Se subroga los 21 empleados de Edeis

Aerocas asume desde noviembre la gestión en solitario del aeropuerto de Castellón

La certificación como gestor aeroportuario permite a Aerocas tutelar el futuro de un aeropuerto que alcanzó el millón de viajeros y que espera la ruta a Madrid

El aeropuerto de Castellón queda en manos de un gestor público

La empresa pública Aerocas se ha ce cargo desde hoy de la gestión del aeropuerto de Castellón, una vez que la concesionaria hasta ayer, la francesa Edeis, ha quedado desvinculada del contrato de concesión administrativa que heredó de la canadiense SNC Lavalin, tras haber percibido los 21,6 millones de euros en 5 años. Aerocas, dependiente de la Generalitat Valenciana, asume los 21 trabajadores que tenía Edeis en las instalaciones aeroportuarias de Vilanova d’Alcolea.

La consecución de Aerocas de su certificación como gestor aeroportuaria por parte de Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) permite que se haga cargo del aeropuerto y la desvinculación de Edeis. Esa certificación la obtuvo tras avalar la suficiencia económico-financiera el Consell en un reciente pleno.

La salida de Edeis del aeropuerto se produce sin haber agotado los 20 de concesión que heredó de Lavalin, y tras un año de trabajar coordinadamente con Aerocas para facilitar la transición. De hecho la directora de Operaciones y Mantenimiento del Aeropuerto nombrada por Edeis, Ivana Guinot, seguirá en su puesto. Como también seguirán los 21 trabajadores de la firma francesa que se sumarán los 5 de Aerocas.

La empresa pública de la Generalitat Valenciana también se subroga los contratos con empresas externas que tenía Edeis, caso de Saerco responsable de la gestión del tráfico aéreo o del servicio de extinción de incendios también está externalizado en favor del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón.

La ruptura de la vinculación entre Edeis y la Generalitat Valenciana propiciada por la petición de aquella de cesar en la gestión por no obtener los resultados económicos esperados, hará que deje de percibir la parte correspondiente del contrato de concesión por 20 años que se firmó en la etapa de Alberto Fabra como presidente del Consell y que fijaba una aportación de 24,5 millones en los primeros 10 años del contrato. Tras solicitar la concesionaria percibir la compensación de 4,5 millones por cada año de gestión, dejará de percibir 4,5 millones.

Aerocas recibe un aeropuerto que va creciendo en cuanto a número de viajeros, ha superado ya el medio millón en los 5 años de actividad, a la par que ha abierto nuevas rutas con mercados emisores de turismo como Londres o Viena. En paralelo ha atraído a dos academias de formación de pilotos y a empresas que se instalan en la base para el mantenimiento y desguace de aviones. Como reto tiene obtener del Gobierno Central, vía AENA, la apertura de una línea aérea que comunique la provincia con Madrid.

Suscríbete a nuestra newsletter