Entrevista a Pepe Salvador y Vicente Fabuel

Oldies: Bonus track

Ampliación del reportaje publicado en la revista Economía 3: Grandes éxitos de ventas, el fenómeno de los fans post-mortem e ilustres visitantes de Oldies

Archivado en: 

| Foto: Vicente A. Jiménez

Oldies es mucho Oldies. Nos pasamos una mañana charlando en la tienda de discos más antigua de España gestionada por sus propios fundadores (Pepe Salvador y Vicente Fabuel), y cuarenta años de rock’n’roll no se resumen de cualquier manera. Así que les ofrecemos este jugoso bonus track sobre discos más vendidos, gente que se hace fan de algún músico justo al día siguiente de que se muera, y grandes personalidades locales, nacionales e internacionales que se han paseado entre los vinilos de la calle de la Mare de Déu de Gràcia.

-Si ampliáis el foco de la memoria lo máximo posible, ¿qué discos han sido vuestros greatest hits de ventas?

-Vicente Fabuel (V.F.): Seguro que de los 80 tiene que haber varios.

-Pepe Salvador (P.S.): Puede que el London Calling de los Clash siga siendo el más vendido aquí.

– V.F.: Siempre lo tenemos dispuesto.

-P.S.: Fue la leche, pero creo que en cuanto a número de ventas se ha visto superado por el primer disco de Pep Gimeno el Botifarra.

-¡No me digas!

– V.F.: Botifarra ha sido un fenómeno, ha puesto patas arriba toda la escena local.

Oldies

Pepe Salvador. | Foto: Vicente A. Jiménez

– P.S.: De hecho, es un disco que ahora ya no está disponible.

-Llama mucho la atención el comportamiento morboso del mercado. Cada vez que se muere alguna gran estrella, inmediatamente se produce un repunte de sus ventas bestial.

– P.S.: En ese sentido, puedo decir que ha repercutido más Camilo Sesto que los Lou Reed, Bowie o Prince.

– V.F.: Aunque lo de Bowie también fue importante, además acababa de publicar su último disco. Esas cosas forman parte de la vida, se recuerda más al artista y parece que se le escucha con otra actitud.

-Hasta con Michael Jackson, que parecía haberlo vendido todo…

– V.F.: Sí, hasta llegamos a preguntarnos, en broma, si era posible que existiera alguien que aún no tuviera el Thriller.

– P.S.: Pero insisto, el que más ha repercutido en Oldies ha sido Camilo. Al día siguiente de su muerte, se nos agotaron los Lp’s, y teníamos muchos. Y no ha habido manera de reponerlos, nos vamos apañando con cd’s.

– V.F.: Creo que eso tiene que ver con la relación que el oyente tiene con el artista. Recuerdo que cuando murió Lou Reed no llegó a pasar lo mismo. Quizá daba más sensación de lejanía, no lo sé.

-Pero hay una cosa que me alucina de todo esto. Cuando se murieron Lou Reed o Bowie, yo tenía mucha obra suya, no digo que todo porque es mucho en ambos casos. Lo que no entiendo es que se muera un ídolo y sus fans se pongan al día siguiente a comprar. Vamos a ver, ¿lo lógico no es que lo hubieran tenido antes?

V.F.: Es como un ejercicio de duelo, ya vimos cómo en Madrid los fans de Camilo daban la vuelta al edificio donde estaba su capilla ardiente. Es como una cuestión de sentimiento puro que revive.

Oldies

Vicente Fabuel. | Foto: Vicente A. Jimenez

– P.S.: Ocurre que es tan amplia la discografía que a todo el mundo le falta mucha. Además, claro, de quien no tenía nada de él y ha descubierto quién era con su muerte.

– V.F.: Hay que recordar que su versión de Jesucristo Superstar es la mejor que se ha hecho del original.

-Vicente me contó que por aquí estuvo una vez Bruno Lomas. ¿Qué otros ilustres han pasado por Oldies?

– P.S.: Eduardo Benavente, el cantante de Parálisis Permanente, que murió en 1983, estuvo con su pareja, Ana Curra, vinieron a traernos sus discos. También estuvieron los Gabinete…Casi todos los que venían a València dormían aquí al lado, en el Astoria. Glutamato Ye-Yé, El Último de la Fila, mira, precisamente no hace mucho que estuvo Pau Riba.

– V.F.: Recuerdo a Thurston Moore, de Sonic Youth, un coleccionista de glam y de punk, que se llevó singles, mayormente. El single es otro de los formatos que siempre ha cuidado mucho Oldies. Una cosa curiosa es que vino Billy Gibbons, de ZZ Top, acompañado de un pediatra que era cliente nuestro, y que estaba tratando a su hijo. Gibbons le estaba agradecidísimo porque había curado a su hijo de una enfermedad que tuvo mientras estaban de paso por València; desde entonces, el músico venía constantemente, siempre que podía, a saludarle, y a veces visitaban la tienda.

– P.S.: Pero claro, sobre todo vienen valencianos. Julio Bustamante ha tocado aquí varias veces, Gener también, Maronda otras tres al menos…

– V.F.: Hacemos pequeños conciertos gratuitos cuando sale algún disco.

-Finalmente, ¿esto es un trabajo o una adicción? 

– P.S.: Las dos cosas: una adicción y un trabajo.

– V.F.: Siempre digo que algún día tendremos que retirarnos… para poder escuchar música.

Suscríbete a nuestra newsletter