Humaniza la tecnología de tu empresa

¿Por qué es necesario humanizar la tecnología de tu empresa?

Con el paso de los años la tecnología avanza, los procesos cambian y se incrementa el miedo a perder el trabajo entre los empleados debido a que los robots se desempeñan de mejor manera. El cambio tecnológico necesita un aprendizaje total de las herramientas que se utilizan, además de suponer una modificación en cómo se realizan las tareas en una empresa. También, actualmente, se requiere que la transformación no solo sea digital, sino que se produzca en la manera de pensar de las personas. Enfócate y humaniza la tecnología de tu empresa para que los empleados se asocien a los cambios digitales y la labor diaria se optimice al máximo.

Humaniza la tecnología de tu empresa para generar más ingresos

Solo las empresas que conviertan y humanicen un ambiente de trabajo dominado por la tecnología, lograrán ser mucho más competitivas y atraer mejores talentos. Básicamente, se impone un modelo de trabajo en el que las empresas deben involucrarse invirtiendo en las personas. De esto depende su supervivencia de futuro. El 83% de los ejecutivos españoles afirman que el bienestar de sus empleados es un punto altamente importante, pero solo un 57% de las compañías confirman que están preparadas para ello.

Las herramientas que facilitan nuestra tarea diaria se desbordan en las empresas. Por tanto, el desafío más grande al que se enfrentan es cómo son capaces de potenciar ese entorno para humanizar el mundo del trabajo. Mediante el reconocimiento de las posibilidades de ese novedoso ambiente laboral las empresas son capaces de trazar una hoja de ruta para afrontar una de las grandes paradojas de la actualidad. Por ejemplo, ¿pueden las empresas mantener su propia identidad en un mundo determinado por la tecnología?


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Cómo humanizar los distintos procesos tecnológicos?

  • Crea un cambio de mentalidad: Los cambios para algunas personas son incómodos, pero hacen falta para seguir evolucionando. Algo imprescindible es informar sobre la inclusión de la tecnología para la optimización de procesos y cómo puede alterar el ‘normal’ funcionamiento de las ocupaciones. Hay que extender la necesidad de conservar una actitud positiva. Para que una empresa pueda desarrollar cambios que la beneficien directamente en sus actividades los empleados deben tener predisposición a que dichos cambios se apliquen, los acepten y mantengan una actitud dirigida a la transformación.
  • Promover los programas de formación dirigidos al uso de la tecnología: En el año 1985 salió al mercado la primera versión de Excel para Macintosh. 34 años más tarde todavía hay trabajadores que lo usan a diario y no conocen en su totalidad las funciones que posee dicho software. Aquí podemos notar lo que nos cuesta a todos incluir el uso de herramientas y lo vital que es la preparación en las empresas. Para que una empresa avance hacia el buen uso de las herramientas digitales se deben optimizar los procesos facilitando el acceso a la formación. Esto ayudará a que los trabajadores puedan conocer las ventajas que tiene su uso y cómo pueden aplicarlas en su rutina diaria de trabajo.
  • Anexar lo tecnológico en todos los niveles y edades: Actualmente, en las empresas conviven distintos grupos etarios. Los trabajadores juniors adoran la tecnología por el hecho de que han crecido con ella. Sin embargo, el talento sénior suele ser más resistente al cambio tecnológico porque durante su vida laboral han desarrollado distintas tareas sin la necesidad de emplear herramientas digitales. Los empleados mayores pueden capacitar a los millennials sobre temas de planificación, administración y otros tipos de habilidades propias de sus experiencias.

Las tres características para el cambio

En un momento en el que la tecnología y los datos entran en nuestra faceta personal y profesional la empresa social se enmarca como solución de futuro. Esto permite a las personas trabajar de forma más productiva con la tecnología para brindar un valor duradero. Las tres características que resaltan y que esta nueva empresa necesita integrar en su núcleo para estar lista para el futuro son:

  1. Propósito: Adentrarse en la conexión entre su misión y los valores entre sus empleados, equipos y el propio trabajo. Las personas deben saber y entender cuál es el propósito de la empresa y cómo pueden ayudar al mismo.
  2. Perspectiva: Accionar y tomar decisiones eficaces en tiempos de cambio persistente. Hay que enfocarse en modelos predictivos en un mundo de perplejidad.
  3. Potencial: Sacar el máximo provecho a las capacidades de los empleados para contribuir de nuevas maneras. Dejar de mirar el pasado para enfocarse en el futuro y así poder anticiparse a lo que sucederá.

En conclusión, escuchar activamente las necesidades, dudas, problemas y temores que puedan estar relacionados con la adaptación tecnológica ayudaría a liderar un cambio dentro de la organización. Efectuar un apoyo continuo por parte de los líderes de la transformación ayuda a que los trabajadores no se sientan solos frente a los posibles inconvenientes que puedan presentarse. La tecnología debe visualizarse como una oportunidad de crecimiento y mejora para toda la empresa. Humaniza la tecnología de tu empresa e invita a tu equipo de trabajo a que se adapte a los avances de las herramientas digitales.

IMSKE-protesis
GVA-Sanitat-vacunacio-grip

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.