Cemex deja Buñol tras 25 años

La venta de la cementera de Buñol de Cemex a Çimsa se formalizará el 30 de junio

La compra se ha cerrado por un montante de 180 millones de dólares

Publicado el:
Çimsa compra la Cementera Buñol

Tras más de dos años de negociaciones, todo apunta a que la empresa turca Çimsa Cimento formalizará el próximo 30 de junio el contrato de compra a Cemex del horno de cemento blanco de la cementera de Buñol (Valencia), según fuentes conocedoras de esta operación. La compra se ha cerrado por un montante de 180 millones de dólares. De esta forma, Çimsa se convertiría así en el líder del mercado, con unas cuotas superiores al 50% en el sector del cemento blanco a granel.

La alcaldesa de Buñol, Juncal Carrascosa, califica la venta como “algo positivo, ya que se trata de una empresa en expansión que aportará nuevas oportunidades de empleo y crecimiento para la población”.

Çimsa se hará cargo de los terrenos colindantes

Tras una primera reunión institucional en el Ayuntamiento, Carrascosa ha afirmado a Economía 3 que salió “con muy buenas sensaciones”. “Çimsa nos adelantó que, además de la compra de la cementera, también se hacen cargo de todo el terreno de alrededor que ahora mismo está sin explotar y que tienen previsión de sacarle el máximo partido”, ha comentado la primera edil.

A pesar de que el acuerdo lleva en marcha desde 2019, según ha informado el propio ayuntamiento, la operación se ha alargado debido a su complejidad, derivada del carácter internacional de la misma y a problemas de monopolio.

Por este motivo, ha tardado en ser corroborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), quien ha dado su visto bueno tras unas intensas negociaciones. Esto explica los diversos compromisos que la empresa tendrá que cumplir para solucionar así los problemas de competencia. Como por ejemplo, la venta de su silo en Alicante.

Además, la CNMC ha asegurado que vigilará de una manera proactiva el cumplimiento de estos compromisos y que tendrá que estar constantemente informada, mediante la remisión de informes quincenales.

El acuerdo incluía únicamente la venta de la planta del negocio blanco. Sin embargo, el horno de cemento gris, que quedaba fuera del contrato, ya ha recibido autorización de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para su desmantelamiento. Esto supondrá una reducción, de media, de un millón de toneladas de CO2 al año en emisiones a la atmósfera.

La cementera de Buñol ha sido propiedad de Cemex durante más de 25 años, con quien el consistorio ha tenido siempre una relación cordial. Además, esta compañía ha colaborado en la actividad cultural y social de la localidad a través de distintas iniciativas.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.