La inversión en startups en España alcanzó el año pasado los 2.087,5 millones de euros

Scanner Startups Ecosystem: ¿cómo ha evolucionado la inversión en startups?

La crisis de la covid no parece frenar a estas empresas emergentes

Publicado el:
Startups

La inversión en startups en España alcanzó el año pasado los 2.087,5 millones de euros, un 4,3% más que en 2019. Y esto a pesar del impacto generado por la covid-19. Además, prevé marcar un récord en 2021, tras un intenso comienzo de año.

Así lo pone de manifiesto el primer Scanner Startups Ecosystem, elaborado por Barcelona Tech City y Closa Investment Bankers a partir de las operaciones cerradas en 2020, que  también revela que Barcelona concentró un tercio de las inversiones en empresas emergentes. Aunque Madrid recortó terreno a la capital catalana.

Aunque el número de operaciones registró un descenso del 6,6%, hasta las 385, la pandemia no lastró en ningún caso el crecimiento de las empresas emergentes españolas. De hecho, la inversión siguió aumentando y apenas un 15% de este tipo de empresas presentó un ERTE en 2020.

Distribución territorial de las startups

Del total de operaciones, 152 correspondieron a empresas radicadas en Barcelona, 111 a startups de Madrid y otras 122 a empresas de otras partes de España.

En términos de inversión, Barcelona continuó a la cabeza, con 696 millones de euros captados en 2020, un 33,3% del total. Aunque en 2019 las startups implantadas en la capital catalana captaron 939,3 millones.

En cambio, Madrid recortó terreno a Barcelona, al pasar de 529 millones en 2019 a 581 millones inyectados a empresas emergentes radicadas en la capital española en 2020. Un 27,83% del total.

Sin embargo, el gran crecimiento durante 2020 se dio en otras partes de España, donde se dobló la inversión, al pasar de los 483,5 millones en 2019 a los 810 millones de 2020. En el caso de València, por ejemplo, el polo de innovación que se está generando alrededor de Lanzadera, la aceleradora de Juan Roig, parece no tener límite.

Ese dato, no obstante, está condicionado por los más de 400 millones de euros inyectados el año pasado a la plataforma mallorquina de reservas de habitaciones Hotelbeds, que fue la mayor operación del año en España.

El sector tecnológico, anticíclico

El presidente de la consultora Closa Investment Bankers, Josep Maria Romances, ha asegurado que el crecimiento del 4,3% de la inversión en realidad supone un repunte del 15%, ya que la economía española en su conjunto cayó un 11%. En este sentido, ha asegurado que el sector tecnológico demostró en 2020 ser “anticíclico”.

El presidente de la asociación Barcelona Tech City, Miguel Vicente, ha explicado que tras unos “tres o seis meses de susto” debido al impacto de la pandemia, que hizo que las rondas de financiación se paralizaran y que nadie fuera capaz de calibrar el impacto de la crisis en el negocio, en seguida vino el efecto de la digitalización, que benefició a las startups españolas.

El sector tecnológico se ha mostrado como “el rompehielos de la recuperación económica” por cuestiones como su capacidad de atracción de inversión extranjera, ha añadido Vicente.

2021, ¿récord inversor?

Asimismo, el inicio de 2021 también augura que este año puede darse un récord inversor, ya que de enero a abril se captaron 1.800 millones para ampliaciones de capital de empresas emergentes españolas. Del total, 450 millones corresponden a Glovo, que cerró en el primer trimestre del año la mayor ronda de inversión de una emergente española.

Con todo, los inversores españoles siguen protagonizando la mayoría de las operaciones. Un 67% del número total, por un 23% de los extranjeros y otro 10% de operaciones mixtas, con inversores españoles y foráneos.

“Tener campeones locales con propiedad local” es uno de los retos del sector tecnológico español, ha dicho Romances en alusión a la falta de inversores españoles en fases avanzadas -a partir de rondas de unos 200 millones de euros- de crecimiento de las startups.

En esta línea, el presidente de Barcelona Tech City, que representa a más de un millar de empresas del sector digital y tecnológico radicadas en Barcelona, ha pedido a las administraciones que pongan en marcha una ley de emprendedores para competir en igualdad de condiciones con otros países. Igualmente, ha demandado que los fondos europeos fomenten la digitalización y “no se asignen por la capacidad de ‘lobby’ de cada sector”.

Los sectores de startups que más operaciones concentraron

En cuanto a los sectores que protagonizaron más operaciones en 2020, destaca el de las tecnologías de la información (IT), con 49 operaciones, al que le sigue el software, con 45; la biotecnología, con 43, y las ‘fintech’, con 37.

Por tipo de operación, se doblaron las rondas ‘seed’. Es decir, las correspondientes a fases iniciales. Mientras que descendieron las operaciones en etapas más avanzadas.

El estudio incluye un barómetro de opinión elaborado a partir del testimonio de unos 70 directivos de empresas emergentes españolas de muy diferentes sectores. Un 41% de los encuestados asegura que su facturación aumentó en 2020 pese a la pandemi. Y un 86% cree que sus ingresos crecerán en 2021.

Aunque un 31,5% de los directivos consultados asegura que su plantilla descendió en 2020, un 41% comenta que la aumentó. Y de hecho un 74,5% prevé más contrataciones en 2021.

Otro punto a favor de la inversión en empresas emergentes es la mayor liquidez y disposición de los fondos de capital riesgo a invertir en este tipo de empresas, por lo que Romances ha augurado que 2022 puede superar incluso las expectativas de 2021.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.