Se podrá visitar los días 24, 25 y 26 de octubre

La exposición “Mäkelismos” de René Mäkelä llega al Centro Porsche de Alicante

Está compuesta por seis impactantes obras de René Mäkelä, un pintor español que utiliza un estilo hiperrealista con toques expresionistas

Archivado en: 

El artista mallorquín René Mäkelä. | E3

La vinculación de Porsche con el arte, y de forma muy especial con el mundo de la pintura, ha sido una constante en la historia de la compañía. El arte siempre ha estado presente como fuente de inspiración para los diseñadores de la marca, de la misma forma que muchos artistas han elegido modelos Porsche como base para realizar algunas de sus obras. Por eso, Porsche Ibérica quiere compartir de nuevo una experiencia cultural con sus clientes y aficionados, utilizando la red de centros Porsche de España y Portugal como centros de experiencias. La exposición está compuesta por seis impactantes obras de René Mäkelä, un pintor español que utiliza un estilo hiperrealista con toques expresionistas en telas de gran formato, para causar impacto a primera vista.

René Álvarez Mäkelä saltó a la fama internacional tras publicar un retrato de Cara Delevigne en Instagram que esta compartió con sus millones de seguidores. Tuvo tal repercusión y se volvió tan viral que grandes celebridades se pusieron en contacto con él. Madonna le pidió dos grandes murales para el hospital de la fundación Raising Malawi y varios deportistas famosos, entre otros el jugador de la NBA Austin Rivers y el piloto Jorge Lorenzo, también quisieron que pintara para ellos.

En su universo creativo destaca la presencia de iconos pop y busca la inspiración en el mundo del cine, la música o la moda para realizar piezas únicas que sobresalen por la originalidad de sus colores y su inmenso tamaño. Ha expuesto con gran éxito de crítica y público en Los Ángeles, Miami, Nueva York, Madrid, Barcelona e Ibiza, entre otros lugares, y fue recibido recientemente en El Vaticano por el Papa Francisco, en agradecimiento por subastar una de sus obras en la sede neoyorkina de la ONU a beneficio de la fundación Scholas Occurrentes.

Cuatro de las obras con ambiente Porsche se exhibirán como cuadros de gran tamaño, mientras que otras dos han sido trasladadas directamente a la carrocería de sendos 911, uno de 1988 perteneciente a la serie G, la más longeva en los 55 años del modelo, y otro de la serie 992, presentada recientemente. El Porsche 911, un auténtico icono entre los automóviles deportivos, encaja a la perfección en los trabajos de Mäkela, que se nutre frecuentemente de iconos pop en sus creaciones artísticas.

Makela

| E3

Esta iniciativa surge tras la buena acogida que siempre han tenido este tipo de proyectos en la familia porschista, hablamos de las exposiciones – también itinerantes – de Andy Warhol, Roy Lichtenstein, Manu Campa, Erich Strenger y Hanns Lohrer.

Todas estas manifestaciones artísticas tienen en común el protagonismo de modelos Porsche icónicos, como el 928, el 718 Boxster, el Macan y, por supuesto, el legendario 911 que forman parte activa en las creaciones expuestas. Y es que la gran diferencia entre un Centro Porsche y cualquier otro concesionario son las experiencias que se pueden disfrutar en los primeros, porque la idea es que quien acuda a ellos no lo haga simplemente con la intención de comprar, mantener o restaurar un coche, sino también para saborear un ambiente especial que acaba creando un vínculo profundo con la marca.

Así, el arte con mayúsculas será protagonista en el Centro Porsche Alicante durante los días 24, 25 y 26 de octubre, para que todo aquel que se adentre en el espacio dedicado a la exposición de vehículos pueda contemplar dos tipos de obras fascinantes: las de René Mäkelä y los propios deportivos de la firma de Stuttgart, también piezas únicas por su exquisita calidad, singular diseño y tecnología vanguardista.

Mäkelä se reconoce admirador de Porsche desde que vio una miniatura de un 911 Carrera con el que jugaba su hermano. “Tenía algo que lo hacía diferente de los demás y fui consciente de ello cuando empecé a reconocer ese modelo por la calle; eran obras de arte en movimiento”, comenta el artista mallorquín. Cuando recibió en encargo de crear una colección relacionada con Porsche se puso a investigar la historia y lo que la marca significaba para la gente. Al final, pensando en lo que quería plasmar, llegó a una conclusión sencilla: “¿Quién no gira la cabeza al ver pasar un Porsche? Ese es el efecto que he buscado con la creación de esta colección”.

Suscríbete a nuestra newsletter