Los países productores de crudo integrados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) publican su informe mensual

El petróleo, en máximos de los últimos 2 años: ¿Un lastre para la recuperación?

Tanto en su variedad Brent, de referencia para Europa, como en la West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos.

Publicado el:
Planta de petróleo (Imagen de drpepperscott230 en Pixabay)

Los pronósticos se han cumplido y el precio del barril de petróleo sube a máximos desde hace dos años. Tanto en su variedad Brent, de referencia para Europa, como en la West Texas Intermediate (WTI), de referencia para Estados Unidos.

De hecho, según datos de la OPEP, su propio crudo cotizó este pasado miércoles a 71,19 dólares por barril, el valor más alto en los últimos dos años. Mientras, el barril de Brent, cotizaba el pasado jueves a 72,37 dólares y el de WTI, lo hacía en 70,06 dólares, superando así por primera vez en dos años la cota de los 70 dólares.

Parece que, según datos de la propia OPEP, la campaña de vacunación y los distintos estímulos económicos provocarán un aumento de la demanda petrolera en el segundo semestre del 2021. Este organismo pronostica que la demanda podría subir hasta un 5% con respecto a la primera parte del año.

A pesar de que hace un par de semanas parecía que daba un respiro, todo apunta a que la tendencia de precios continúa siendo al alza. De hecho, ha encadenado ya varias jornadas consecutivas de subidas, hasta cotizar los precios actuales.

“Se espera que la demanda mundial de petróleo acelere su ritmo en la segunda mitad de 2021, llegando a los 99 millones de barriles diarios (mbd) en comparación con 94,1 en la primera mitad, con una creciente movilidad en las principales economías empujando la demanda de la gasolina y del diésel”, señalan fuentes de la OPEP.

La demanda de petróleo sigue bajo mínimos

Aunque se ve un aumento claro del consumo, los datos siguen aún muy lejos de los niveles precovid. Habría que remontarse hasta 2016 para ubicar unos niveles tan bajos.

La OPEP ha estado trabajando durante este último año para rescatar los precios desde que el año pasado se situaran casi en mínimos históricos. Sin embargo, la situación actual es totalmente distinta y dejar que continúe en ese sentido puede suponer un peligro para la recuperación. Es por esto que es previsible que continúe aumentando los barriles, tras el alza que se ha dado en las últimas semanas.

Por otro lado, si se hace un análisis de los datos por regiones, India y China siguen siendo las que lideran el aumento del consumo a partir de julio, con un 10% de subida. Más del doble que el aumento en el conjunto de los países industrializado de Europa, América y Asia.

La inflación continúa al alza

Este aumento de los precios de algunas materias primas aumenta la preocupación por el control de los precios y la inflación, que se encuentra en aumento en muchas de las grandes economías mundiales. De hecho, según los analistas, en Estados Unidos podría subir hasta un 4,7%, en comparación al 4,2% del mes anterior. Se trata de la mayor cifra registrada desde el 2008.

La tasa de inflación interanual en la eurozona se situó en mayo en un 2%, más de un punto por encima de la cifra que marcaba en febrero, lo que provoca un aumento de los precios de consumo y, por consiguiente, una disminución de la capacidad adquisitiva de los consumidores.

Aunque la banca no cesa en su labor tranquilizadora alegando que esto solo es algo temporal, lo cierto es que los precios continúan con su tendencia alcista, lo que podría suponer un verdadero problema si esto adquiere una dimensión global.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.