La transformación de las cadenas globales de suministro
Gedesco

20 años de financiación e innovación

La transformación de las cadenas globales de suministro

Hoy en día, las empresas deben adaptarse a la competencia de los mercados y a los constantes cambios de sus clientes. En este sentido, sus cadenas globales de suministros también deben evolucionar para que logren adaptarse a cada uno de los cambios. También la producción, adquisición y las redes de distribución son áreas que, naturalmente, están sujetas a una revisión periódica. A cambio de esto, las reorientaciones y las modificaciones propuestas ofrecen una oportunidad para convertir todos y cada uno de estos retos en historias de éxito.

Cuando la cadena de suministro está causando algún problema a la productividad del capital, a la satisfacción del cliente y al coste logístico, la transformación ofrece múltiples oportunidades. Estas, le permiten asegurarse de que se alcancen los objetivos de desarrollo y crecimiento, al mismo tiempo que se reduce el gasto. Además de esto, si se plantean diversos objetivos, la transformación de las cadenas globales de suministros ofrecen un enorme potencial para la optimización dinámica en las áreas que están relacionadas con los clientes. Por ejemplo, la investigación y el desarrollo o las ventas.

¿Qué son las cadenas globales de suministros?

Las cadenas mundiales de suministro son, básicamente, estructuras organizativas muy complejas, fragmentadas, dinámicas, varias y evolutivas. Para describirlas, se emplean multitud de términos, por ejemplo, cadenas de valor mundiales o redes mundiales de producción. Todos y cada uno de estos términos se refieren a los mismos aspectos básicos de la producción y el comercio transfronterizos, sin embargo, desde perspectivas muy un poco diferentes.

La transformación de las cadenas globales de suministros

Debido a la situación que actualmente estamos viviendo, las cadenas globales de suministros están buscando una transformación a toda costa. Algunos de los cambios ya adoptados se basan en buscar un mayor grado de seguridad no en buscar la mayor eficiencia, como se venía haciendo hasta la fecha. Se le está dando prioridad a los negocios hechos con personas en las que se puede confiar, en países con gobiernos favorables al nuestro. En este sentido, los peligros más latentes de este cambio son el proteccionismo, además de un excesivo poder del gobierno en el tejido empresarial y un incremento de la inflación global.

Debemos considerar que, la globalización hipereficiente que hemos atravesado también acarrea ciertos problemas. Pasando desde flujos de capital volátiles que desestabilizan todos los mercados financieros hasta los empleados menos cualificados de países ricos sin espacio dentro del mercado laboral. Incluso, hasta hace poco han aparecido nuevos problemas a esta hiper eficiencia en las cadenas globales de suministros.

Uno de ellos ha sido el hecho de darse cuenta de que existen cadenas globales de suministro que no poseen un valor intrínseco tan bueno como puede parecer a priori. Dichas cadenas han mantenido más bajo los precios hasta que se han roto y han disparado los costes hasta convertirlos en algo inasumible.

Por ende, los cuellos de botella que pudimos evidenciar este año han reducido el PIB global al menos un 1%. Esto afectó directamente a los consumidores y, por otro lado, a los accionistas por igual. Un ejemplo de ello es la escasez de microchips, la cual ha estancado la producción automovilística, obligando a que los flujos de caja de los fabricantes hayan caído un 80% de forma interanual.

¿Cuál es el desafío que enfrentan las empresas?

Todas las empresas deben cumplir sus promesas para los clientes mientras se satisfacen las expectativas de negocio sobre ganancias, costos y sensibilidad. Todo esto es un desafío muy relevante para las empresas a nivel global, especialmente, frente a la disrupción frecuente que involucra al mercado, el clima, los cambios políticos, el comercio y también los cambios regulatorios y la volatilidad. El tejido empresarial visualiza la necesidad de incrementar la resiliencia de la cadena de suministros para navegar a través de las principales disrupciones. Como lo fue la pandemia del COVID-19, por ejemplo.

En este sentido, las empresas deben observar si su cadena de suministros:

  • ¿Brinda una visibilidad más allá de los proveedores de primer grado?
  • ¿Equilibra crecimiento, sostenibilidad y costos?
  • ¿Conoce cómo aprovechar la tecnología y la automatización para mantener en buen nivel los costos además de acelerar la prestación de servicios?
  • ¿Emplea los análisis de datos para pronosticar con exactitud y predecir mejor lo que sucederá en un futuro?
  • ¿Se enfoca en la sostenibilidad, con la atención puesta en todo el ecosistema en general?
  • ¿Responde con agilidad cuando ocurren algunas disrupciones?

Ventajas de transformar la cadena global de suministros

Las compañías que deciden cambiar y transformar digitalmente su cadena de suministros son mucho más receptivas y más capaces de medir su impacto ambiental. Además de mantener sus costos operativos mucho más bajos y disfrutar de un mayor nivel de compromiso de los colaboradores. A continuación, mencionaremos una breve lista de dichas ventajas:

  • Menor inventario, costos operativos muy bajos y capital circulante.
  • Optimizar el servicio mediante mejores capacidades de respuestas.
  • Alcanzar una huella de carbono mucho más pequeña mediante almacenes, plantas de fabricación energéticamente eficientes y diversas redes de transportes.

Nuevas estrategias como alternativas utilizables

Existen diversos motivos por los que se puede requerir la transformación de las cadenas globales de suministro. Una de las razones principales es si una cadena de suministros está alineada con los objetivos primarios comerciales de una empresa y, por ende, donde existe margen de mejora. Con el incremento de las presiones externas e internas, también se desarrolla la necesidad de que la cadena de suministro avance hasta convertirse en un elemento facilitador el cual permita satisfacer necesidades.

El compromiso conduce a diversas opciones que se pueden implementar y que apoyan a una cadena de suministro optimizada. Todo esto, desde un punto de vista operativo. En este sentido, existen empresas consultoras que no sólo ofrecen una propuesta basada en un análisis económico, sino que también asegura un proceso operativo mucho más viable. Además, que también fomenta y ayuda en la gestión del cambio. Esto da lugar a una solución de cadenas globales de suministros que se convierten en referentes.