Según el documento "Claves de competitividad" del Observatorio GECE. | Fuente: Observatorio GECE a partir de datos de Bureau Van Dijk.

Las empresas familiares “superiores” de la CV son las que más empleo crean

Generan el 52,7% del empleo y el 58,4% del valor añadido del total de las empresas familiares, frente al 31,6% y 40,5% respectivamente en el conjunto nacional

Contribución al empleo y al valor añadido de las empresas familiares sólidas y superiores por CC. AA. (2017)

El documento Claves de competitividad  del Observatorio sobre Gobierno, Estrategia y Competitividad de las Empresas (GECE), impulsado por Bankia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), recoge que las empresas familiares de la Comunitat Valenciana incluidas en el grupo de las más competitivas (25,4%), las denominadas ‘superiores’, son las que generan más empleo y valor añadido de toda España si las comparamos con las familiares ‘superiores’ del resto de comunidades autónomas.

El Observatorio GECE clasifica las empresas en cuatro grupos según su nivel de competitividad: ‘superiores’, ‘sólidas’, ‘modestas’ y ‘frágiles’. Cuenta con una amplia base de datos y presta especial atención al estudio de las empresas familiares.

De las empresas de la Comunitat ‘superiores’ depende el 52,7% del empleo y el 58,4% del valor añadido del conjunto de empresas familiares. Por detrás, se sitúa Canarias, con el 44,7% y el 52,6%, respectivamente; y Navarra, cuyas sociedades familiares más competitivas aportan el 42,2% del empleo y el 51,1% del valor añadido. La media nacional se sitúa en el 31,6% y el 40,5%, respectivamente.

Esta importante contribución de las empresas más competitivas supone que de todo el empleo generado por las empresas familiares de las tres provincias, más de la mitad se concentra en organizaciones que gozan de alta competitividad y, por tanto, potencialmente pueden ofrecer estabilidad laboral y buenas condiciones de trabajo.

Preferencia por figuras personalistas

La Clave 5 aborda un análisis comparado entre las diferentes comunidades autónomas de la contribución relativa que tienen las empresas familiares más competitivas al empleo y el valor añadido. Además, estudia el uso por parte de las empresas con diferentes niveles de competitividad de las estructuras de gobierno orientadas a la transparencia y dación de cuentas.

Respecto a este último análisis, las empresas familiares valencianas muestran una mayor preferencia por los sistemas de gobierno basados en figuras personalistas que la que se aprecia en el resto de regiones, una práctica que se observa, además, en los cuatro niveles de competitividad.

Solo el 26,6% de las empresas familiares valencianas ‘modestas’ y ‘frágiles’ disponen de un consejo de administración, el menor porcentaje registrado en todas las comunidades autónomas. En el caso de las familiares valencianas consideradas ‘superiores’ y ‘sólidas’ el porcentaje se eleva al 34,7%, pero sigue siendo el penúltimo más bajo de todas las regiones, solo por delante de Canarias. Este ranking lo encabeza Navarra y La Rioja con un 49,8% y un 47,4% de empresas familiares del grupo más competitivo que confían en un consejo de administración para ayudar a tomar sus decisiones.

El uso de modelos basados en el ‘administrador único’ no significa que las empresas estén necesariamente peor administradas, pero los sistemas que se apoyan en consejos de administración se sitúan en mejores condiciones para afrontar procesos de sucesión y transición, se obligan a desarrollar prácticas de mayor transparencia y dación de cuentas, y se alimentan de perspectivas más diversas que, generalmente, impulsan más el crecimiento y la orientación a la tecnología. En total, el 32% de las empresas familiares valencianas disponen de un consejo de administración, frente al 38% de la media española.

La Clave 5 también detecta que la dispersión de capital es más elevada en el caso de las empresas familiares con altos niveles de competitividad (‘sólidas’ y ‘superiores’) que en las empresas ‘frágiles’ y ‘modestas’.

Mientras que el 65,5% de las familiares valencianas más competitivas cuentan con dos o más accionistas, el promedio de las ‘modestas’ y ‘frágiles’ es siete puntos inferior (58,7%). La Rioja es, con un 72,8%, la región con mayor porcentaje de empresas familiares ‘superiores’ y ‘sólidas’ cuyo accionariado está repartido en dos o más socios. Sin embargo, Canarias se sitúa con el porcentaje más bajo en esta variable (59,1%).

Suscríbete a nuestra newsletter