A escala mundial

Valenciaport quiere liderar la lucha contra el cambio climático en el sector portuario

SuperLabPorts, ubicado en las instalaciones de la APV, actuará de punto de encuentro internacional para la innovación contra el cambio climático

Aunque el transporte marítimo es el más eficiente de todos –teniendo en cuenta las emisiones de CO2 por tonelada-km transportada–, la Autoridad Portuaria de Valencia se ha marcado “ambiciosos objetivos en la lucha contra el cambio climático”. Así ha recordado su presidente, Aurelio Martínez que el Puerto de Valencia fue uno de los primeros en Europa en obtener las certificaciones medioambientales y ahora el objetivo es ser el primero en alcanzar la autosuficiencia, energéticamente hablando.

Pero sus aspiraciones van más allá. Valenciaport quiere convertirse en un centro internacional que lidere a escala mundial el reto del cambio climático en el sector de la logística portuaria y marítima a través de la innovación.

Para llegar a ser ese punto de referencia, la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), la Fundación Valenciaport y EIT Climate-KIC ponen en marcha SuperLabPorts,un espacio de co-creación para la innovación y el emprendimiento que luchará contra el cambio climático en el entorno portuario y marítimo.

“SuperLabPorts es un paso necesario para conseguir constituir en Valencia un Centro de Excelencia en Innovación y Emprendimiento en Cambio Climático para el Sector Marítimo-Portuario. Tenemos que trabajar para conseguir ese liderazgo mundial, pero estoy convencido de que estamos en condiciones de pelear por ello”, ha subrayado el presidente de la APV y de la Fundación Valenciaport.

Para Martínez “sigue existiendo un gap muy importante entre la investigación y la experimentación y el traslado al mercado de estas innovaciones precomerciales, de modo que sea posible la adopción masiva de las soluciones investigadas. El SuperLabPorts y el Centro de Excelencia en Innovación y Emprendimiento en Cambio Climático van a trabajar en esa dirección”, ha asegurado.

En este sentido, el director general de Climate-KIC Spain, José Luis Muñoz ha explicado que “SuperLabPorts no será una incubadora al uso, sino un lugar de encuentro, donde sea posible hacer contactos de alto nivel para generar sinergias, crear y compartir soluciones entre expertos internacionales, start ups, tecnólogos, empresas, universidades, organismos públicos y otros puertos –como Chipre y Pireo, ya confirmados– de manera que puedan ponerse en marcha proyectos trascendentes a escala mundial”.

De izq. a dcha. José Luis Muñoz, Kirsten Dunlop y Aurelio Martínez

De hecho, ya hay proyectos que han nacido al amparo de esta relación entre la Fundación Valencia Port y Climate-KIC, entre ellos relacionados con economía circular, con temas de movilidad puerto-ciudad, turismo… “El SuperLabPorts pretende canalizar todo ese conocimiento para generar un ecosistema de referencia y un porfolio de acciones líderes en el ámbito mundial  aprovechando todo el know how y el ecosistema emprendedor que ya existe en València. El objetivo es generar productos y servicios para hacer frente al cambio climático que se puedan implementar en otros lugares del mundo, pero con talento y sello valenciano, de modo que se genere aquí empleo de alto nivel”, ha concretado Muñoz a preguntas de Economía 3.

El SuperLabPorts, en el que EIT Climate-KIC va a invertir 15 millones de euros hasta 2022, está ubicado en las instalaciones de la Fundación Valenciaport en el puerto de Valencia y cuenta con espacios condicionados para el coworking y la puesta en común de ideas.

Según Aurelio Martínez, el puerto así como otras entidades privadas y organismos públicos –entre otros la inminente convocatoria de Puertos 4.0– podrían apoyar financieramente a algunos de los proyectos que se pongan en marcha “además también se realizará labor de asesoramiento y seguimiento, en definitiva se facilitará el emprendedurismo: lo prioritario es pasar de la experimentación al mercado”.

“Un balance energético equilibrado en 2030”

Kirsten Dunlop, CEO de EIT Climate-KIC ha explicado que el puerto de Valencia lidera uno de los proyectos más estratégicos de EIT Climate-KIC, los Maritime Hubs, creados para demostrar que el recinto puede logar las cero emisiones netas en 2030 mediante la definición de un plan integral.

“El mayor puerto del Mediterráneo, el puerto de Valencia, puede alcanzar un balance energético equilibrado, es decir que la cantidad de energía producida sea la misma que la consumida, en 2025 –si nos dejan y nos dan los permisos– o en 2030 como muy tarde”, ha añadido Martínez.

En la misma línea, se ha referido a los esfuerzos realizados por reducir las emisiones generadas por la actividad del puerto. “Prueba de ello es que en los últimos seis años hemos logrado disminuir un 17% la huella de carbono del recinto, mientras que el tráfico del puerto ha experimentado un crecimiento del 24%”.

Suscríbete a nuestra newsletter