Norma europea

Pagos más seguros en 2021 para frenar el fraude en el comercio electrónico

Se trata de la autenticación reforzada, que ya estaban aplicando la mayoría de las entidades y que busca reducir el fraude en el pago con tarjetas

Transacciones online

Desde que arrancó 2021, las entidades, los comercios y los consumidores que realicen operaciones a través de medios electrónicos deben adaptarse a los mecanismos que la regulación europea establece para reforzar la seguridad, la transparencia y la eficiencia de los servicios de pagos.

Se trata de la autenticación reforzada, que ya estaban aplicando la mayoría de las entidades y que busca reducir el fraude en el pago con tarjetas aplicando dos elementos de seguridad a elegir entre la posesión (tarjeta o el móvil); el conocimiento (el pin), y la inherencia (la huella digital o el iris, por ejemplo).

La doble autenticación del cliente será necesaria tanto para hacer pagos por internet como en comercios físicos, aunque se establecieron algunas excepciones en compras de importe reducido para agilizar este tipo de pagos.

El Banco de España, en el Portal del Cliente Bancario, explica que la autenticación reforzada trata de asegurar la identidad de quien paga y por eso, cuando se realicen compras con un comercio que opera en internet desde la Unión Europea, habrá que identificarse con al menos dos elementos de seguridad.

En los últimos días algunos bancos se han comunicado con los clientes para explicarle estos cambios y si la entidad es además una de las adheridas al nuevo servicio “Payguard”, es posible que hayan informado al cliente de que podrá comunicar alguno de sus datos personales a un fichero común de prevención del fraude en operaciones bancarias, gestionado por la Sociedad Española de Sistemas de Pago SA, Iberpay.

Con este servicio se pretende detectar las posibles operaciones no autorizadas en tu cuenta, aclara el Banco de España.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.

Suscríbete a nuestra newsletter