Recurso de casación

Recurso de casación: ¿qué es, para qué sirve y cuándo debe utilizarse?

Dentro de cualquier tipo de procedimiento legal o judicial, se puede recurrir a la aplicación de una gran variedad de recursos que permiten realizar cambios importantes en todo el proceso. Estos recursos están hechos para poder aligerar gestiones o efectuar reclamos de cualquier tipo. En lo que respecta a los procedimientos penales, el recurso de casación es uno de los más valiosos de todos. Por ello, en el presente artículo, te explicaremos qué es y otros factores fundamentales al respecto del mismo.

¿Qué es un recurso de casación?

La definición legal de este término, nos explica que el recurso de casación es catalogado como un recurso extraordinario, tasado y devolutivo. Regularmente, empleado para anular cualquier sentencia judicial que haya sido emitida. Esto debido a una incorrecta aplicación o interpretación de la ley. En este caso, estamos ante un tipo de recurso legal que se puede usar, específicamente en las resoluciones emitidas por el Tribunal Supremo. Además, hay que tener en cuenta que el mismo, está regulado por parte de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

En consecuencia, toda sentencia emitida por un juez en un Tribunal Supremo que tenga errores en lo que respecta a la aplicación de la ley, puede ser revocada completamente gracias al recurso de casación. Los sentenciados o el abogado del acusado, pueden solicitar la aplicación de este recurso, cuando aprecien que la ley no está siendo interpretada de forma correcta. Algo no muy frecuente, pero que siempre puede suceder. Por este motivo, se cuenta con esta ley para mayor protección de todos los acusados.

¿Cuáles son sus fases y características?

Al momento de aplicar el recurso de casación se deben cumplir una serie de fases o pasos específicos para la correcta ejecución del mismo. La primera fase es la preparación, en la cual debes preparar el recurso. Para esto cuentas con un máximo de cinco días desde la emisión de la sentencia a la que se le aplicará. Luego de esto viene la interposición. En esta etapa, cuentas con 15 días, en los que deberás de formalizar el recurso ante el Tribunal Supremo.

Una vez que el tribunal recibe el recurso inicia la fase de sustanciación. Período durante el cual el tribunal se encarga de analizar el recurso de casación, para lo cual dispone de un plazo máximo de diez días. Y la última fase del recurso de casación es la decisión final al respecto del recurso. Aquí el tribunal puede estimar o desestimar los motivos del recurso interpuesto. Independientemente de cuál sea la decisión, ya en este punto será definitiva.

Debido al tipo de recurso que es y las razones por las cuales se puede usar, el recurso de casación posee características muy específicas. En primer lugar, es un recurso extraordinario, por lo que se recurre a él cuándo no hay otra opción. Además, debe de contar con un interés casacional y contar con un efecto devolutivo y suspensivo. Del mismo modo, se caracteriza por tener el objetivo de que la aplicación de la ley se efectúe con un interés legítimo.

¿Cuándo es viable la aplicación de este recurso?

Ahora bien, es importante destacar que el recurso de casación puede ser aplicado en diversos tipos de situaciones penales o legales de gran importancia. Entre los casos más frecuentes se encuentran las infracciones de la ley. Esto se debe a que, suele suceder con mucha frecuencia que las leyes penales cambian y se aplica por error la versión no actualizada de la misma. También, se puede aplicar cuando se trata de infracciones de precepto constitucional, ya sea en sentencias en apelación, o en sentencias de única instancia.

Además de esto, el recurso de casación también se puede aplicar, cuando se aprecian quebrantamientos de forma. Los cuales se pueden generar tanto en la forma de la sentencia como en la forma del proceso. Un claro ejemplo del quebrantamiento de forma de la sentencia es que haya una incongruencia omisiva en la misma. Mientras que un ejemplo del quebrantamiento de forma en el proceso puede ser la omisión de citación de la persona acusada o de la parte acusadora.

Ámbitos del recurso de casación

También es necesario repasar los diversos ámbitos en los cuales el recurso de casación se puede emplear. Ya que, en efecto, se trata de un recurso legal que puede aplicarse en los procesos legales de diversos ámbitos. Por supuesto, el principal y más destacado de todos es el recurso de casación penal. Debido a que, como ya hemos venido explicando, se emplea por infracciones en las sentencias del Tribunal Supremo. Sin embargo, a pesar de que es el ámbito más común en el que se utiliza, no es el único.

Otro tipo de terreno legal en el que se puede emplear es en el apartado civil. Aquí, se puede aplicar ante las Audiencias Provinciales por infracciones en las normas aplicables. Del mismo modo, ámbitos como el social y laboral también pueden recurrir al recurso de casación cuando sea que lo necesiten. En este caso, se puede emplear por incompetencia judicial, excesos y abusos de la práctica de la jurisdicción, fallos en la apreciación y análisis de las pruebas, entre otros.

Por último, se encuentra el ámbito contencioso-administrativo. Aquí, se emplea en casos relacionados directamente con el derecho y se reconoce como el interés casacional objetivo. Se centra de forma primordial en el cumplimiento correcto de la ley, sin que el mismo interfiera con los derechos de las personas involucradas. Todo esto, le da a este recurso un gran valor en diversas situaciones legales. Es a todas luces una muy útil herramienta legal de uso común por los abogados.

¿Quién puede interponer un recurso de casación?

Como último punto a tratar en nuestro artículo sobre el recurso de casación, explicaremos quiénes pueden interponerlo. Ya que, en efecto, no cualquiera puede realizar la interposición de un recurso extraordinario de este tipo. De allí que sea importante tener esto en claro al momento de recurrir al mismo. Por lo tanto, entre los principales personajes que pueden interponer este tipo de recurso destaca, sobre todo, el Ministerio Fiscal, que es el órgano principal encargado de todo lo concerniente con el poder judicial.

No obstante, además de esta institución, existen otros tipos de personas que pueden interponer este recurso. En primer lugar, todas aquellas personas que hayan formado parte del juicio criminal. También, aquellos que, sin formar parte del juicio criminal de forma directa, de igual manera pueden ser condenados. Además, los herederos de ambos tipos de personas mencionadas, también pueden interponer este recurso extraordinario. Teniendo esto en cuenta podrás evaluar si realmente puedes o no, realizar este tipo de interposición tan fundamental.

consum-crecimiento
GVA sanitat fes servir condo
sadival cestas de Navidad
GVA sanitat usa condon

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.