La ministra de Hacienda, María Jesús Montero

El control fiscal a multinacionales destapó cifras multimillonarias en 2020

La Agencia Tributaria (AEAT) regularizó en 2020 mediante su control fiscal bases imponibles por 3.076 millones de euros a multinacionales por su fiscalidad internacional. Se trata de un 67% más que el año anterior, según ha informado el organismo en un comunicado.

Las bases imponibles afloradas fueron el resultado de 82 comprobaciones inspectoras realizadas con el apoyo de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional (ONFI). A su vez, este organismo participó en la gestión de 54 acuerdos previos de valoración con un resultado que supone garantizar a futuro bases imponibles por un importe de 3.477 millones de euros, un 66 % más.

En el ámbito de control de grandes tecnológicas se han regularizado bases imponibles por más de 130 millones. Y se ha revisado al alza, hasta 800 millones, el cálculo de bases aseguradas para próximos años.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Según la AEAT, la crisis sanitaria llevó a priorizar el año pasado las actuaciones que estaban más avanzadas cuando comenzó la pandemia, como las comprobaciones a grandes empresas, que crecieron un 7,9%, hasta un total de 21.729 actuaciones.

A su vez, se redujeron las que requieren más presencia física y las que se podían diferir sin problemas de plazos. En conjunto, la Agencia realizó más de 1.626.000 actuaciones de control sobre tributos internos en 2020, lo que supone un descenso del 2,3%. En términos globales, de la lucha contra el fraude en 2020 la agencia obtuvo unos resultados de 17.274 millones de euros.

Control fiscal de grandes patrimonios y falsos no residentes

El control que se realiza en relación con las personas físicas titulares de grandes patrimonios llevó a liquidar deuda por un importe de 437 millones. Esta cifra supone un descenso del 28% respecto al año anterior. Pero un incremento del 25% comparado con las cifras de hace dos años.

Desde 2018 -año de creación de la Unidad Central de Coordinación del Control de Patrimonios Relevantes- hasta ahora, se han liquidado casi 1.400 millones en un total de 2.100 expedientes.

El control inspector sobre contribuyentes de los que se ha recibido información de cuentas financieras en el exterior han permitido liquidar en cuatro años más de 630 millones a casi 1.900 contribuyentes, de los cuales 195 millones a casi 700 contribuyentes se concentraron en 2020.

Lucha contra la economía sumergida

En el marco de la lucha contra la actividad no declarada se realizaron 2.157 inspecciones en las que se puso de manifiesto la existencia de ventas ocultas; con unas cuotas liquidadas de 521 millones.

Al mismo tiempo, se liquidaron cuotas y sanciones por importe de 332 millones de euros, un 10% más que el año previo, a partir de actuaciones realizadas en años anteriores.

Respecto al control de alquileres sumergidos, la agencia recuerda que el efecto inducido que está suponiendo el envío de avisos de datos fiscales a presuntos arrendadores durante las últimas campañas del IRPF ha generado un incremento de más de 252.000 declarantes en cinco años, con una mayor base imponible declarada de más de 3.000 millones.

Actuaciones sobre el comercio electrónico

Una campaña especial de identificación de comerciantes extranjeros que venden a través de plataformas en internet ha permitido aflorar hasta el momento bases de IVA por 400 millones de euros y dar de alta fiscal a 7.700 empresas.

Control fiscal

Crece un 39 % el número de acciones judiciales (579) ejercitadas en 2020 por la Agencia para la consecución del pago de deudas. Se trata de acciones, especialmente las penales, que tienen por objeto judicializar la exigencia de cobro en situaciones especialmente graves de insolvencias aparentes; alzamientos y, en general, prácticas de ocultación complejas.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.