Flamingueo abre su primera tienda física en Bonaire

La tienda online pone al servicio de sus clientes la primera storie store

Archivado en: 

Flamingueo abre en Bonaire su primer tienda en el centro comercial Bonaire. La tienda online de los productos que hacen las delicias de instagramers y amantes del lifestyle con sus flotadores con forma de flamencos, luces de neón o mantas de cola de sirena, se adentra en el territorio de lo tangible. Arranca con una primera tienda en el centro comercial Bonaire, en Aldaia (València), donde ofrece sus productos diseñados para inmortalizar en las redes sociales.

La tienda de Flamingueo es una Storie Store en sí misma, con múltiples estímulos para los amantes de Instagram: un espacio para hacerse fotos, como los murales –obra de Taruga, otra startup apoyada por Lanzadera– o la pared de mariposas que tan de moda están en redes. Para este nuevo concepto de tienda física, Flamingueo ha contado con la agencia creativa de Huuun.

La tienda es un concepto diferente ya que solo ofrece 30 productos seleccionados, teniendo en cuenta dos factores: los más exitosos entre los casi 100.000 productos vendidos por la marca y lo trendy que son estos productos ahora mismo en España y otros países.

Nadia Fernandes, gerente de Bonaire, ha destacado la importancia que tiene para el centro comercial “apostar por marcas emprendedoras e iniciativas tan innovadoras como ésta. Nuestro respaldo a este tipo de proyectos nos ha permitido consolidar una oferta diferenciadora”. Nadia también ha explicado que “esta iniciativa, se enmarca en el objetivo de Bonaire de contribuir al desarrollo de su entorno social y económico, identificando proyectos empresariales innovadores que permitan ofrecer un servicio único a sus clientes”.

La apertura de la tienda física supone un hito significativo en la trayectoria de una marca que nació al calor de las redes sociales. Su historia comenzó en abril de 2016. Emilio Peña había descubierto en Australia la moda de los flotadores con forma de flamencos y, tras asociarse con Jacinto Fleta y Pablo Niñoles –todos estudiantes de Edem Escuela de Empresarios–, decidieron vender este icono de Instagram en el mercado nacional.

Durante el verano de 2016 vendieron 1.000 flotadores. En invierno hicieron caja con mantas rematadas en colas de sirena. En 2017 actualizaron los flotadores y las mantas y en 2018 renovaron el catálogo mediante nuevos productos fotografiables. Hoy nutren su tienda online y su perfil en Amazon con un nuevo producto cada lunes. Para seleccionar los productos que ofrecen a sus miles de seguidores se apoyan en una inteligencia artificial propia que detecta tendencias a partir de un algoritmo.

Flamingueo tiene el apoyo de Angels, que ha entrado en el accionariado con una inyección económica para impular la venta de nuevos productos. Actualmente la marca ditiene más de 60.000 clientes.

Suscríbete a nuestra newsletter