Estudio de Randstad

El sector primario deja en la Comunitat 7.700 contratos, un 48 % menos que en mayo

Alicante, con 3.894 contratos, es la provincia con mayor volumen de contratación, seguida por Valencia (3.221) y Castellón (578)

En la Comunitat Valenciana se han firmado 7.693 contratos en el sector primario durante junio, frente a los 14.777 de mayo, lo que supone un descenso del 47,9 %, una caída 33,7 puntos porcentuales mayor a la media nacional (-14,2 %). Según un estudio de Randstad sobre el comportamiento, en la actual crisis sanitaria, del mercado laboral en el sector primario, compuesto por las actividades de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, el volumen de contratos registrado en la autonomía valenciana supone el 3,7 % del total que se ha firmado en todo el país.

A nivel provincial, Alicante ha sido donde se han registrado más contratos en el sector primario, 3.894 firmas, y un descenso del 22,2 % respecto a mayo; no muy lejos de Valencia, 3.221 contratos, un 63,7 % menos. Por su parte, en Castellón es donde menos contratos se han firmado, 578, un 35,7 % menos respecto a mayo.

A nivel nacional, el primario continúa siendo en junio el mayor generador de contratos, con 208.583 firmas, a pesar de que el volumen se redujo un 14,2 % con respecto a mayo, cuando fueron 243.146. La contratación registrada hace un año, en junio de 2019, fue de 227.063, un 8,9 % superior a la actual, una diferencia poco significativa comparada con los considerables impactos negativos de la pandemia en el empleo de otros sectores.

El estudio de Randstad señala que el 18 % de todos los contratos firmados en junio en España pertenecieron al sector primario, lo que le convierte, un mes más, en el primer empleador del país. De este modo, supera a los sectores del comercio (149.538), hostelería (127.823), industrias manufactureras (123.690), actividades administrativas y auxiliares (102.181), construcción (100.112), sector sanitario (84.199) y logística (79.045).

A pesar de su considerable volumen, el sector primario ha sido el único de todo el país en ver reducido su número de contratos con respecto a mayo, concretamente un 14,2 %. Otros sectores importantes registraron incrementos discretos con respecto a la media del conjunto de los sectores (36,3 %), como construcción (6,8 %), logística (15,7 %) o la industria manufacturera (19,7 %). Por su parte, los mayores incrementos se han producido en las actividades recreativas y artísticas (538,3 %), la hostelería (315,5 %), educación (139,2 %), información y comunicación (89,5 %) y financiero y seguros (86,7 %).

El informe llevado a cabo por Randstad Research sobre el impacto de la COVID-19 revela que los empresarios del sector primario son de los que más confían en una rápida recuperación para sus empresas. De hecho, el 64 % espera que sus compañías estén ya completamente recuperadas, a niveles anteriores de la pandemia, antes de que termine 2020. Este porcentaje está 16 puntos porcentuales por encima de la media de sectores, situada en el 48 %. Además, el 88 % de los empresarios del sector primario sitúan esta recuperación total en el segundo trimestre del año 2021.

Por otro lado, el estudio muestra que las empresas del sector primario han podido trabajar de manera considerable durante esta crisis, mucho más que el resto de la economía. El 35 % de los empresarios del sector asegura haber podido llevar a cabo su actividad con total normalidad, 17 puntos porcentuales más que sus colegas del resto de sectores (18 %), mientras que un tercio no vio variar su volumen de negocio, 18 puntos más que el conjunto de la economía (15 %).

Randstad ha destacado que el 67,6 % de los contratos registrados en junio en todo el país se firmaron en Andalucía (69.187 contratos), la Región de Murcia (45.135), y Extremadura (26.720), todas ellas por encima de las 25.000 rúbricas. Las siguen Castilla-La Mancha (23.542), Aragón (12.031), Cataluña (8.597), Comunitat Valenciana (7.693) y Castilla y León (5.085).

Suscríbete a nuestra newsletter