La información económica de los líderes

Las cifras continúan bajo mínimos, salvo excepciones

El mercado de compraventa de vivienda nueva no despierta este año tampoco

Un informe de la tasadora Euroval revela que la tendencia este año se mantiene y que sólo nueve municipios registran el centenar de unidades por año

Alicante es uno de los municipios que presenta mayor dinamismo en la compraventa de viviendas. | Foto: Armennano.

La recuperación del sector inmobiliario no pasa por la vivienda nueva. Pasan los años y la recuperación económica parece que se aferra a la segunda mano. En una provincia donde este sector es clave para su economía y empleo, las previsiones no son halagüeñas. La compraventa de viviendas en Alicante está experimentando una suerte desigual y en 2019, se seguirá la tónica de ejercicios anteriores.

Un informe de Euroval, una de las tasadoras del top 10 nacional y con sede en San Juan, revela que el mercado de la compraventa tiene dos claros ritmos. El primero es el de la vivienda usada, que vive en un escenario ascendente y está dinamizando la provincia de Alicante. Sin embargo, el de vivienda nueva parece vivir una hibernación que se prolonga en el tiempo.

euroval-vivienda-usada

Fuente: Euroval

El estudio hecho por Euroval se basa en más de una treintena de municipios alicantinos. “Las compraventas que aquí se recogen suman 5.112 para vivienda nueva, y 39.079 para usada, en 2018, con un incremento, respectivamente del 10,5 por ciento y el 11,3 por ciento, en relación al año anterior”, apuntan. “Las diferencias los mercados de vivienda usada y nueva son muy sustanciales, tanto en el número de transacciones como en precios. Por los datos agregados que se tienen la dinámica sigue en general en 2019”.

Las excepciones

De los datos, se observa que las ventas de vivienda nueva se concentran especialmente y hay sólo nueve municipios, donde se sobrepasan las 100 viviendas vendidas en algunos de los dos años. Son: Torrevieja, Alicante, Pilar de la Horadada, Elche, Guardamar de Segura, Benidorm, Callosa, y Rojales, en orden de importancia. Para Euroval, los municipios que apuntan un mayor dinamismo son Alicante, Torrevieja, Elche, Pilar de la Horadada, y Guardamar.

En cuanto a la vivienda usada el panorama es muy diferente, pues también se concentran las ventas en unos pocos municipios, aunque con volúmenes mayores, pero hay más diversidad espacial en las ventas. Con más de 100 vendidas en algunos de los dos años, tenemos Orihuela, Alicante, Torrevieja, Pilar de la Horada, Elche, Guardamar, Benidorm, Rojales, y Santa Pola, en este orden de importancia. En el mapa puede observarse, según se indica la evolución en estos dos años que considera la sociedad de tasación y valoración.

euroval-vivienda-usada

Fuente: Euroval

Los mapas muestran claramente lo ocurrido en estos dos últimos años en la provincia. Hay algunos datos que visibilizan esa disparidad de movimientos. En 2017, por cada vivienda nueva que se transaccionaba en la ciudad de Alicante, se vendían 10 usadas. El año pasado esa relación fue de una a 9. En Elche, la proporción era menor; pero significativa: por cada vivienda nueva, se daban salida a 6 en el mercado en 2017. En 2018, la relación fue de 1 a 5.

Contexto

El pasado junio, la empresa presentó su Informe de Coyuntura, un ejercicio que hace en el ámbito nacional. La diferencia es que ahora el background es más completo con medio año recorrido -al menos, en datos. Así parece que el optimismo quede enmarcado en el mercado de la vivienda usada.

Recordemos que el documento cifró en “el 90% de transacciones inmobiliarias a nivel nacional en la actualidad se realizan sobre vivienda usada. De esa manera, se recupera el nivel de operaciones de este tipo de vivienda, que en 2019 superarán las 500.000, números que no se registraban desde 2005. Los precios, que también se han vuelto a ajustar, están ahora en una media cercana a los 150.000 euros, cifras similares a las de hace 14 años”.

Respecto a los precios, cabe destacar que el informe ponía de manifiesto que la cosa iba por barrios, es decir, que la dinámica de actividad económica, población, demanda local y foránea estaban siendo los marcadores claves en los precios de la vivienda. Así se daba aumentos sustanciales en los últimos cuatro años en ciudades como Madrid con un 23% o Barcelona con un 22%, seguidas de Baleares 18%, Las Palmas 18% o Málaga 17% de incremento; y otras zonas donde los precios evolucionan muy lentamente, o a tasas que continúan siendo negativas como en Segovia -7%, Soria -5.6% o Cuenca -5%.

Los últimos datos facilitados por el INE indicaban que la compraventa de vivienda nueva creció en Alicante y Valencia, pero cayó cerca del 72% en Castellón en junio con respecto a 2018. En datos generales, la Comunitat Valenciana registró un descenso del 10,7% con respecto a mismo periodo del año anterior. En el caso de la vivienda nueva, la bajada es del 6,99 %, y en la de segunda mano del 10,89%.

En Alicante, la cifra global mostró una bajada del 6,08 %, a pesar que las transmisiones de vivienda nueva aumentan un 8,05 % ( 510 en 2019 y 472 en 2018), la de segunda mano experimentó un descenso del 8,37 %.

Suscríbete a nuestra newsletter