Sólo se ofertan 3000 de las 12000 plazas hoteleras de la provincia

El 75 por ciento de los hoteles de Castellón echa el cierre tras el puente de octubre

La caída de las reservas y del programa del Imserso influyen en la decisión empresarial y hace que se planteen retrasar la apertura en 2021 hasta junio

La oferta hotelera se reduce en Castellón pasado el puente de octubre.

Un 75 por ciento de los hoteles de la provincia de Castellón han decidido cerrarlos una vez superado un verano atípico y rebasado el puente de octubre, que registró una ocupación superior al 80 por ciento en el interior, con datos no tan buenos en el litoral. Una baja ocupación que ha hecho desistir a los empresarios hoteleros de mantener abiertos sus establecimientos y plantearse no volver a abrir hasta junio. Por ello, según la patronal Altur-Hosbec, de las 12.294 plazas hoteleras sólo hay ahora en el mercado 2.949, el 24% del total.

Pasado el puente de octubre las reservas han caído en picado, lo que, sumado a la suspensión del programa de vacaciones del Imserso, ha influido en la decisión empresarial de cerrar. Y es que, pese a estar sólo abiertos un 40% de los 114 hoteles, durante el puente no se superó el 80 por ciento de ocupación, porcentaje que cayó a lo largo de esta semana.

Las estadísticas que maneja la patronal autonómica Hosbec  revelan que entre sus asociados en Castellón solo hay ahora 2.949 plazas disponibles. Apenas el 24% de las más de 12.000 de la provincia. A ello se añade que en pleno verano ya hubo un 40% de camas que no llegaron a comercializarse debido al impacto del coronavirus.

Desde Altur-Hosbec se confirma el descenso de la oferta de plazas iniciado en septiembre, lo que dejó unos pocos hoteles abiertos hasta el puente a ver cómo evolucionaba la situación. Los mismos que ahora, constatado el descenso de la demanda, deciden echar el cierre. Tan sólo los establecimientos de gestión familiar y los que acogen huéspedes que acuden a la capital de la provincia por trabajo mantienen abiertas sus puertas.

La tendencia negativa detectada en el sector hizo que el presidente de Altur-Hosbec, Alexis de Pablo, manifestase esta semana que para el año que viene “se valorará si merece la pena hacer toda la campaña, por lo que habrá quien opte por volver a partir de junio”.

La situación afecta a 25.000 trabajadores del sector de la hostelería en la provincia. De momento, tal y como apuntan desde la patronal del sector, los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) les dan tranquilidad hasta finales de enero próximo, un plazo que, las mismas fuentes confían que se prorrogue.

Según fuentes de la administración autonómica este verano se ofertaron en Castellón 12.294 plazas, en los 114 hoteles que abrieron sus puertas.

Suscríbete a nuestra newsletter