¿Qué son las políticas económicas?

Políticas económicas: ¿qué son y cuáles son sus objetivos? 

Para entender qué son las políticas económicas en su conjunto se deben estudiar las maniobras en función de los efectos económico-financieros. Así como su impacto en la situación sociopolítica. La política económica es la disciplina que estudia los efectos de la intervención del organismo público (Estado, banco central y diversas autoridades) dentro del sistema económico. Y que tienen como fin desarrollar intervenciones diseñadas para cambiar la tendencia de las variables económicas y lograr los objetivos marcados.

¿Qué son las políticas económicas?

Las políticas económicas comprenden las medidas con las que se influye y configura el orden económico de un país. Así como los procesos y estructuras de las acciones y decisiones que toman las autoridades responsables de la dirección del mismo. Las políticas económicas se refieren a todas las actividades políticas y asociativas, además de a las medidas gubernamentales que tienen como objetivo regular el proceso económico. Igualmente, buscan influir directamente en los procesos económicos. En caso de fallo del mercado, las medidas de política económica pueden usarse como correcciones.

Para implementar de forma adecuada las medidas de políticas económicas, se puede plantear un catálogo sistemático de preguntas: ¿quién, por qué y cómo? Los elementos básicos característicos de la política económica se basan principalmente en eso. La dirección de las medidas de política económica es el ‘por qué’, las medidas o medios de política económica en el sentido instrumental en sí mismas el ‘qué’ y el portador de la política económica, es decir, el actor de las medidas ‘quién’.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Objetivos de la política económica

La política económica debe derivar sus objetivos de los valores sociales. Por lo tanto, los objetivos de las políticas económicas pueden verse como subobjetivos de valores fundamentales. Se formulan en declaraciones gubernamentales, pero también, por ejemplo, en leyes y resoluciones parlamentarias. Los objetivos de política económica más importantes son: pleno empleo, estabilidad de precios, crecimiento económico y equilibrio externo. Así como también evitar la deuda externa, distribución justa de la renta y la riqueza y preservación del medio ambiente natural.

Los objetivos de la política económica pueden relacionarse con valores sociales básicos. Por ejemplo, el pleno empleo afecta al valor básico de la seguridad, pero también el objetivo de la libertad, ya que el desempleo involuntario representa una pérdida de libertad material. La estabilidad de precios, por otro lado, se relaciona con los valores de justicia y seguridad, ya que la inflación cambia la distribución del ingreso y la riqueza en detrimento de los ahorros y crea incertidumbre económica.

Características principales de la política económica

La economía debe responder con total efectividad a las medidas fiscales y monetarias por las que está conformada. Para ello, es necesario tener coherencia, una buena organización y coordinación de todas las medidas para poder alcanzar así los objetivos propuestos. Toda política económica se caracteriza por un conjunto interdependiente de propósitos, objetivos, instrumentos y medios de control:

Los objetivos representan la razón de ser de las políticas económicas. Entre los propósitos esenciales podemos citar: mejorar el nivel de vida, mejorar la calidad de vida, reducir las desigualdades, justicia social, solidaridad nacional, etc.

Los pasos que conducen a las metas. Se refieren a las principales variables económicas (crecimiento, empleo, inflación, etc.). Ejemplos: la tasa de crecimiento del PIB más alta posible, la tasa de inflación más baja posible, etc.

Los instrumentos representan los medios que permiten alcanzar los objetivos. Dos instrumentos son utilizados de manera coordinada por las instituciones públicas: el presupuesto estatal y la moneda en circulación.

Las herramientas de control permiten evaluar la eficacia de las políticas económicas. Los resultados de cualquier política económica deben evaluarse frente a los objetivos establecidos.

Tipos de política económica

Las políticas económicas pueden ser acciones a corto o largo plazo. Distinguimos entre dos amplias categorías de política económica:

1. Políticas económicas generales

Se trata de gestionar la situación económica a corto plazo, bien relanzando la actividad económica cuando experimenta una ralentización temporal o bien combatiendo el sobrecalentamiento si la economía marcha a toda velocidad. Entre estas políticas podemos encontrar la política fiscal que implica aumentar o reducir el gasto público para reactivar o frenar la actividad económica, así como reducir impuestos para reactivar la actividad económica. La política de empleo que promueven la creación de empleo y aseguran la renta de los desempleados y la política monetaria para relanzar la actividad económica a través de una política monetaria expansiva.

2. Políticas estructurales

Se trata de modificar profundamente las estructuras económicas y sociales de una economía (política sectorial, política industrial, etc.). Las políticas estructurales forman parte de una perspectiva a largo plazo. El medio para lograrlo es actuar sobre las estructuras económicas del país. El objetivo es transformar la forma en que funciona el sistema económico. Las medidas tomadas o puestas en marcha afectan a los más variados campos: educación, salud, medioambiente, industrias, protección social, ordenamiento territorial y energía, entre otros.

¿Quién aplica las políticas económicas?

Las políticas económicas normalmente están a manos del gobierno de turno de cada país, quienes son los responsables de tomar las decisiones y ordenar las actividades propias de la economía. Es por ello que las problemáticas que puedan existir en materia económica dentro de un país, en gran parte, se debe a la responsabilidad de los gobiernos de turno y la mala administración de políticas económicas. Esto puede generarse a través de una mala administración, políticas económicas erróneas, abuso de poder y corrupción, etc.

Por otro lado, también existen quienes consideran que las políticas económicas no deben existir propiamente dichas. O bien, que estas no intervengan demasiado en las transacciones o negocios que realizan los individuos de una nación. Ya que la economía o el mercado suele regularse solo. Por lo tanto, las políticas económicas que buscan controlar y regular el mercado se deben llevar a cabo con un gobierno estable y sin ansias de poder, ya que, de lo contrario, puede usar esas políticas para favorecer a ciertos sectores o a sí mismo con la creación de monopolios.

Principales políticas económicas en España

Hasta el inicio de la pandemia de covid-19, España estaba experimentando una sólida recuperación rica en empleo y había mejorado su capacidad de recuperación tras la crisis financiera mundial. Con un patrón de crecimiento más equilibrado, un sector financiero más saludable y una menor participación en la economía. El impacto de la crisis ha sido más severo. La alta proporción de pequeñas empresas y el empleo temporal también hizo que España fuera más vulnerable.

Las medidas rápidas y extensivas de apoyo a los ingresos y la liquidez mitigaron el impacto económico y social de la pandemia. Las autoridades tomaron amplias medidas económicas y sociales para proteger a los grupos vulnerables a través de garantías para el suministro de servicios básicos esenciales, aplazamiento del pago de alquileres, préstamos e impuestos hipotecarios y personales, prohibiciones de desalojo, congelación de alquileres y un nuevo programa de ayudas al alquiler.

Royo-group-coleccion

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.