Sara Caballero

Sara Caballero, influencer: «El mejor canal publicitario son las redes sociales»

De la tediosa rutina de una oficina a vivir viajando. ¿Quién no cambiaría la silla del escritorio y la pantalla del ordenador por unas espectaculares vistas al horizonte desde una playa de arena blanca o desde el pico de una montaña? Esa fue la decisión que tomó Sara Caballero hace cuatro años, haciendo de su «gran pasión» su manera de ganarse la vida.

Desde ese momento @lamochiladesara acumula más de 115.000 seguidores en la red social de viajes y fotografías por excelencia: Instagram.

No obstante, en contra de lo que muchas personas creen, el trabajo de una creadora de contenido no se limita a publicar una fotografía. Sara Caballero nos explica en esta entrevista las bambalinas del trabajo de los prescriptores del siglo XXI.

Cómo nace un creador de contenido

– ¿Cómo surgió la oportunidad de dedicarte a este mundo? ¿En qué momento decidiste hacer de las redes sociales tu profesión?

La verdad es que no lo busqué, simplemente surgió. Fue todo muy poco a poco, sin tener consciencia de querer ser influencer. Yo lo que hacía era viajar, que es mi  gran pasión. Y, en un momento concreto, por una serie de circunstancias, algunas de las fotografías que hice durante un viaje se hicieron virales y, así, poco a poco, me empezaron a surgir oportunidades laborales.

Entonces, al ir llegando todas estas oportunidades y ver que podía ir dedicándome a esto en serio fue cuando di el salto de dejar mi trabajo en una oficina y de hacerme autónoma. Así fue como empecé a dedicarme plenamente a las redes sociales.

– ¿Hubo algún momento concreto en el que te plantaste y dijiste: «Esto va en serio»?

Ese momento llega cuando ya no solo te están ofreciendo ir de viaje a un destino a cambio de darle promoción, sino que encima te pagan. Cuando te empiezan a pedir presupuestos por la asistencia a eventos o por cubrir un viaje y subir un determinado número de posts es cuando cambia tu forma de pensar y ahí ya sí que dices: «Esto va en serio».

– Actualmente, hay una gran cantidad de creadores de contenido en redes sociales. ¿Cuál es tu valor diferencial para haber superado la cifra de los 100.000 seguidores?

Ahora crecer y ser visible en redes sociales cuesta mucho más

En estos momentos, en los que ya formo parte del «mundillo» de Instagram, todo es más fácil en ese sentido. Realmente, en la época en la que empecé a crecer más, Instagram funcionaba diferente. Ahora crecer y ser visible en redes sociales cuesta mucho más.

Pero, te hablo de hace entre tres y cuatro años, aproximadamente. Si yo hubiera empezado a despuntar ahora no sé qué habría pasado porque hay tantísima gente que es difícil sobresalir.

Cuál es el trabajo de Sara Caballero

– Muchas personas se preguntan cuál es el verdadero trabajo de una influencer. En tu caso, que además estás focalizada en viajes, ¿en qué consiste tu labor del día a día? ¿Qué hay detrás de una foto de Instagram?

Hay mucho trabajo. No es para nada la idea que tiene la gente de que solo me voy de viaje y subo un post. Por ejemplo, ahora mismo tengo proyectos próximos y colaboraciones de las que algunas marcas ya me están pidiendo contenido previo, aún antes de publicar. Existen muchas acciones que el público no ve, pero hay un gran trabajo por detrás.

En general, el proceso siempre es similar. Una marca te propone una colaboración, acuerdas una negociación y, si todo va hacia delante, normalmente te piden que crees el contenido antes. Por tanto, días o semanas previos te tienes que encargar de salir, crear el contenido, ser todo lo creativo que puedas…

Después se lo pasas al cliente: si todo está correcto se publica y si no pues modificas lo que haga falta. Pero, además de este trabajo, también existe, en mi caso, el trabajo del día a día como autónoma. Es decir, que a parte de las redes sociales también hay un trabajo administrativo.

– ¿Te dejas llevar por lo que tus seguidores reclaman o eres tú la que impones los contenidos?

En mi caso, nunca contacto a ninguna marca, son ellas las que me proponen las colaboraciones. Me hacen una propuesta y si me encaja la acepto. Las marcas te hacen sus peticiones pero, aunque existan ciertas directrices, están adaptadas a tu estilo porque, lógicamente, para eso te contratan a ti y no a otra persona.

– Siendo una influencer de viajes la pandemia debió de ser un momento complicado debido a las restricciones para viajar. ¿Cómo afrontaste esa etapa? ¿Te reinventaste de algún modo?

La verdad es que no lo llevé mal porque al final me hice a la idea de que era lo que había en aquel momento para absolutamente todo el mundo.

Un hecho que me salvó es que yo no solo focalizo en viajes. De hecho, mi perfil es también de lifestyle y hago todo tipo de colaboraciones. Durante el confinamiento trabajé con algunas marcas de ropa, escuelas de idiomas online… Obviamente, no facturaba al nivel al que puedo facturar ahora cuando estoy tan en activo, pero sí que hice algunas colaboraciones aún no pudiendo salir.

Redes sociales y turismo

– Cuando se han hecho tantos viajes en tan poco tiempo, ¿llega un punto en el que nada te sorprende ya demasiado? Del mismo modo, ¿Cómo lo haces para que los posts que publicas no resulten repetitivos para tus seguidores?

La clave de eso es el escenario. Si estuvieras todo el día enseñando, por ejemplo, Madrid por muy creativa que fueras no dejaría de ser la misma ciudad todo el rato. Lo importante es ir cambiando de lugar y de acción, que hoy sea una stories con una marca de una bicicleta eléctrica y mañana un post en un viaje a Chile… Variar es lo que hace que las publicaciones sean diferentes. Si siempre muestras lo mismo al final la gente se cansa.

– ¿Se podría decir que los creadores de contenido han cambiado la manera en la que los consumidores se acercan al sector turístico y de los viajes?

Cuando subes un post muy publicitario el engagement baja

Por un lado, sí. Pero, por otro, los creadores de contenido seguimos generando un poco de espanto a ciertas personas. De hecho, es algo que está comprobado: cuando subes un post muy publicitario el engagement baja. A la gente le provoca rechazo.

Hay que saber jugar con las publicaciones para que el público no note tanto cuáles son pagadas y cuáles no.

En cambio, si nos contratan es porque las empresas ven también alguna rentabilidad. Es un hecho que el mejor canal para la publicidad ahora mismo son las redes sociales.

-¿Crees que Instagram ha acabado con las guías de viajes, dejándolas obsoletas?

Yo misma nunca he utilizado una guía de viaje. He sido más consumidora de blogs. Al final, creo que Instagram es más el spot que el viaje en sí. En concreto, lo que se publica en esta red social es una inspiración para querer viajar a un lugar determinado.

Los destinos de Sara Caballero

-¿Qué destinos recomendarías para sorprender a nuestros lectores este verano?

En España tenemos una gran variedad de destinos increíbles

A mí me gusta consumir tanto viajes internacionales como nacionales porque pienso que en España tenemos una gran variedad de destinos increíbles.

Respecto a viajes nacionales, en verano las Islas Baleares y Costa Brava son siempre un acierto seguro. En cuanto a internacionales, este año Tailandia está en auge porque ha sido uno de los países que más apostó por abrir fronteras e ir quitando las restricciones de movilidad por la pandemia.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.