Aprobadas las nuevas ordenanzas fiscales

Rafael Torres: “No tiene sentido subir los impuestos cuando hay superávit en València”

La subida en el IBI, IAE, alcantarillado o en el impuesto de circulación afectará de forma muy notable a la actividad de los comerciantes de la ciudad

El presidente de la patronal del comercio en imagen de archivo| E3

La aprobación inicial de las nuevas ordenanzas fiscales en el pleno del Ayuntamiento de València suscitó las primeras reacciones entre los sectores más afectados por estas medidas que se aplicarán a partir del próximo año.

La subida en el IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles) y en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), sin dejar de lado la del alcantarillado, que hará subir la factura del agua, o el impuesto de circulación, afecta a ciudadanos y de forma muy notable a la actividad de comerciantes de la ciudad.

En el caso del comercio, el presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres declaró a Economía 3 que desde la patronal del comercio reciben con “indignación” esta decisión ya que, según explicó “no hay ninguna razón para la subida de impuestos ya que hay superávit en las arcas municipales”. “Nos parece inasumible e inaceptable, no hay justificación por ningún lado. Se podrían mejorar los servicios que son necesarios mejorando su capacidad de gestión”.

Los efectos de la nueva normativa se harán sentir principalmente en aquellos comercios con un valor catastral superior a 278.512 euros, que representan un total de 1550 negocios, a los que se les incrementará en el recibo, además de la subida del 3% generalizada, un 10% . Esto supone, según datos de Confecomerç CV, que se llegará a pagar, como media, más de 1.386 euros de Ibi.

“Lo calificamos de auténtico desastre, dadas las circunstancias en las que se encuentra el comercio y la economía en general. El sector se encuentra en una transformación muy profunda desde hace algunos años por los cambios de hábitos de consumo, por la venta on-line, o por la competencia de la venta ilegal”. Además, Torres manifestó su malestar ya que “hace cuatro años ya se subió el Ibi entre el 30-40% a muchos comercios y esta medida nos parece excesiva”.


“Lo calificamos de auténtico desastre, dadas las circunstancias en las que se encuentra el comercio y la economía en general”


La patronal del comercio, que ya se ha reunido con miembros del consistorio y de la oposición para abordar el tema, manifiesta estar de acuerdo con el ayuntamiento en la necesidad de invertir en servicios.

No obstante, no justifican la subida de impuestos para este fin, al que califican como “excusa”,  ya que desde la casa consistorial se argumenta la necesidad de realizar mejoras en seguridad y limpieza. Para ello, se ha previsto aumentar el cuerpo de policías y bomberos, así como mejoras en el mantenimiento de jardines o en la red de alcantarillado.

Con estas medidas, que tras el periodo de alegaciones se aprobarán definitivamente en diciembre, València recaudará cerca de 25 millones de euros.

Comercio emblemático

Actualmente la patronal trabaja para poder crear la figura del ‘Comercio Emblemático’. El objetivo de esta iniciativa es proteger al pequeño comercio, ya que de  llevarse a cabo, este tipo de negocio estaría exento del 95% del pago del Ibi. “Vamos hacia ese modelo de comercio cercano y especializado, en detrimento de las grandes superficies de las afueras”.

“Estamos valorando cómo encajar esa figura y cómo generar ese registro, para ver en que medida, al menos el pequeño comercio, se puede salvar para esta tremenda subida de impuestos”, concluyó.


“Si se daña la actividad del Mercado Central lo vamos a sufrir todos”


Por otro lado, Rafael Torres también mostró su preocupación por otros asuntos como el futuro sobre la gestión del Mercado Central de València. En este sentido, reclama al ayuntamiento más implicación y voluntad de diálogo ya que “si se daña la actividad del Mercado Central lo vamos a sufrir todos”.

En referencia a la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento, se quejó de que “la gran repercusión mediática que se ha generado en un proyecto que se encuentra en una fase tan inicial, ha creado incertidumbre para llevar a cabo futuras inversiones y ha puesto nerviosos a los comerciantes de la zona”.

Desde la patronal reclaman una revisión en la gestión de los presupuestos municipales y la búsqueda de otras vías para poder afrontar las necesidades de la ciudad. “No puede ser que sobren 200 millones cada año y nos estén subiendo los impuestos. Eso no tiene ningún sentido”, lamentó el presidente de Confecomerç CV.

Noticias relacionadas

Un Comentario

  1. Eva Quintanar
    Oct 03, 2019 @ 13:00:49

    Estoy totalmente de acuerdo, espero que estas declaraciones y peticiones, resuenen en el ayuntamiento, bastante tenemos los pequeños comercios para luchar hoy en día como para que nos hagan pagar más.
    Como pequeño negocio creo que damos vida a las calles de una ciudad y lo que tendría que hacer el ayuntamiento es cuidarnos, no ponernos palos en el camino que eso ya lo encontramos en el día a día.

    Reply

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter