El fondo de comercio de Santander UK pierde 1.500 millones de euros

La entidad avanza en diversidad de género, con el nombramiento de dos mujeres para cargos de responsabilidad

Banco Santander ha anunciado, tras la reunión de su consejo de administración, la revisión del fondo de comercio adscrito a Santander UK, que arroja un deterioro de 1.500 millones de euros. En un comunicado, la entidad financiera justifica este deterioro en el cambio del entorno regulatorio que obliga a los bancos a separar el negocio de banca minorista de la de inversión.

Otras causas de este deterioro son, afirma el banco, la incertidumbre generada por el brexit. El apunte contable del saneamiento se realizará en las cuentas del tercer trimestre y asegura el comunicado que no tendrá impacto en el beneficio atribuido ni al valor de la acción.

La presidenta del grupo ha manifestado que “aunque las reformas que obligan a separar el negocio de banca minorista y el Brexit han afectado a la rentabilidad en Reino Unido, este mercado sigue siendo clave y estamos invirtiendo significativamente para mejorar nuestra posición competitiva y atender aún mejor a nuestros clientes”.

El consejo de administración de Banco Santander ha aprobado hoy el primer dividendo con cargo a los resultados de 2019 por un importe total de 0,10 euros por acción, que se abonará íntegramente en efectivo a partir del próximo 1 de noviembre.

Además, el consejo ha confirmado su intención de mantener un porcentaje del beneficio atribuido ordinario del 2019 que se dedica al dividendo de entre el 40% y el 50%, y que la proporción
del dividendo en efectivo sea al menos de la misma cuantía que el año pasado.


El consejo de administración aprueba la incorporación de una nueva consejera independiente y una responsable de cumplimiento


Por otro lado, la comisión de nombramientos de Banco Santander ha propuesto la incorporación de Pamela Walkden como consejera independiente. La banquera británica ha ocupado durante más de 30 años puestos de responsabilidad en el sector financiero. Ocupará la vacante que deja Carlos Fernández.

Sobre el nombramiento de Pamela Walkden, Ana Botín aseguró que “aportará mucha experiencia financiera complementaria con el consejo actual, ya que tiene una larga trayectoria en el sector bancario en puestos directivos de negocio y control. Además, Pamela como británica y mujer añade diversidad, lo que representa una de nuestras fortalezas más relevantes y un aspecto clave para el éxito de cualquier consejo de administración en el entorno actual”.

El consejon también aprobó la designación de Marjolein van Hellemondt-Gerdingh como responsable de Cumplimiento del Grupo, que se hará efectivo una vez que se obtengan las aprobaciones regulatorias. Holadesa de nacionalidad, ha trabajado en diversas compañías financieras y asseguradoras.

Suscríbete a nuestra newsletter