Crisis coronavirus | Automoción

AVIA está analizando cómo afecta el parón de Ford y otras plantas a sus asociados

El clúster de automoción reclama medidas como aplicar las vacaciones o la bolsa de horas para no tener que recurrir a los ERTE

Archivado en: 

La industria auxiliar de la automoción analiza las opciones para abordar la situación y el impacto que va a tener la paralización de las plantas de automóviles en Europa y utilizará todas las medidas de flexibilización que ha puesto el gobierno a disposición de las empresas para intentar retrasar la presentación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

La Asociación Valenciana de Industrias de la Automoción (AVIA) no ha calculado todavía el impacto que el parón de Ford Almussafes y otras plantas españolas va a tener en las empresas asociadas ya que, según su gerente, Elena Lluch, “podemos estar preparados para superar una crisis económica pero este tipo de crisis que está paralizando todo nos sobrepasa”.

“Es una situación crítica y va a ser dura” para la industria auxiliar, en concreto para las empresas que solo trabajan para Ford, que están paradas, ha afirmado.

Otras industrias siguen suministrando componentes a plantas de Norteamérica aunque el volumen no es suficiente como para mantener toda la actividad productiva mientras que otras sufren menos el impacto al estar diversificadas en cuanto a los mercados a los que sirven, y otras de servicios e ingeniería no se han visto afectadas.

Respecto a las medidas de flexibilidad para los trabajadores, AVIA reclama otras como aplicar las vacaciones o la bolsa de horas con la intención de no tener que recurrir a los ERTE.

Lluch ha afirmado que también están preocupados por la salud de los trabajadores y se están extremando las medidas de seguridad para evitar contagios en las plantas.

Suscríbete a nuestra newsletter