Martes, 23 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

¿Tan solo una caja? Este desarrollo está impulsando la exportación agrícola

¿Tan solo una caja? Este desarrollo está impulsando la exportación agrícola

Esther Alonso es una joven salmantina que un día se decidió a dar un paso al frente y optar por el camino más difícil: abandonar su empleo por cuenta ajena y tomar el relevo de su padre -y antes de su abuelo- en una explotación de cerezas ubicada en el pequeño pueblo de Sotoserrano. El suyo es un proyecto que busca crecer preservando valores tradicionales heredados, pero aportando a la marca Frutas Alonso un nuevo enfoque.

El desafío de la empresa burgalesa Pescafácil, que comercializa cerca de 5.000 toneladas en el mercado nacional e internacional, es muy distinto. Con tres décadas de trayectoria en el sector del marisco, la firma se ha posicionado como una de las principales compañías del sector en España y se ha expandido a 15 países europeos.

Independientemente de su tamaño y sector, lo que tanto Frutas Alonso como Pescafácil tienen en común es el reto de adaptarse a la reciente Regulación Europea en materia de Envases y Residuos de Envases, manteniendo una alta calidad en sus envases y la protección de sus productos alimentarios.

Pensando en dar con una solución alineada con Europa, ambas empresas han confiado en el expertise de Knauf Industries.

Knauf Industries, innovación y sostenibilidad

Esta nueva normativa nace de la trasposición de las directivas europeas y ya ha empezado a condicionar las decisiones de packaging de todas las empresas europeas. Para responder a este desafío, compañías como Knauf Industries trabajan para ayudar a las empresas a disponer de soluciones más sostenibles.

Y es que la firma especializada en el diseño y la producción de envases y embalaje lleva años innovando para desarrollar soluciones capaces de proteger y alargar la vida útil de los alimentos, sin perder de vista el factor sostenibilidad.

En este sentido, desde la firma explican que «por sus características, el poliestireno expandido (o EPS) es un material idóneo para los envases agroalimentarios en su transporte y comercialización: amortigua y protege contra impactos, mantiene la temperatura más estable que otros materiales, es resistente a la humedad, permite desarrollar envases monomateriales y es completamente reciclable».

Fruto de su investigación han surgido soluciones alternativas para el sector agroalimentario como NEOPS y CELOOPS.  En el caso del primero, su origen se encuentra en la biomasa vegetal y se fabrica con restos de poda y limpieza de jardines municipales. CELOOPS, por su parte, es un material circular que proviene de plástico reciclado químicamente y, por tanto, es apto para uso y contacto alimentario.

«Hemos ido un paso más allá, desarrollando materiales alternativos que tienen las mismas características técnicas que el EPS», aseguran desde Knauf Industries.

La confianza de Pescafácil en CELOOPS

Más allá de las regulaciones comunitarias, los beneficios que aportan soluciones de origen reciclado como CELOOPS, ofrecen un valor añadido en mercados tan competitivos como el pesquero y el agro.

En el caso de Pescafácil, la empresa ha decidido apostar por Knauf Industries y adoptar CELOOPS en la totalidad de sus envases.

Desde la empresa aseguran estar convencidos del retorno de la inversión que ha supuesto. «Es una confianza que nace de nuestra conciencia y nuestro corazón. Estamos volcados en mejorar la sostenibilidad debido a nuestra convicción por participar en el giro que nuestra sociedad está dando hacia un mundo que pueda perdurar. No es un requisito de clientes, es un convencimiento de la empresa«, afirman desde Pescafácil.

Una inversión en la marca

En el caso de Esther Alonso, la empresaria ha confiado en la compañía para la fabricación de sus cajas para cerezas. Y es que este material, asegura, logra mantener los productos en mejor estado y durante más tiempo, además de ofrecer una mayor protección durante el transporte.

Esther Alonso, propietaria de Frutas Alonso, junto a su hermano y asesor Julián Alonso.

«De entrada, la caja me pareció muy atractiva visualmente. Pero es que, además, cuenta con muchas características que aportan a mi marca un valor diferencial que se nota en el fondo y en la forma. Estéticamente es genial y hace destacar muchísimo el producto con el que trabajo, aportándome una imagen de mayor calidad», asegura Alonso.

«El año pasado fue un año catastrófico para la cereza, llovió muchísimo y tuvimos muchos problemas para sacar la producción adelante. Los productos agrícolas se ven afectados por las incidencias climáticas. En el caso de la pequeña fruta de hueso la capacidad de protección y amortiguación del material es fundamental para evitar daños o pérdidas de producto en el envío», concluye.

Knauf Industries, una solución para el sector

Por si fuesen pocos, el sector agrícola enfrenta un nuevo desafío con la implementación de la futura normativa europea en materia de envases y residuos de envases, sumándose a las dificultades ya existentes como el cambio climático y la fluctuación de precios.

Los envases son cruciales para los agricultores, ya que protegen sus cosechas durante la recogida, el transporte y comercialización, ayudando a evitar pérdidas y ralentizando el deterioro. Según la agencia de Naciones Unidas para la alimentación (FAO), las frutas y hortalizas son el producto más desperdiciado, con mermas que ascienden al 32,7% del total.

Conscientes de esta problemática y de las propiedades favorables de sus materiales, Knauf Industries realizó en 2019 unos ensayos con el centro tecnológico AINIA que demostraban que la vida útil de la uva de mesa envasada en sus cajas se prolongaba.

Fuente: Estudio realizado con AINIA (Valencia), Departamento de envases.

Y es que el material que conforma el envase influye en el desperdicio alimentario. En un 14% de los casos, explican desde Knauf Industries, el producto se merma por golpes y caídas durante el proceso de poscosecha. «Nuestro estudio con AINIA demostró como el EPS influye positivamente en la protección del producto», aseguran.

Los estudios avalan a Knauf Industries

La compañía realizó un segundo estudio con la Universidad Miguel Hernández (UMH) para comparar otro de sus materiales, el polipropileno expandido (EPP) frente al polietileno de alta densidad (HDPL) que se utiliza en la recolección de la uva.

El envase de EPP de Knauf Industries destaca por ser un producto mucho más ligero. Se fabrica con un 2% de materia prima, y hasta un 98% de aire. Por este motivo, facilita el trabajo en recolección y carga de mercancías para el transporte. Además, explican desde Knauf Industries, «el EPP es aislante térmico, reutilizable, puede tener hasta 10 años de vida útil y, tras esta, es completamente reciclable».

El estudio concluyó que este material, contribuye no solo a proteger el producto, sino a mantener la firmeza y reducir la pérdida de su peso en poscosecha, hasta dos semanas más que otros envases.  Según la UMH, «estos resultados deberían ser aplicables a cualquier otro producto agrícola».

Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat stop al foc barbacoa
Rentbis
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat stop al foc barbacoa

Dejar una respuesta