Europa urge la conclusión de las obras del Corredor Mediterráneo

El vicepresidente de la Comisión viajó a la Vega Baja para comprobar el desastre provocado por la gota fría

El cierre del Corredor Mediterráneo y los efectos de la gota fría han centrado la visita que el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermarns, ha realizado a Alicante.

Timmermarns ha participado en un coloquio celebrado en la sede de la Euipo junto al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con quien posteriormente se ha trasladado a Orihuela para conocer los efectos de la pasada gota fría.

La Comisión Europea (CE) considera “esencial” culminar el trazado del Corredor Mediterráneo entre Valencia y la frontera francesa “lo antes posible” en el objetivo de reducir emisiones a la atmósfera y para favorecer “el sistema más limpio de transporte”, ha afirmado el vicepresidente europeo.

Asimismo ha recalcado que Bruselas ha financiado con 3.000 millones de euros 42 proyectos del citado Corredor, para que forme parte de la red transeuropea. Timmermarns ha expresado el propósito de la UE de aumentar el tráfico ferroviario de mercancías desde el 27 % actual pra eliminar de las carreteras 40 millones de toneladas al año, lo que contribuirá a reducir las emisiones contaminantes.


Puig reclama ayuda europea para levantar infraestructuras que prevegan futuras inundaciones


Por su parte, Ximo Puig ha reclamado de la UE su implicación para superar los daños ocasionados por el pasado temporal de lluvias. El presidente del Consell se ha referido especialmente a preparar las infraestructuras y el tejido productivo de la comarca para prevenir futuros episodios similares.

Recordó Puig que el Mediterráneo es una de las zonas que sufre con especial virulencia el cambio climático y reclamó una estrategia europea para la zona en la que los expertos auguran episodios de lluvias cada vez más intensos y frecuentes.

Suscríbete a nuestra newsletter