Conceptos económicos

Que es el Retorno de Inversión (ROI) y cómo se calcula e interpreta

Un cálculo tan sencillo como necesario

Publicado el:
Aprende a calcular el Retorno de la inversión

El retorno de la inversión (ROI) es una medida del rendimiento de una cantidad invertida. El ROI por sus siglas ROI (Return On Investment) es un importante indicador financiero. ¿De qué se trata? ¿Cómo calcularlo? ¿Por qué usarlo? El principio del mismo es determinar cuáles son las ganancias obtenidas en una operación. Para calcularlo se utiliza una fórmula simple, que permite saber de manera bastante precisa el resultado de una inversión y los beneficios que se obtienen.

Por lo general, se mide como un porcentaje por la relación ganancia neta/monto de la inversión. El uso del ROI permite a empresarios e inversionistas conocer en un determinado momento si las inversiones y operaciones se mantienen rentables durante el ciclo completo de sus proyectos. Para el cálculo del ROI, la información que se proporciona debe ser certera y actualizada. De esta forma, su tasa de fiabilidad es más precisa. El ROI es un concepto que definitivamente debes tener en cuenta para analizar el reporte de resultados de tu empresa o inversión.

¿Qué es el ROI o retorno de la inversión?

El ROI es un indicador financiero que mide la rentabilidad de un proyecto, una inversión, una acción, una campaña de marketing, etc. Se puede resumir en la siguiente frase: Si pongo esta suma en el proyecto, ¿cuánto me devolverá? O: ¿Cuál es la ganancia obtenida a cambio en comparación con los costes incurridos? En otras palabras, el ROI es un cociente que tiene como objetivo calcular el porcentaje de ganancia que se espera de una inversión en comparación con la apuesta inicial.

Podemos decir que el retorno de la inversión es un indicador fundamental para comparar las diferentes inversiones realizadas. Te permite medir el rendimiento de una inversión en relación a las cantidades invertidas y el dinero que se ha ganado o perdido. También es un indicador esencial para elegir entre varios proyectos y determinar el que aportará más dinero en comparación con las sumas iniciales invertidas. Con el ROI puedes saber si una inversión es eficiente y rentable.

El ROI te ofrece la posibilidad de evaluar el retorno de una inversión pasada o actual o predecir los resultados de una inversión futura en un periodo determinado. Es también un indicador valioso para ayudar a la toma de decisiones. El retorno de la inversión se calcula en dos tipos de situaciones:

  • Para una empresa: permite definir el proyecto o los productos más rentables, ya sea a priori o a posteriori.
  • Para un inversor: en combinación con otros indicadores como el riesgo, establece el proyecto o producto de inversión más rentable.

 ¿Qué elementos componen el ROI?

Para calcular el ROI se necesitan solo dos elementos: la cifra de los beneficios en un tiempo estipulado y la cifra del capital total invertido en el proyecto. Es muy importante que en función del proyecto o inversión que se realice o se piense realizar, se tome un tiempo de medición ajustado a los mismos, de manera de obtener un ROI acertado. Un tiempo excesivamente corto puede mostrar pérdidas ficticias y uno muy largo, hacer irrelevante el reporte de ganancias.

Cuando se habla de beneficios, hablamos del resultado de restarle a los ingresos generados por la actividad (dividendos, valoraciones, ventas, intercambios, letras, derechos de distribución, intereses, y cualquier otra entrada de valor), la inversión realizada para su desarrollo exitoso (costos operativos, amortización de locales, vehículos, permisos, alquileres, materia prima, seguros y otros gastos). Los datos y la información de todos los gastos e ingresos generados por la operación deben ser totalmente reales y completos. De lo contrario, el resultado del ROI sería ficticio y pondría en riesgo futuros proyectos.

El cálculo de impuestos generados durante la realización del proyecto es esencial en el cálculo del ROI, pues estos pueden cambiar de forma determinante los beneficios. Otro punto importante a tener en cuenta es que al momento de calcular los ingresos se deben incluir solo aquellos ingresos recibidos en el tiempo estipulado. Los recibidos después de este periodo, pese a que hayan sido firmados durante lapso de tiempo, no deben ser incluidos o calculados, puesto que no se han percibido.

 ¿Cómo se calcula el ROI?

El cálculo del retorno de la inversión es una herramienta estadística que facilita la elección del inversor en cuanto a la dirección que desea dar a sus inversiones. El cálculo del ROI corresponde a la siguiente relación: ROI (%) = (ganancia de inversión – coste de inversión) / coste de inversión. Si la noción de temporalidad no interviene en el cálculo del ROI, se calcula sobre un periodo definido que generalmente es de un año.

Este método de cálculo se aplica a todo tipo de operaciones. Un valor positivo significa una ganancia, un valor negativo significa una pérdida. En este último caso, los costes totales superan los gastos. El punto neutral es cuando los ingresos son iguales a los gastos: sin ganancias, sin pérdidas. El cálculo del ROI maneja pocos elementos de fácil interpretación lo cual convierte a esta métrica en un punto de inicio para explicarle los beneficios y riesgos de las inversiones a cualquier persona que desee invertir.

Toda actividad realizada en un proyecto o campaña, desde una fotocopia a la adquisición de maquinaria altamente especializada, debe ser debidamente anotada en los libros contables para poder calcular de manera acertada el retorno de inversión. El ROI es uno de los indicadores para la buena gestión de una empresa. Ayuda a evaluar la tasa de rendimiento de un proyecto durante un período determinado. Pero, también, cuándo se calcula de forma regular, a predecir la evolución de la rentabilidad durante un periodo determinado.

 ¿Cómo se interpreta el ROI?

El ROI es un indicador porcentual. Recuerda que para que este criterio tenga sentido, es necesario tomar en cuenta otros factores, como el riesgo y la duración de la operación. Si el ROI es negativo, la inversión ha arrojado pérdida. Cuando es positivo, su interpretación depende si está por encima o por debajo del 100%. De allí que se interprete de dos formas distintas, tomando en este caso, un tiempo de medida estimada de un año:

  • Si el retorno de la inversión es inferior al 100%: El resultado te dice cuánto tiempo te llevará recuperar tu apuesta inicial. En otras palabras, desde cuándo realmente ganarás dinero. Por ejemplo, si obtienes un ROI del 20% anual, eso significa que cada año ganas el 20% de la cantidad que invertiste inicialmente en el proyecto. Por lo tanto, necesitarás cinco años para recuperar tu apuesta inicial y los años siguientes serán pura ganancia.
  • Si el retorno de la inversión es superior al 100%: Esto significa que tu inversión es rentable desde el primer año y el resultado obtenido refleja el exceso de caja generado por tu inversión. Por ejemplo, si obtienes un ROI del 120% anual, esto indica que cada año cobras el equivalente a lo que inicialmente invertiste más un 20% de beneficios.

¿Es necesario tener en cuenta el ROI en bolsa?

Sí es necesario, ya que el ROI es una medida útil, que puede aplicarse ampliamente a todas tus inversiones, incluidas las de la bolsa, y usarse para comparar su rentabilidad. Cuanto mayor sea su rendimiento, mejor será su inversión. Una de las razones por las que este indicador tan utilizado es que se puede calcular para todo tipo de inversiones. Independientemente de tu inversión en activos o acciones, puedes calcular el rendimiento de cada inversión con esta sencilla fórmula.

Así puedes evaluar cuáles de tus inversiones están funcionando bien y cuáles no. Luego, puedes utilizar los datos para considerar la posibilidad de realizar cambios en tu cartera. Pero recuerda que el ROI no tiene en cuenta el tiempo. Si vendes tus acciones con una ganancia del 20% de un año o después de cinco años, el ROI sigue siendo del 20%. Pero, por supuesto, una rentabilidad del 20% en un año es mejor que una rentabilidad del 20% en 5 años.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.