cinco tendencias teletrabajo

Las 5 tendencias que marcarán la relación entre tecnología y bienestar laboral

El último año ha supuesto un vuelco para el bienestar laboral. En 2019, la media de personas que recurrían al teletrabajo era de un 8,3%. Hoy en día, se estima que cerca de un 33% cumple con las condiciones para adoptarlo. A pesar de los beneficios aparentes, también existen riesgos, como la soledad o la conciliación familiar, que pueden reducir ya no solo la productividad de los trabajadores, sino afectarles psicológicamente.

Según el Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales de Valencia, los teletrabajadores son más propensos a vivir con sentimientos de culpa o irritabilidad asociados a su empleo. Las últimas estadísticas confirman el bienestar laboral como una prioridad. Según el INE, casi un 45% de los trabajadores y empresarios confiesan sufrir estrés de forma habitual en el trabajo.

Los cinco consejos para mejorar tu bienestar laboral

Desde Economía 3, ya lanzamos nuestros 7 consejos para mejorar el bienestar laboral de los empleados de cualquier empresa.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

APFtech, consultora tecnológica especializada en bienestar laboral, ha elaborado una serie de recomendaciones para paliar estos efectos y mejorar su relación con el trabajo a distancia gracias a las herramientas digitales.

Burn-out y conciliación familiar

A finales de 2020, el 42% de los trabajadores en España admitían haber sufrido ansiedad en los meses anteriores. El burn-out, conocido como el síndrome de agotamiento, surge cuando las responsabilidades laborales absorben una parte de la vida privada de cualquier empleado. Ante esto, la tecnología puede ser un aliciente, pero también una solución. A través del control de tareas en red y una correcta gestión de la desconexión digital, el estrés puede ser reducido.

En este sentido, Xavi Escales, fundador de APFtech, explica cuál será uno de los compromisos fundamentales de cualquier director: “Comunicación constante, la confianza en el liderazgo y conocer la situación personal de cada trabajador será determinante a la hora de organizar equipos, proyectos y horarios, de forma que cada uno pueda explotar todo su potencial”.

Formación constante

El trabajo va a requerir el dominio de una gran cantidad de aplicaciones nuevas. Para ello, cada empleado tendrá que adaptarse a la comunicación y organización a través de plataformas digitales, lo que puede ser un reto para tener en cuenta.

Desde la dirección se debe entender el salto cualitativo que esto puede suponer, así como el valor añadido que puede aportar en términos de eficiencia. Por tanto, habrá que asegurar una transición bien definida mediante una formación constante y actualizada de las herramientas a utilizar y los objetivos a conseguir.

Adaptación del entorno de trabajo

El nuevo contexto laboral implica que toda la plantilla tendrá que contar con los programas y equipos necesarios. De esta manera, allá donde tengan que trabajar se convertirá en el entorno más adecuado posible.

Sobre este punto, Escales señala la importancia de crear un espacio de trabajo en condiciones: “El trabajo debe ser un símbolo de eficacia y comodidad. Nadie puede desarrollarse al cien por cien si se siente inseguro o cansado en un lugar donde debe invertir tantas horas y esfuerzo”.

Esto incluye mecanismos de seguridad para el acceso a los servicios online y una conectividad sencilla y funcional con el resto de los compañeros que les permita compartir sus capacidades y mejorar la calidad de cada servicio.

Liderazgo en la inclusión y la comunicación

Este nuevo contexto incluye un aislamiento de todos los individuos implicados en la compañía. Es aquí donde el liderazgo adopta una nueva dimensión. No sólo en la organización, sino en gestionar la comunicación entre compañeros, no dejando que se pierda la interacción humana y optimizándola. El rol del mánager pasa ahora por conocer las flaquezas y las virtudes de cada profesional, sabiendo posicionarlo y relacionarlo con aquellos retos en los que pueda destacar.

Medición del bienestar como factor clave

Los últimos avances en corporate wellbeing han llegado hasta la salud física y mental de los empleados. No sólo hay que evitar el estrés o el cansancio en la rutina laboral, sino también poder identificar el origen de estas sensaciones para poder solucionarlas de raíz.

Como respuesta, APFtech ha desarrollado un sistema capaz de medir de forma objetiva el bienestar de las personas mediante la aplicación de inteligencia artificial y machine learning: “Con los datos biométricos obtenidos y unas pocas preguntas, podemos conocer qué y cómo afectan los retos del día a día a cada empleado de forma personalizada. Así podemos descubrir qué situaciones afectan más a su bienestar o en qué ambientes se desenvuelve mejor”, explica Escales.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.