¿Será barato volar este verano? Las agencias y las aerolíneas discrepan

Publicado el:
Avión. Volar. Viajar. (Imagen de ThePixelman en Pixabay)

¿Será barato volar este verano? Las agencias de viajes y las aerolíneas no tienen la misma opinión al respecto y sus previsiones no son exactamente iguales. Las tarifas flexibles pueden ser clave en el precio final de los billetes, puesto que tienden a encarecer los viajes. En cualquier caso, todo el sector espera con ansias la reactivación del turismo.

La gran esperanza es que este verano, el turismo internacional se sume al viajero interno, a diferencia de lo ocurrido el pasado verano. De momento, una de las primeras diferencias es que en septiembre volverán los viajes del Imserso, que suponen una importante fuente de ingresos.

Así, las aerolíneas aseguran que este verano volar volverá a ser barato, como ya ocurrió en 2020. Sin embargo, las agencias de viajes advierten de que los precios podrían no estar tan lejos de los de 2019, ya que los viajeros piden tarifas flexibles, que son más caras, y es de prever que la demanda suba con fuerza en las próximas semanas.

“Va a seguir siendo muy barato volar”

El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Javier Gándara, considera que este verano “va a seguir siendo muy barato volar”. Gándara argumenta que, ahora mismo, todas las aerolíneas quieren estimular la demanda y que la gente vuelva a viajar.

Actualmente, hay “unas ofertas buenísimas” para volar tanto en rutas nacionales como en internacionales, aunque ha recordado, en declaraciones a Efe, que, al final, los precios los fija la ley de la oferta y la demanda.

Igualmente, el director de Aeropuertos, Pasajeros, Carga y Seguridad de IATA Europa, Sergio Fernández, ha dicho a Efe que, aun sin haber tráfico por la pandemia en 2020, las tarifas se redujeron, “debido a la desesperación” y se espera que este año también sea “muy competitivo”.

Aunque muchas de las aerolíneas están en la actualidad en posiciones financieras más débiles que antes de la pandemia, siguen operando. Al mismo tiempo, va reapareciendo la demanda, por lo que “va a haber una competencia muy dura” durante 2021 y “la competencia siempre es buena y beneficia a los viajeros”.

Recuperación de hasta el 80% de las rutas de 2019

De acuerdo con los cálculos de ALA, se prevé que las compañías aéreas recuperen este verano hasta el 80% de las rutas operadas en el período estival de 2019 (antes del estallido de la pandemia, en marzo de 2020). Esto supone un 46% más de las conexiones que se ofrecían en España durante la campaña de 2020.

Según Fernández, la política de precios de cada aerolínea dependerá en gran medida de su situación económica, de forma que algunas de las aerolíneas que tengan más músculo financiero podrán permitirse pelear menos en precios que las que se encuentren más asfixiadas.

Volar a unos países u otros, en función de las restricciones

Otro factor clave será la evolución de las restricciones a la movilidad de los principales mercados de cada aerolínea. El levantamiento de dichas medidas será desigual en función del índice de contagios y de los procesos de vacunación en cada país.

Las agencias ponen ‘peros’

Sin embargo, el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Carlos Garrido, ha augurado que los precios se situarán este año tan solo “ligeramente” por debajo de los de 2019 y por encima de los de 2020.

En su opinión, como todavía hay mucha disponibilidad de plazas, los precios ahora mismo están en niveles inferiores a los de 2019. Pero los clientes están pidiendo tarifas con flexibilidad, que son un poco más caras. Además, lo que preocupa “mucho” a las agencias de viajes es la subida de las tasas aeroportuarias anunciada por AENA. En estos momentos, es necesario hacer lo contrario para reactivar el turismo, dado que la situación económica es difícil tras la crisis sanitaria, ha asegurado a Efe.

Hay “mucha sensibilidad al precio”, por lo que las compañías aéreas deben hacer un esfuerzo para bajar los precios, ya que si es muy caro viajar, el cliente no va a estar en disposición de hacerlo, aunque reconoce que el tema de las tarifas aéreas es “muy complejo”, al existir muchas clases de ellas.

Las aerolíneas completan enseguida las tarifas más baratas para jugar entonces con los cupos de las restantes. “Y lo hacen muy bien”, ha precisado Garrido, que entiende que lo que buscan es rentabilidad. Pero, para ello, también es necesario tener volumen, lo que se consigue bajando los precios.

Peticiones al Gobierno

La patronal ha pedido al Gobierno, entre otras medidas, también un plan de incentivos a la demanda turística mediante algún tipo de ayuda económica, como se ha hecho en algunas comunidades autónomas, para que la gente pueda viajar.

Por el momento, según los datos de la CEAV, tras el levantamiento del estado de alarma se ha disparado el número de consultas de viajes. Pero no tanto las reservas, que en su mayoría consisten en turismo de proximidad, mientras que las internacionales todavía están bastante paradas en las agencias de viajes.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.