La información económica de los líderes

Tiene una gama de 20 colores de media por cada componente de las zapatillas

Manic Custom saltará a Madrid y València con sus zapatillas personalizables

La empresa de calzado 'made in' Elche seguirá abriendo establecimientos para ganar "el músculo económico" que le permita apuntalar su negocio digital

Zapatillas de Manic Custom

Después de casi un año en funcionamiento, Manic Custom, la empresa ilicitana que ofrece zapatillas personalizables al detalle, quiere apoyarse en la venta física para conquistar el digital. Con una cierta implantación ya en Barcelona, ahora buscan dar el salto a València y Madrid y expandir su red de tiendas para dar a conocer el producto, ser más rentables y adquirir capacidad de inversión.

Manic ofrece zapatillas bajo la premisa de que el cliente, al menos en lo que a colores se refiere, siempre tiene la razón. Su calzado admite un elevado grado de personalización cromática de cada uno de los componentes que conforman la zapatilla.

Ya en el nombre de la marca se alude a esta característica, que es su seña de identidad. “Manic, de maníaco, viene un poco a sintetizar el fanatismo de la gente que se obsesiona con las nuevas tendencias, a la que le gusta la moda y lo vive”, mientras que el segundo término se refiere a “la obsesión por la personalización, por ser tú mismo, por querer ser diferente, por querer tener algo que nadie tiene”, explica Javier Romero, fundador de la startup.

La empresa de confección y comercialización de zapatillas posee, además, una línea totalmente vegana en la que ninguno de los componentes de las zapatillas contiene materiales de origen animal. “Hoy en día hay muy buenos productos que son imitaciones de la piel”, apunta Romero. “Creamos la línea vegana porque sabemos que hay un público que vive con esos valores”. Según comenta, el debate de llegar a producir de forma íntegramente vegana está encima de la mesa.

Mientras terminaba sus estudios de marketing digital en Madrid, en la cabeza del emprendedor empezó a gestarse la idea de llevar a otro nivel la empresa familiar de fabricación de zapatos de su padre. “Surgió la idea de crear un ecommerce del calzado que fabricaríamos nosotros”, relata. “Lo siguiente fue pensar cómo diferenciarme de tanta competencia como hay en el mercado actual”, añade.

javier-romero-manic

Javier Romero, CEO de Manic Custom.

La empresa ha crecido en el último trimestre a razón del 20% cada mes. El hecho de que la propia empresa familiar, Canvases&Slippers, sea experimentada en el sector les ha otorgado una importante ventaja que se traduce en precios muy competitivos y solvencia en cuanto a calidad de producto y servicios, además de la capacidad de obtener buenos márgenes de beneficio.

En cuanto a los proveedores, la filosofía es abastecerse de productos nacionales. Excepto uno, todos los suministradores de tejidos de Manic Custom son españoles, la mayoría de ellos, fábricas de la provincia de Alicante. “Nos garantizan un buen servicio y calidad”, asegura el director de la organización, que ensalza a Elche como “un icono del calzado a nivel nacional e internacional”.

¿Qué aspectos se pueden personalizar?

De momento, cuentan con dos modelos personalizables, pero la idea es que al final sean más. Con una gama de 20 colores de media por tejido, se puede personalizar el color del corte, de la franja, la lengüeta, el ribete, la cordonera, los ojales o la suela, entre otros componentes.

Además, se pueden introducir un máximo de tres iniciales que pueden ser letras o números. Según revela Javier Romero, pronto introducirán nuevas texturas dentro de cada modelo. Queda pendiente también la posibilidad de poder plasmar ilustraciones y diseños en el tejido: “Está planteado más a futuro porque el coste de ese zapato sí que se incrementaría bastante al ser la elaboración mucho más costosa”. Según asegura Romero, la intención es lograr que la personalización sea prácticamente ilimitada.

El rol activo del público

En la elección de los modelos que lanzan al mercado tiene un papel esencial el propio público objetivo. La primera colección que se comercializó surgió a través de encuestas a amigos en grupos de Whatsapp. “Al final conseguimos una aportación de 400 personas, que no está nada mal”, cuenta Romero. Para la colección de verano 2020, en la cual están trabajando, la participación se ha elevado hasta las 1.500 personas.

“Estamos muy satisfechos con la aceptación de nuestro producto dentro de nuestro público, sobre todo en Instagram. Lo hicimos a través de stories en los cuales proponíamos varias combinaciones para cada modelo y la gente elegía”, ilustra.

Inicios

“Nos costó arrancar porque queríamos introducir algo bastante atrevido”, confiesa Romero, que destaca la gran inversión realizada en la página web, especialmente en el personalizador online, la piedra angular del modelo de negocio.

personalizacion-zapatillas-manic

Personalizador web de Manic.

“Crear una marca es muy complicado y más en moda, donde las grandes marcas invierten cantidades enormes en publicidad con las que nosotros no podemos competir”, asume. La alternativa, asegura, es “tratar de crearse un hueco en el mercado ofreciendo un producto de calidad”, pero también apostar por la fidelización de clientes.

Momento actual y planes de futuro

Barcelona es el principal punto de implantación de Manic Custom, con cuatro tiendas operativas, y ahora están a punto de dar el salto a Madrid. Aunque aún no han abierto ninguna tienda en la Comunitat Valenciana, Romero revela que va a ser una de las propuestas clave a partir de la temporada de invierno. Además, en septiembre tienen planeado ir en busca de financiación privada.

El canal offline supone actualmente entre el 65% y el 70% de las ventas de Manic Custom. Su CEO resalta que al principio no tuvieron en cuenta la venta en tienda física, pero han advertido que todavía es un canal imprescindible y que, con las nuevas tecnologías, también permite innovar en cuanto al servicio. “A veces nos obsesionamos con que todo funciona a nivel digital y no es así. De hecho, nos hemos dado cuenta de que actualmente estamos facturando más en las tiendas físicas que online”.

Subraya que la inversión constante en publicidad que requiere internet supone una rentabilidad menor que en las tiendas físicas: “Nuestra idea principal de futuro es el mercado digital, pero las tiendas físicas nos han aportado el músculo para seguir incrementando la facturación mensualmente y poder afrontar una inversión mayor que la que hicimos en su día”, explica.

Aunque en las tiendas aún no tiene cabida la personalización, están explorando la idea de instalar un tótem en la tienda”, una tablet en la que la gente pueda personalizarse el producto allí mismo. La personalización en tienda también ayudaría, apunta, a que los clientes dispongan físicamente de las muestras de colores para evitar discordancias de color entre los tejidos reales y la visualización en pantalla.

zapatillas-manic

Zapatillas Manic Custom.

“No solo tienes que invertir en atraer gente a tu página web, sino en darle repercusión a la marca que has creado para que conozcan un producto nuevo y además lo compren. No es como en un marketplace, que son tiendas multimarca donde la gente ya conoce el producto y se centran en dar un buen servicio de ecommerce”, advierte Romero.

En cualquier caso, en Manic Custom no descartan entrar en un marketplace, siempre que puedan encargarse ellos mismos de la distribución. A medio plazo, quieren dar el paso hacia la internacionalización y entrar en mercados en lo que saben que funciona su tipo de producto.

El vulcanizado

Manic Custom fabrica sus zapatillas mediante vulcanizado, el cual permite establecer una fuerte unión entre el tejido y la suela. Para ello, introducen goma derivada del caucho en formato de grano en unos moldes de aluminio a 180 o 200 grados, lo cual hace que la goma se adhiera directamente al tejido del zapato. Respecto a otros modos de fabricación como el pegado o el montado, esta técnica genera una goma más flexible y resistente, capaz de volver a su sitio al ser doblada y sin agrietarse. Esta, al adquirir un estado líquido en un momento determinado del proceso, llega a formar parte del tejido al infiltrarse en sus microporos.

Suscríbete a nuestra newsletter