Ha conseguido una inversión de 15 millones con la que esperan abrir su primera fábrica el año que viene

Macco Robotics lanzará en 2021 la Dark Kitchen y un bar robotizado móvil

La empresa sevillana nació en 2013 con el objetivo de "modificar el sector de la restauración", explica su CEO, Víctor Martín

Uno de los robots producidos por la empresa sevillana. Foto: Macco Robotics.

La empresa sevillana Macco Robotics participó ayer los Ftalks’20 organizados por KM Zero en La Marina de Valencia, donde expuso como los robots van a revolucionar el mundo de la restauración. En concreto, presentó dos nuevos proyectos que están desarrollando y que esperan tener listos a lo largo del año que viene. El primero de ellos es la Dark Kitchen, una cocina completamente robotizada.

Se trata, explica Víctor Martín, CEO de la compañía, de “un nuevo concepto revolucionario por el cual los negocios de hostelería proveerán a las plataformas delivery a través de ‘restaurantes fantasmas’ y acabar así con la saturación que sufren los establecimientos con el auge de los pedidos a domicilio”. De este modo, los clientes solicitarán su pedido a través de internet y la cocina robótica empezará a prepararlo mientras el repartidor llega para llevarle la comanda a los usuarios.

El segundo proyecto es un bar móvil. Un coche autónomo equipado con los robots de la startup andaluza que circule por las calles y pueda preparar pedidos a los clientes que lo soliciten desplazándose hasta el lugar desde donde se realiza la petición. Este nuevo desarrollo tecnológico, señala Martín, empezará a probarse en Sevilla el próximo mes. “Macco Robotics nació en 2013 con el objetivo de modificar el sector de la restauración”, expone Martín, quien señala que se centran en la experiencia de los clientes y ofrecen soluciones adaptadas a cada persona.

A su vez, el CEO de Macco Robotics, también explica a Economía 3 que acaban de conseguir una inversión de 15 millones de euros de diversos fondos de Brasil y EEUU con el que esperan abrir su primera fábrica de robots en 2021, la cual se ubicaría en Portugal. “Esto nos permitirá reducir costes y llegar a un perfil de cliente más general, ya que ahora son grandes corporaciones nuestros clientes”, indica Martín.

Añade que la compañía se encuentra en expansión. Su sede central se ubica en Sevilla y cuenta con delegaciones en Madrid, Nueva York o la India, entre otras. “En febrero planeamos abrir una nueva en Singapur”, indica el CEO quien explica que, además, son partners de Boston Dynamics, empresa de ingeniería y robótica perteneciente a la japonesa SoftBank, para la cual trabajan desarrollando software y sensores para sus robots.

Robots que comercializa la startup andaluza. Foto: Macco Robotics.

Macco Robotics cuenta en su cartera con cuatro robots que comercializa actualmente. “Nuestros robots están diseñados para preparar y servir alimentos y bebidas de forma segura; y en la creación de nuevas experiencias al usuario”, señala Martín. El primero de ellos se llama Kime y es un robot camarero humanoide integrado en un kiosko customizable.

Por otro lado está Cart, un nuevo concepto de carrito robotizado para servir alimentos y bebidas, de diseño portable y multifuncional. También está Dibo Delivery, una plataforma automatizada creada para trabajar sirviendo alimentos desde un punto a otro, con la menor intervención humana. Está última, con motivo de la Covid-19, la han renovado para que resulte útil en la lucha contra la pandemia. De este modo surge Dibo Disinfection que es capaz de desinfectar el interior de los establecimientos y el mobiliario de forma autónoma.

Además de estos cuatro productos, Macco Robotics cuenta con el robot humanoide Bibot V4, el cual ha sido modificado para ponerlo al servicio de la sanidad en la lucha contra el coronavirus. Entre las tareas más importantes que se han incluido en este robot está la realización de test para detectar si las personas están contagiadas con el Covid-19, siendo capaz de realizar más de 700 de estos test.

De esta forma se evita poner en riesgo al personal sanitario y permite que se centren en atender a los pacientes. Otras funciones que posee es la medición de temperatura corporal de las personas y dar información en tiempo real de los pacientes, como la edad, el género o el tiempo de visita. También ofrece la posibilidad de que el personal sanitario se conecte de forma remota si las circunstancias lo requieren.

Ftalks’20 se inauguró ayer en el edificio Veles e Vents en la Marina de Valencia y prosigue hoy reuniendo a los protagonistas de la transformación del ecosistema alimentario. Inspiración, casos de éxito, startups foodtech y networking son los ingredientes de esta segunda edición, centrada en la sostenibilidad y la salud.

Suscríbete a nuestra newsletter