como política de grupo al inicio de la crisis, fue apostar muy fuerte por producto, cortando cualquier otro tipo de inversión. Esto nos ha permitido renovar modelos, dotarlos de mucha tecnología a precio muy competitivo, y entrar en nuevos segmentos en plena crisis: por ejemplo, el A1 o A5 en el caso de Audi, o las nuevas versiones del Golf, Passat o Tiguan en el caso de Volkswagen.

Y todo ello, obviamente, manteniendo los niveles de calidad y servicio de siempre, el posicionamiento de las marcas, y la solidez y solvencia financiera del Grupo. La conclusión es que salimos reforzados de la crisis.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter