La exposición se podrá visitar del 26 de septiembre al 27 de octubre

Los Premios Cañada Blanch reivindican la serenidad del arte frente al estrés digital

Comisariada por Ricard Silvestre y bajo el título "Tempus quietare", pretende ser una mirada crítica al "vagabundeo intelectual de la digitalización hiperexcitante"

El jurado del Premio Cañada Blanch 2018 con la obra ganadora de José Antonio Orts. | E3

Tempus quietare es el nombre de la exposición que reúne las obras presentadas al Premio Col·lecció Cañada Blanch 2019, que se inaugurará el próximo 26 de septiembre en el Centre Cultural La Nau de la Universitat de València. A través de este título, Ricard Silvestre, comisario de la VI edición de los Premios, reflexiona sobre la temporalidad e intemporalidad del arte, la importancia de la percepción del mismo y de la serenidad de su contemplación.

Silvestre ha convertido la exposición en una mirada crítica a la era digital y de la multitarea cuya consecuencia más directa es, en sus palabras, “un vagabundeo intelectual” y una “digitalización hiperexcitante” con la creación de espectadores ‘’ausentes, fugaces y sin mirada’’ así como “la confección sistemática de un tiempo sin contemplación”, según explica el comisario.

El comisario ha declarado que el arte ‘’no se basa solo en recibir imágenes’’, por eso crea este espacio donde se asienta una colección en la que debatir ‘’los síntomas de nuestro tiempo’’, pero también donde disfrutar de la creación artística contemporánea. La exposición reivindica la necesidad de una voluntad contemplativa por parte del espectador. Se trata de perseguir la experiencia estética en un tiempo de quietud y sosiego, donde el público ejerza todos los sentidos y conecte desde su bagaje con la obra presentada.

La exposición cuenta con la participación de 18 galerías de la Comunitat Valenciana, entre las que se encuentran Galeria Thema, Plastic Murs,  Espaivisor, Luis Adelantado, Rosa Santos y Galeria Benlliure. Cada una de ellas ha presentado obras pictóricas, escultóricas, fotográficas o audiovisuales que estarán expuestas hasta el próximo 27 de octubre.

El galardón está dotado de 7.000 euros y la obra seleccionada pasará a formar parte de la colección de Fundación Cañada Blanch. Un jurado compuesto por representantes del ámbito de la cultura, así como de las entidades organizadoras serán quienes se encarguen de tomar esta decisión.

Suscríbete a nuestra newsletter